S?bado, 28 de julio de 2007
Pulso tenebroso
que vuelas a las entra?as mismas de las ra?ces,
al alimento sereno de la humedad y de la piedra,
yo soy hijo del barro, yo he surgido de sus deseos.
Hoy desprecio y arrojo mis palabras
como dados contra el Universo
y repudio la herencia de los h?roes,
para solamente ensalzar la duda de los hombres.
Padre m?o, pisoteado barro,
quiz?s el fuego no cumpla sus promesas
y alguien retorne a las rojas nubes
el exiliado azul de sus aguas.
Quiz?s la mano que dibuja las sombras
abra la extra?a sima de los d?as
y sus negras palabras.


Como un pergamino arrojado al misterioso tiempo
de cuando no exist?a el fuego,
la aurora no volver? a albergar
la quebrada maravilla de la esperanza,
y t?, luz, limpio coraz?n
para ver m?s all?
de las p?ginas despose?das del horizonte,
dile a la memoria que ella ha sido
la tumba de mis ojos,
y tambi?n dile a mi boca
que en ella ha dormido la ci?naga de sus cuencas,
condenadas a la oscuridad de las l?mparas.
Padre m?o, erosi?n, anatom?a,
descansa en mis yemas
como lo hace mi nombre,
el mismo que ha pronunciado mi hijo
al jugar con sus cenizas.




( POEMA DEL LIBRO LAS FRONTERAS. EDITORIAL CALAMBUR)

Miguel ?ngel Mu?oz Sanju?n

Tags: ESPAÑA, POESIA, FRONTERAS, CFENIZAS, PADRE, HIJO

Publicado por ChemaRubioV @ 19:35  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios