Jueves, 16 de agosto de 2007
Antonio Lucas lanza su segunda apuesta po?tica, ?Lucernario?




ANGEL VIVAS

MADRID.- La promoci?n po?tica m?s joven, la que protagonizar? el siglo que viene, se definir? por el eclecticismo. Antes que matar al padre, prefieren recoger la abundante cosecha de las ?ltimas d?cadas. As?, al menos, lo proclama Antonio Lucas, uno de sus componentes.

?Nosotros no reivindicamos a capa y espada unos nombres?, dice Lucas. ?A m? me gusta Gil de Biedma y adoro a Louis Aragon; me entusiasma Tristan Tzara, y me gustan tambi?n Aleixandre, Bouso?o, Brines, Valente...Hay una efervescencia feroz en este fin de siglo. Lo dec?a recientemente Guillermo Carnero: no hay una est?tica ?nica, sino una estela tan rica que tenemos el terreno muy abonado para extraer de cada est?tica un nuevo camino?.

Antonio Lucas, que fuera acc?sit del Adonais con su primer libro (y que no deja de reconocer ?el honor que supone estar en esa n?mina?), acaba de publicar Lucernario (DVD Ed.), ?un libro hecho a golpe de patadas en el est?mago, en un inquietante proceso de escritura?. ?No tiene?, a?ade, ?un estricto sentido unitario, pero s? un hilo conductor oscuro que ordena unos poemas escritos sin premeditaci?n. El motor que mueve el libro es una especie de velado sentimiento tr?gico; el amor y la soledad son los dos temas que m?s habitan los poemas?.

En un proceso que no es inhabitual, Antonio Lucas (Madrid, 1975, periodista y colaborador de EL MUNDO) ha moderado su expesi?n, su imaginer?a en concreto, en este segundo poemario. ?El anterior era m?s exhibicionista, era el estallido fulgurante de la palabra. Aqu? se busca la luz del fondo, como sugiere el t?tulo. Y confirma que el primero propon?a un camino distinto, la recuperaci?n de una tradici?n?.

Esa tradici?n es la de cierto simbolismo o irracionalismo.
?Carlos Bouso?o dec?a este verano que ya se empieza a notar una vuelta a otro registro que, hasta ahora, estaba en la cuneta: la recuperaci?n del lenguaje, el retorno a la inquietud del verso. La poes?a de la experiencia, tan valiosa por otra parte, propon?a un tono narrativo, coloquial, que hac?a de la an?cdota una categor?a literaria. Se trata de que la est?tica sea otra forma de compromiso?.


CULTURA
Mi?rcoles, 8 de diciembre de 1999

Tags: EL MUNDO, ANTONIO LUCAS, ARTICULO, POESIA, ANGEL VIVAS, LUCERNARIO

Publicado por ChemaRubioV @ 12:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios