Viernes, 17 de agosto de 2007
Vientos muertos

De vigilias sin ojos ni costados,
de ara?adas estrellas y de dientes,
de cuernos, de contornos y de frentes,
yacentes son los vientos derrotados.

Pena el c?sped doliente derrotado
al peso de sus restos inclementes.
Yacentes vientos son. Vientos yacentes
de muerte sin descuido ni cuidado.

En pleno prado est?n. En pleno prado
imitan a las rocas y a los muertos
por lunas y roc?os socavados.

Asomo tras asomo me he asomado
a verlos, a llorarles los abiertos
manojos de latidos arrancados.

Y al verlos, coraz?n no me ha sobrado
para desearlos vivos y no muertos.
Mas muertos siguen, y descorazonados.


* * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





R?quiem por un mosquito
En complicidad con Ana Mart?nez Figueroa


Un mosquito mat? sobre un soneto
y para resarcir su infausta suerte
me obligo a cometer hasta dar muerte
al poema que exhibe su esqueleto.

Y a la empresa por un verso me meto
-ay, soneto, qu? ganas de tenerte
en mis manos, y verte y ya no verte,
parido de la pluma por completo!-

y, zumbando con m?s fragor que el galgo
y con m?s hidalgu?a que el hidalgo
-advierto: no es po?tico delito

decir que resta ya decir poquito-,
por otro verso confesando salgo
que un soneto mat? sobre un mosquito.

Tags: EL SALVADOR, SANTA ANA, SALESIANOS, taller de chema rubio, carta con K, miguel hernandez

Publicado por ChemaRubioV @ 11:12  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios