Domingo, 21 de octubre de 2007
PERO ESCONDIDAS Y CON EL POETA LIBRE RA?L RIVERO RECORDANDO

?Acaban de avisarme que he muerto/
lo anunci? entre l?neas la prensa oficial?.

Corr?a el a?o1991, cuando10 periodistas temerarios reenviaron al Dicta-Castro (Fidelito para su colega Gabriel G. Marqu?z) una carta firmada contra la intolerancia que se hace a diario en la Isla de Mart?.

El sello de los 10 Firmadores Intr?pidos no era seguro para sus vidas sino todo lo contrario, en cada uno hab?a una sangre desatada ante la injusticia de la palabra revoluci?n, siempre en boca del Burgu?s de Cuna y Emperador de la respiraci?n en contra de los pulmones, que son capaces de esnifar los esp?ritus voladores de las personas libres. Los 10 Seres Humanos acabaron condenados a 28 a?os de prisi?n por esas veinte palabras contra la historia fabricada desde la tiranosauria aut?rquica de un r?gimen que no se acaba.

Antes de conocer la c?rcel "el periodista indeseable"
sobreviv?a en el barrio del Vedado.
Este lugar lo guardo como un privilegio en mi memoria: a la gente amable de Centro Habana que me miraba sin abrir la boca ni pedir nada.Recuerdo las charlas paseadas con el Doctor ,y las cenas en casa de su prima con el coronel retirado, y la joven bailarina inteligente que es su hija, en la isla que no existe sin la presencia nada silenciosa del fot?grafo E. y su vista desaparecida.

Antes de llegar a Cuba, Ra?l Rivero era solo un nombre de poeta sin poemas en mi lengua. Eliseo Diego sobresal?a con sus in?tiles herramientas que yo utilizaba porque Pavel Crusc? fue mi compa?ero.
En el Vedado, ayer hubo fiesta .?l guaro se paladeaba en las viejas cantinas abiertas y sin d?lares que correr a falsificar para turistear
Los vecinos recordaban la ma?ana en que fue detenido el hombre que escribi? la nieve vencida.A golpe de arroz, sonrisas y caf?, en los muy antiguos soportales del Vedado, se alegran las calles en la anochecida silenciosa, cuando los vigilantes son pocos, y desganados, y se arriman queri?ndolo o sin darse cuenta, a la alegr?a que poco a poco se abre en aquella isla, que antes era de Mart?, luego de fidelito y ahora otra vez de las voces encontradas en Ra?l. ?Salud Maestro, por su premio ORTEGUIANO!

?LOS CUBANOS AUN CON INTERNET SECUESTRADO LE ESTAMOS AGRADECIDOS Y USTED LO SABE.!


Antes de conocer la fr?a muralla adentro de los ojos, el preso se encontr? con las mil muertes de Virgilio Pi?era, y se dijo: ?Acaban de avisarme que he muerto/ Lo anunci? entre l?neas la prensa oficial?.


Madrid a 26-Abril-20007

CHEMA RUBIO V.

Tags: VEDADO, RAUL RIVERO, CENTRO HABANA, periodista, poeta, marti

Publicado por ChemaRubioV @ 21:47  | ARTICULO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios