Martes, 06 de noviembre de 2007
Roberto Quesada A Iv?n Romero Mart?nez, el amigo, el embajador.



O?r o leer sin reflexionar es una ocupaci?n in?til Confucio. El Picacho, para quienes no saben o no son de Honduras, es un bello parque nacional ubicado al extremo norte de Tegucigalpa y ha sido afamado por poseer la mejor vista de la capital. En fecha reciente su otro atractivo es el Cristo del Picacho, un enorme monumento, realizado por el escultor hondure?o Mario Zamora en 1997, que vigila la ciudad y que puede verse desde diferentes puntos de Tegucigalpa. Antes del Cristo, ya exist?a en El Picacho, cuyo nombre oficial es Naciones Unidas, El Jard?n Confucio, es un hermoso parque dedicado al fil?sofo chino de propiedad universal, que incluye un hermoso monumento del mismo. Aunque tanto en la vida real como en el parque, Confucio es m?s viejo que Cristo, sin duda, al menos en Honduras, Cristo es m?s conocido que Confucio. Pero si hay algo en com?n que une a estos dos habitantes del Picacho, es su amor por la humanidad y la filosof?a del amor hacia los pueblos del mundo. Por cierto, si alguien sabe la historia de c?mo surge el Jard?n Confucio, le agradecer? me env?e la informaci?n. Algo que me llam? mucho la atenci?n en la alcald?a de Tainan, la cuarta ciudad en importancia de Taiwan, es el inmenso y elegante Confucio que lo recibe a uno en la entrada. Despu?s de Confucio nos atendi? el alcalde de Tainan, previo a sus palabras de bienvenida se present? un breve documental sobre el desarrollo de esta ciudad. Y luego el alcalde Hsu Tain-tsair dio un repaso hist?rico sobre Tainan. Cuando el alcalde brind? la palabra a aquellos que quisieran hacer preguntas o comentarios, le hice una que me inquietaba, sobre la veneraci?n o culto hacia el fil?sofo Confucio, nacido en China de tierra firme, y si los antagonismos pol?ticos perjudicaban las ense?anzas del maestro y si esa filosof?a confucionista ayudaba directamente al desarrollo de Taiwan. El alcalde no escondi? la emoci?n que le produjo la pregunta, y se extendi? con la respuesta ejemplificando con hechos y palabras la importancia de Confucio no s?lo para la elevaci?n espiritual de los taiwaneses sino tambi?n para el desarrollo econ?mico. Hizo ?nfasis en la moral de los gobernantes, en la honradez que debe prevalecer en los funcionarios de mayor y menor rango, de la dupla que es el secreto mayor para que Taiwan tenga su llamado Milagro: el trabajo a brazo partido de pueblo y gobierno. No es para menos el orgullo del alcalde de Tainan pues en los noventas cuando ?l tom? las riendas de esta ciudad, que inevitablemente a un hondure?o le recuerda las condiciones del r?o Grande que divide a Tegucigalpa y Comayag?ela, el Canal de Tainan era m?s una fuente de desconcierto que un orgullo c?vico. El canal hed?a de los desperdicios que se botaban all?, el agua era de color negro intenso y se parec?a m?s a una alcantarilla abierta. Vini?ndonos al presente y lo que pude presenciar (no se trata de ning?n cuento chino), ambos lados del canal est?n ahora flanqueados por ?rboles y plantas en flor, la gente rema sus botes en el agua y los amantes caminan por las veredas en la orilla. Lujosos nuevos edificios de apartamentos exigen cuantiosas rentas debido a que el canal se ha convertido en uno de los mejores sitios de reuni?n para la gente del pueblo. Cuando Hsu Tain-tsair fue elegido alcalde, tom? la determinaci?n de convertir a Tainan en el Kyoto de Taiwan, una ciudad que acuerpa la herencia cultural y el estilo de vida moderno. Hsu logr? su cometido a trav?s de una combinaci?n de iniciativas. Lanz? un plan de desarrollo urbano con el fin de crear sitios de ocio para los ciudadanos, trabaj? para conservar el medio ambiente y la vida silvestre de Tainan, y por encima de todo, Hsu quiso colocar a Tainan de nuevo a la luz de la publicidad. "De entre m?s de 200 ciudades en ambos lados del Estrecho de Taiwan, Tainan ha sido calificada como la N? 2 en cuanto a entorno social, y No. 6 por los servicios p?blicos", se?ala Hsu, oriundo de Tainan. El tambi?n ha expresado su deseo de "mostrar el lado diferente de Tainan, en vez de su usual imagen de tranquilidad". Bueno, no est? dem?s recordar que el primer Templo de Confucio de Taiwan fue construido en Tainan en 1665. Digamos que ese puede ser un ejemplo de lo que puede hacer un alcalde inspirado en la filosof?a confucionista, pero no lejos de all?, al cruzar el Estrecho de Taiwan, est? el coloso, la Rep?blica Popular de China. Y en fecha reciente China Popular lanz? una campa?a de educaci?n c?vica, siendo nada m?s ni nada menos que una iniciativa del l?der de la naci?n Hu Jintao. Se trata de ocho mandamientos dados a conocer por el presidente chino con el prop?sito de reinspirar a una sociedad que ha transformado a ritmo vertiginoso, los valores ?ticos tradicionales de las ense?anzas confucionistas. Los ocho mandamientos que se est?n dando a conocer en forma masiva en China Popular son: 1. Ama, no da?es a tu patria. 2. Sirve a la gente, no la abandones. 3. Defiende la ciencia, no seas ignorante. 4. Trabaja duro, no seas perezoso y no odies el trabajo. 5. Mantente unido y ayuda a los otros, no te beneficies a costa de los dem?s. 6. S? honesto y digno de confianza, no busques los beneficios a costa de tus valores. 7. S? disciplinado y cumplidor de la ley, en lugar de ca?tico y sin leyes. 8. Conoce la vida sencilla y las dificultades, no te sumes a los lujos y los placeres. No estoy urgiendo a los l?deres hondure?os, de todos los partidos, a que imiten a Taiwan ni a China Popular, no, solamente a que lean un poco, a que se acuerden de que tienen alma y que el poder es tan transitorio como la vida misma, y que ni todo el poder ni todo el dinero podr? salvarlos de convertirlos en lo que al final somos todos: polvo. Quiz? para nosotros no ocurra, a corto plazo (aunque debemos mantener la esperanza que a largo s?), el milagro de Taiwan, pero s? puede suceder el Milagro de Tegucigalpa: que bajen Cristo y Confucio del Picacho para inspirar a los po1?ticos hondure?os o que suban ?stos al Picacho a nutrirse alma y cerebro: a querer a su pueblo y a inspirarse en los libros que atesoran el conocimiento humano.


Nueva York, NY, 4 noviembre 2007. Aniversario de Mam? QEPD.

Tags: confucio, honduras, picacho, china polular, Taiwan

Publicado por ChemaRubioV @ 20:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios