Lunes, 12 de noviembre de 2007
Otras voces salen a la luz
Adriano Corrales, ed.
Poes?a
Ediciones Arboleda

Armando Rodr?guez B.
[email protected]

Nada m?s encomiable, pero al mismo tiempo ingrato, que ponerse en la tarea de compilar una antolog?a literaria. En verdad, si alg?n prop?sito cultural genera m?s sinsabores que satisfacciones, es arriesgarse a no morir en el intento de fungir como ant?logo.
No termina de llegar el producto a la librer?a, cuando ya se escucha la estridencia de los poetas no incluidos, la mordacidad de los cr?ticos (con raz?n o sin ella) y hasta la inconformidad de los antologados, que hubiesen preferido una letra m?s grande o una ubicaci?n de sus textos m?s cercana a la portada que a la cubierta posterior. En fin, este es un asunto complicado.
Por fortuna para la literatura, hay quienes est?n dispuestos a pasar por alto tales vicisitudes. Es el caso del poeta, narrador y ensayista Adriano Corrales, quien presenta a los cultores y amigos de la l?rica el libro Sostener la palabra / Antolog?a de poes?a costarricense contempor?nea , en cuya tapa aparecen los sellos de la Editorial Arboleda y de la Casa Cultural Am?n del Instituto Tecnol?gico de Costa Rica.
En este volumen de 320 p?ginas, pueden leerse poemas de 66 autores nacidos entre 1939 y 1986. En el pr?logo de esta primera edici?n, el compilador refiere, a los lectores, detalles del proceso de conformaci?n del libro y presenta necesarios apuntes sobre la poes?a costarricense desde una perspectiva diacr?nica.
En ese sentido, queda expl?cito que la estatura de autores como Brenes Mes?n, Azofeifa, Debravo, Grutter, entre otros grandes poetas, no garantizaba, hasta hace poco tiempo, una consolidaci?n del pa?s en el contexto literario de Latinoam?rica, a diferencia de otros pa?ses cercanos.
La reflexi?n sobre ese tema y una minuciosa observaci?n seguramente han llevado al compilador a colegir que la poes?a costarricense de los ?ltimos treinta a?os ha estado marcada por una renovadora y categ?rica cualificaci?n. Esto explicar?a por qu?, especialmente en la ?ltima d?cada, se mencionan, leen y consideran con seriedad creadores costarricenses en el exterior.
Un aporte significativo que ilustra la vocaci?n informativa y de consulta que caracteriza esta obra, es la menci?n que hace el ant?logo Adriano Corrales Arias, de la mayor?a de las selecciones po?ticas precedentes en Costa Rica.
De otro lado, al terminar de leer el libro queda claro que, corriendo el riesgo de las exclusiones, Corrales ha puesto el ojo en lo que ?l llama poes?a contempor?nea, t?rmino que aqu? no designa obligadamente un per?odo de tiempo, sino, m?s bien, la confluencia de una actividad intensa, plural, espont?nea, que no se ha limitado a la creaci?n.
Ello es, encarnado en poetas de m?ltiples tendencias y caracter?sticas, el estallido de una din?mica que incluye la promoci?n, los talleres, los festivales, los recitales y el destete de las editoriales oficiales a trav?s de la b?squeda y generaci?n de alternativas de edici?n.
Las antolog?as tienen un papel vitalizador y actualizante. He aqu? una de ellas en la que encontramos poetas propositivos, cerebrales, voluntariosos, pesimistas, surrealizantes, amorosos, reflexivos, desarraigados, existenciales, sentenciosos, mordaces, vitalistas, esc?pticos y hasta con tendencia a la marginalidad.
La tentativa que los convoca no es de car?cter cr?tico ni intenta ubicarlos en movimientos o tendencias espec?ficos.
Este libro quiere ser consultado para proporcionar una idea de lo que est? ocurriendo con nuestra poes?a y para invitar a imaginar lo que puede venir. Es un esfuerzo v?lido, tanto como lo es, en estas ?pocas, la voluntad de sostener la palabra.

Publicada en ?ncora, La Naci?n.

Tags: COSTA RICA, ADRIANO CORRALES, ancora, la nacion, arboleda, existencialista

Publicado por ChemaRubioV @ 18:00  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios