Domingo, 09 de diciembre de 2007
Oigo c?mo se ensanchan tus rodillas,
c?mo se agitan en un estribillo
de diminutas y ?cidas palmeras.
Y veo c?mo se percatan, pisan
desconsoladamente; c?mo van
a sortear el tacto del vac?o,
c?mo compiten por la misma sangre,
iguales y febriles, soportando
el pertinaz aliento de sus huellas.

Eres la voz a?n no construida
que un d?a entender? que me equivoco,
Sancho tan Sancho, tan incomparable.

Ven. Ven a practicar la vida. Ven
conmigo a teorizar sobre la muerte.

Aaron Garcia Pe?a


Pubicado por primera vez en la revista POESIA Y MANTA

Tags: HIJO, PIENSE, ALIENTO, CONSTRUIDA, VOZ, MANTA

Publicado por ChemaRubioV @ 21:56  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios