Lunes, 17 de diciembre de 2007
Abraxas toma un bus desde Washington hasta N. York que le cuesta 25 d?lares y tarda 4 horas en llegar. Un autob?s que cruza carreteras secundarias, y al otro lado de las ventanillas solo se ve la extensa l?nea nevada del horizonte.

A medio camino en una de las muchas paradas que hace el s?per bus, en una gasolinera en medio de un desierto de todo y alfombrado por las continuas nevadas del invierno, se baja no sin antes dejar en el asiento de la ventada, el libro para ?l sagrado de "todos los fuegos el fuego" y con ganas de volver a prender un cigarrillo que atufe un poco mas sus pulmones ya de por si bastante nicotinados deja atr?s su autob?s parado como un dinosaurio vencido pero todav?a de pie.
come un s?ndwich y una cocacola , como si de otro man usa se tratase , pero su pinta de extranjero estrafalario le delata, un abrigo le cubre desde el cuello hasta los tobillos, unas botas de media ca?a y suela de buena goma y relieves cuadrados muy apropiada tanto para caminar por los campos y zonas monta?osas, junto a su color entre asi?tico y patag?nico, de manera fulminante se sabe que Abraxas no tiene mucho que ver con aquel rinc?n del mundo por muy abraza -todos los seres humanos que quieran so?ar se acerquen a sus costas.

al subir de nuevo al bus, y mirar hacia las ?ltimas filas se da cuenta de que algo falla, o la marihuana que fumo de lactescente aun le perjudica. Se va acercando , y comienza a pensar que se equivoc? de bus , pero si solo hab?a dos, ...., y llega , pero mira para atr?s y adelante y a los lados del hombre negro ..., y claro lo que sobra es el hombre negro, la concha de su madre se dice en patag?nico silencio, ..., y se acerca al hombre negro que aun sentado es casi tan alto como el de pie,...,
-sorry, yo, ? speak spanish?
una sonrisa se desdibuja en su gruesa boca y sus ojos se r?en de par en par.
Abraxas se acerca, medio se sienta, y le dice:
- this books ,before is near in de windous ...
y sin dejarle continuar, el hombre negro e imponente le responde burl?n y con el cinismo de los vencedores en las guerras que nunca necesitaran para ello en ir a enfrentarse con los perdedores en las batallas.
-Not speak whit spaines
Abraxas , saca la caperuza de su pluma estilogr?fica y se la acerca a medio metro de su cara al tiempo que con cara de hombre que entra en las celdas de la locura, le grita-susurra :
-These seat is may, hostias.
Que comprendi?, no importa, pero desde luego, despu?s de cinco minutos de cambio de pareceres, Abraxas se sent? a escribir en su diario de la imaginaci?n que produce viajar en busca de la casa de Dylan en Port Chester.
ma?ana otro d?a seguir? con el relato. bay bye

Tags: EEUU, ABRAXAS, BUS, N YORK, NIEVE, RELATO

Publicado por ChemaRubioV @ 18:20  | RELATO .
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios