Martes, 25 de diciembre de 2007
LEGNA Y LOS ZAPATOS DEL REGRESO. Por: Ernesto R. del Valle*


LEGNA RODRIGUEZ IGLESIAS* [Camag?ey, 1984]. Poetisa y narradora: Estudia la especialidad de Teatro en la Escuela de Instructores de Arte Nicol?s Guill?n. M iembro de la UNEAC. y de la Asociaci?n Hermanos Sa?z. Ha publicado Querida lluvia [Edit. ?cana, 2002], Arroz con mango [Edit. ?cana, 2002] , Zapatos para no volver [Edit. ?vila, 2004]. La Edit. ?cana le ha publicado recientemente su poemario Instalando-me; el libro, que agrupa 45 poemas, evoca temas como las relaciones con la madre y el padre, el amor, la lluvia, la escuela, la fauna, y reflexiones acerca de la existencia humana.

Naci? en Camag?ey y en esa ciudad de llanuras y leyendas incre?bles ha vivido sus cortos a?os. Creci? entre matorrales, matas de magos, cocos, mara?ones y guayabas, Supo muy temprano de rimas y de versos en los Talleres Literarios por donde transcurri? su edad de estudiar. Ya adolescente su primer libro de poes?a QUERIDA LLUVIA [Editorial ACANA, 2002] la da a conocer como una autora de mucho pulso y fuerza imaginativa.

En mi ?ltima visita a Cuba, en el verano del 2002, me hizo una peque?a representaci?n teatral de lo que iba a ser su examen de direcci?n actoral en la Escuela de Instructores de Artes. NICOLAS GUILLEN y me sorprendi? la facilidad de palabras y lo moldeable de su interpretaci?n teatral.

ZAPATOS PARA NO VOLVER, [Edit. ?vila, 2004,] es un sencillo poemario con un total de veintitr?s poemas precedidos cada uno de ellos, de una llamada de atenci?n en que la autora quiere dar un alerta al lector de lo que le espera en la lectura del pr?ximo texto que en esencia nos anuncia una b?squeda de salida a las tantas interrogantes que hay en un adolescente enfrentado al mundo de los adultos. Poes?a definitivamente humana.

Con un estilo contempor?neo, que bordea el frenes?, nos encontramos ante una joven que sin pena alguna y casi a 'raja tablas' nos dice o grita en su poema



NENUFARES DE VERANO

'Me salieron pistilos
sobre este pubis
y tuve la tentaci?n de asombrarme
aquellos pistilos de Dios'.

Puede que haya m?s de un lector que tome estas palabras como blasfemia, pero cuidado, Legna ni tan siquiera asoma una oreja 'blasf?mica' en esta sorpresa que la vida le ha mostrado.

Y por eso nos alega con la m?s hermosa ternura:

'?me pregunto si los pistilos
podr?n acostumbrarse
a esa zona donde salieron?'

Y ya, rompe con el misticismo, ya hay una interrogante que la vida nos impone en nuestro crecimiento f?sico y espiritual. Todo en Legna es miedo, preguntas y una posible tristeza de ver perder su infancia para sumergirse en el universo de los adultos. Vean el final de este poema:

'?aunque la coherencia sea insuficiente
y lo posible es que yo contin?e triste
y los pistilos se doblen?'

A pesar de que la l?nea tem?tica se sustenta de principio a fin, a esa praxis necesaria en toda poes?a, el poemario como que falla en la estructura lineal de los textos de una factura totalmente libre.

Lectura dif?cil esta que nos invita al acercamiento de un estallido emocional al que Legna propone desde sus vivencias, desde su Universo adolescente en su desarrollo f?sico y mental. Como si recorri?ramos el largo y fascinante Laberinto del Minotauro.


EL MIEDO

Hay miedo en la barriga
en los botones del vestido
en la cara donde alguien me bes?
en las manos
en esa parte cuando el muslo desciende
hay miedo mientras duermo
mientras espero tener un hijo
o un perro o unos zapatos
hay miedo si es oto?o
y si es verano hay miedo agua caliente
y un perro y amigos solos
pero siempre hay p?nico de noche
cuando mi madre me pregunta c?mo estoy.

Creo esencial y valedera la circunstancia de que su poes?a vigencia la representaci?n de una ciudad que siempre ha sido Plaza de Poetas, ciudad cada vez m?s universal, m?s c?smica, a trav?s de la Literatura que escriben sus hombres y mujeres.

Escenario donde naci? el primer texto po?tico: Espejo de Paciencia, poema escrito en octavas reales en 1608 por el escribano del cabildo de la Villa de Santa Mar?a del Puerto del Pr?ncipe, Silvestre de Balboa, y que marc? el inicio de la fruct?fera carrera literaria en Cuba.

Zona de Leyendas y gordos tinajones que parecen 'aguijonear' la curiosidad de los visitantes en los rincones sombr?os de los jardines coloniales olorosos a albahaca, cilantro y azahar.

Tierra de Emilio Ballagas y Gertrudis G?mez de Avellaneda.

Llanuras infinitas por donde el verso recorre su luz y su misterio.

Escenario de enfrentamientos art?sticos donde

Guill?n con su poes?a,

Gonz?lez Allu? con su m?sica

Fidelio Ponce de Le?n con su pintura

Hacen de la tierra camag?eyana una de las m?s ricas estancias culturales de la Isla.

Leer ZAPATOS PARA NO VOLVER, de la joven escritora Legna Rodr?guez Iglesias, nos hace congraciar con lo l?rico, al que ella tan lucidamente nos hace llegar de manera tal sutil y alucinante.

Ernesto R. del Valle*
poeta del mundo:
http://www.poetasdelmundo.com/verInfo_america.asp?ID=3313

FOTO: LEGNA RODRIGUEZ IGLESIAS* Poeta del Mundo:
http://www.poetasdelmundo.com/verInfo_america.asp?ID=3403

Tags: joven, poetisa, cubana, busca, descalza, pistilosedios

Publicado por ChemaRubioV @ 17:00  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios