Viernes, 28 de diciembre de 2007
Me cito con Alberto Olmos un domingo del mes de febrero por el centro de Madrid. Alberto es agradable, educado, un poco t?mido, pero tambi?n curioso y despierto. Me dispara preguntas entre caf?s y cigarrillos. Resulta ser un gran conversador, adem?s de un lector compulsivo, un hombre entregado a la escritura y la lectura, un escritor comprometido con la literatura. Por lo dem?s, la entrevista que ahora presentamos es solo una muestra de alguno de los muchos temas que tratamos en aquella larga conversaci?n.

Alberto Olmos (Segovia, 1975), es periodista y escritor, autor de las novelas A bordo del naufragio, 1998, (Finalista del Premio Herralde), As? de loco te puedes volver, 1999 y la reciente Trenes hacia Tokio (Premio Arte Joven de Novela de la Comunidad de Madrid), una novela sobre Jap?n, pero tambi?n sobre la soledad, repleta de peque?as historias dibujadas con una mirada ir?nica y po?tica, que nacieron en el blog www.lacoctelera.com/hikikomori.

La visi?n de Jap?n en la novela siempre a trav?s de los ojos del David, el narrador- resulta un tanto fr?a. ?Has querido alejarte del exotismo intencionadamente o se trata de un recurso narrativo?


Cuando empec? a escribir el libro ni siquiera pon?a el nombre de las ciudades: me los inventaba. Tampoco afirmaba que alguien hablaba japon?s, sino que hablaba el idioma A. Esto lo hice, respondiendo a tu pregunta, precisamente porque quer?a alejarme del exotismo, no despistarme, no dejarme deslumbrar por el elemento tur?stico e ir a lo puramente humano. Luego, al poner los nombres y las denominaciones originales, me alegra comprobar por tu lectura que el libro no se ha vuelto demasiado colorista.



?Qu? inter?s tiene Jap?n para un occidental? ?Y para ti?


Por lo que siempre he visto, mucho. Ya sabes: comida, ropa, decoraci?n (sobre todo, los kanjis) est?n siempre de moda. Creo que eso obedece a que lo folcl?rico japon?s es mucho m?s elegante y sobrio que lo folcl?rico/tradicional de otros pa?ses.


Siempre has alternado la escritura period?stica y de viajes con la literatura. ?Encuentras alguna relaci?n entre estos campos? ?En tu caso se podr?a decir que la literatura se filtra en tus escritos period?sticos? ?Y al rev?s?


La diferencia que yo puedo establecer es la de que hay escritos que hago por dinero y escritos que hago por pasi?n. En los remunerados, trato de que se filtre la mayor profesionalidad posible; y en los apasionados procuro filtrarme yo mismo en cuerpo y alma.


La novela intenta sugerir por medio de la mirada del narrador. ?Es una manera de abordar la realidad? ?Crees que la realidad esconde un sentido que no solemos ver?


Considero, para empezar, que soy de los pocos que a?n creen en la realidad; esto es: que hay una realidad. Tambi?n creo en la gente normal. Luego, como escritor, trato de buscar una faceta de la realidad que me parezca interesante o, muy a menudo, perturbadora. Despu?s intento narrarla con la mayor impiedad y falta de pudor posible; y luego me sorprendo a m? mismo del mundo en el que vivo.



Creo que esta novela empez? siendo una escritura de relatos que fuiste colgando en tu blog, de manera que muchas personas ya hab?an le?do la novela o gran parte de ella. ?Hasta qu? punto los blogs influyen o pueden influir en la manera de escribir actual?


Bueno, creo que eso a?n est? por ver. En mi caso influy? como aliciente. Hab?a algunos lectores (muy pocos) y sus comentarios reclamando alguna historia m?s he de reconocer que me animaban bastante. En cuanto al estilo, tambi?n es posible que un blog promocione los textos cortos y todav?a m?s enfocados hacia el lector que la escritura tradicional.


Volviendo a Jap?n. ?Te interesa alg?n tipo de manifestaci?n art?stica de este pa?s: manga, cine, literatura, arte?


El cine, mucho. Haruki Murakami, algo. Y todo lo dem?s, de manera razonable. Pero antes de ir no estaba especialmente interesado en Jap?n.


Haber sido finalista del Premio Herralde con tan solo 23 a?os, ?es un peso o una motivaci?n?


Yo nunca pens? que hab?a quedado finalista del Premio Herralde: siempre pens? que hab?a publicado con Anagrama, dizque la mejor editorial de Espa?a. A?n hoy lo pienso. De hecho, en el caso de Trenes hacia Tokio no pienso que he ganado (oh) el premio Arte Joven de la Comunidad de Madrid, sino que he publicado con Lengua de Trapo, nuevamente la mejor editorial de Espa?a. Los premios son un poco de mal gusto.


?Hasta qu? punto es importante escribir aportando experiencias de uno mismo? ?Hay que vivir para escribir?


Creo que son dos preguntas diferentes. Hay que escribir aportando cosas de tu vida, pero no por eso has de alistarte como periodista para ir a Irak y ver ni?os despanzurrados. Yo creo religiosamente en los escritores que dejan su sangre (aunque decirlo as? suene algo fan?tico), en aquellos que escriben sobre lo que les duele; y, en el mismo sentido, descreo de los que se dedican a escribir novelas sobre lo que dice el peri?dico que nos preocupa a todos, que siempre son cosas que a nadie le interesan.


?Qu? es m?s importante para ti como escritor, leer, escribir o la experiencia personal? ?Hay otras influencias en tu escritura, cine, m?sica, arte, etc?


Mi experiencia personal, sin duda. Si ma?ana me hacen ministro de cultura, ten por seguro que escribir? una novela sobre un ministro de cultura, un ministerio de cultura o un presidente del gobierno. A tu segunda pregunta, honestamente, no s? qu? contestar.


?Piensas que la novela como g?nero literario est? agotado?


No, en absoluto. Es un g?nero que nos sobrevivir? a todos.


Tus novelas est?n escritas con cierta fragmentaci?n estructural. ?Cu?l es tu inter?s a la hora de abordar una novela en su estructura?


El hecho de que esta novela proceda de un blog es lo que hace que su estructura no sea ni siquiera lo que yo querr?a para una novela. La estructura, para m?, lo es todo, y trato siempre de crear una maquinaria novedosa, sorprendente, incluso arriesgada. En A bordo del naufragio se ve claramente. La idea es que, como novela, un texto no s?lo le llega al lector palabra a palabra (como sucede en el cuento) sino que hay un elemento modular que tambi?n tiene su efecto. Esa escritura pensando en m?dulos (en partes de la novela, vamos) es la que constituye la idea axial de mi concepto de estructura. Todo esto tiene su plasmaci?n real en mi pr?xima novela, que va sobre el talento.


?Crees que la realidad m?s moderna -tecnolog?as, publicidad, moda, econom?a- es algo importante para las novelas? ?Te interesa especialmente como novelista?


Creo que alguien, en todo tiempo, tiene que contar lo que est? pasando a su alrededor. Yo, por ejemplo, s?lo tengo inter?s en lo que pasa a mi alrededor. Me trae completamente sin cuidado la Edad Media, la Luna y Mongolia. Y si a mi alrededor veo un mundo donde las marcas comerciales delimitan de hecho el modo de pensar de la gente, donde la tecnolog?a se ha popularizado hasta convertirse en fundamental, y donde Internet est? creando nuevos tipos de relaciones humanas, lo normal, lo profesional y lo tentador (tambi?n) es contarlo.


?Qu? esperas de Trenes hacia Tokio?


Que guste mucho y me haga rico. Lo digo en serio.



?Puedes adelantarnos alg?n proyecto?


Ya coment? m?s arriba la existencia de una novela, escrita en paralelo a Trenes hacia Tokio, que trata sobre el talento. Me gusta mucho el libro, entre otras cosas porque supera por fin las 300 p?ginas (parece que no pod?a yo hacer mas all? de 200), porque no trata estrictamente sobre m?, porque exploto al m?ximo el elemento fabulador y porque, al estar ya escrita, no tengo que pensar en mi pr?ximo libro con el horror vacui habitual. Espero que me la publiquen muy tarde, la verdad.

Esta entrevista ha sido robada, a la revista DERIVA DIGITAL.
ella solo habla de literatura y cine .

Tags: deriva, digital, literatura, cine, cigarrillos, cafes

Publicado por ChemaRubioV @ 20:14  | ENTREVISTAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios