S?bado, 12 de enero de 2008
?URGE EMULAR A CABA?AS!




Hemos entrado a un nuevo a?o, que desde el primer d?a ha comenzado a distinguirse por los afanes politequeros de quienes, sin descanso, se dedicar?n en ?ste y el pr?ximo 2009 a procurar cada uno alcanzar el poder, no importando los fines o medios para ello, aunque est?n re?idos con la ?tica e integridad que enarbol? Jos? Trinidad Caba?as Fiallos, que este 8 de enero cumple 137 aniversarios de haber fallecido en Comayagua y 202 a?os de haber venido al mundo el 9 de junio- en Tegucigalpa. Por tal raz?n, creemos conveniente solicitar la contribuci?n de los medios de comunicaci?n para que nos ayuden con la urgente tarea de contribuir a que los hondure?os comencemos a reivindicar y emular a este pr?cer- el m?s honrado que ha producido Honduras y Centroam?rica; y que de esa manera se posibilite el rescate de los valores c?vicos, morales y espirituales, que tanta falta nos hacen para evitar caer en mayores y deprimentes niveles de corrupci?n. Que nos ayuden a hacer llegar al pueblo muchas cosas que se desconocen del m?s fiel y valiente soldado de Moraz?n, y que fue Presidente de Honduras y electo Presidente Provisorio de Centroam?rica en uno de los tantos intentos fallidos de reconstrucci?n de la Patria Grande. Que dichos medios contribuyan a que los hondure?os emulemos a ese paradigma del valor y la honradez, llamado con raz?n el Caballero sin Tacha y sin Miedo o el Bayardo de Centroam?rica, en rememoraci?n de otro pro hombre nacido en el Sureste de Francia hace varios siglos y que se llam? Pierre du Terrail, a quien se le denominaba con tales apelativos. En estos dos a?os en que estaremos siendo arrollados por la campa?a pol?tica vac?a de propuestas de verdaderos Estadistas- ojal? que quienes buscan el favor popular se identifiquen y sepan corresponder a aquella actitud de Caba?as cuando declin? recibir la pensi?n vitalicia que le otorg? el Estado de Honduras en mayo de 1851, mediante la cual ?l mismo quer?a contribuir con sus escasos recursos a ayudarle al Gobierno a realizar su labor. En tal ocasi?n pronunci? estas palabras inmortales:Y YO, QUE DESEAR?A TENER CUANTIOSAS RIQUEZAS QUE SUMINIS-TRARLE (AL GOBIERNO), a fin de que cubriese tantas y tan importantes atenciones a que no es posible acudir por falta de medios, ?c?mo habr?a de querer aumentar sus apuros grav?ndolo con aceptar una pensi?n?. Sentenci? adem?s:Todos los ciudadanos tenemos la m?s estrecha obligaci?n de ser ?tiles a la Patria, y defenderla cuando se ve amenazada de alg?n peligro; y, cuando hemos tenido ocasi?n de prestarle alg?n servicio se?alado no hemos hecho m?s que llenar nuestro deber... Luego agreg? que el Decreto del Organo Legislativo del 11 de mayo de 1851, mediante el cual lo condecor? con el t?tulo de Soldado de la Patria es un premio m?s que suficiente por los servicios que yo haya prestado, y que DEJA MI AMBICI?N SUPERABUNDANTEMENTE SATISFECHA, NO SIENDO DESPU?S DE ESTO DABLE QUE ACEPTE UNA PENSI?N. Estas palabras debieran estar esculpidas en la mente y el coraz?n de todos los hondure?os, y ellas solas debieran ser suficientes para mover la conciencia nacional para que, sin mezquindades que ofendan su memoria, le tributemos la justicia que hasta ahora le hemos negado y nos aboquemos, con verdadero patriotismo, a resaltar las acciones y principios que normaron su vida de hombre que con luz propia brill? al lado del otro gigante de nuestra Historia Centroamericana, Francisco Moraz?n Quesada.

Por Lic. Miguel C?lix Suazo, [email protected] Comit? Pro Restauraci?n Casa en que muri? Caba?as
Vice Presidente del Instituto Moraz?nico
Secretario General de la Fundaci?n Moraz?nica

Tags: CABAÑAS, morazan, centroamerica, honduras, politica, trinidad

Publicado por ChemaRubioV @ 12:00  | ARTICULO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios