Mi?rcoles, 16 de enero de 2008
He visto el dolor en los ojos cansados de un hombre
Desde el solitario balc?n me quedo con su historia.

Sal?a ayudado por otros brazos
y con el cuerpo insoportable casi deshecho
por la memoria insostenible de tanta vida
de tanta muerte entre dos ojos.

Del coche que venia de alguna parte
descendieron dos cuerpos diferentes en una sola direcci?n

-a diez metros esperaba la casa-

pero el tiempo es uno solo
para quien observa la vida de los a?os.
Finita la hora y sus minutos insondables.
Los minutos en la mu?eca se deten?an
en una recordada sombra de otro siglo.

He visto el dolor en los ojos cansados de un hombre,
paralizado,
pidiendo dos manos para cruzar la calle.
Y nadie de aquellos que intentaron llevarlo pudieron hacer olvidar solo unos metros.
La familia se reconcentr? cada uno seg?n su ley,
nombraron a dios y a la generosa alegr?a,
pero los huesos de los ?ltimos a?os del recuerdo
se quedaron en aquel jard?n desmoronado
por la prisa met?lica con ruedas
e inmoral de un encendido progreso.

He vivido su historia
y perdido la luz por aquellos d?as.
Desde el balc?n con un detestable cigarrillo
siento los ojos de un anciano sollozando
que a l?grima en grito
pide a la tierra sol en este invierno
y algo de PRIMAVERA para su jard?n.




Chema Rubio V.

Tags: JARDIN, cansado, progreso, muerte, primavera, familia

Publicado por ChemaRubioV @ 17:33  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios