Jueves, 14 de febrero de 2008

"La libertad de expresión es decir lo que otros no quieren oír"


 George Orwell. 


 




 
Algunas veces el problema no es de quien escribe, sino de quien no sabe leer. Otras no es del que sabe leer, sino del que cree que sabe escribir. Y ahora con las nuevas tecnologías cualquiera opina, cualquiera espina.Eso sí, que su espina opinada tenga alguna repercusión está por verse, como todo en la vida, los blogs también los hay prestigiosos y otros anónimos, mejor digamos los hay sinónimos, entendiéndose esto como inofensivos de tan pobremente visitados que son.

La internet no es solamente el paraíso de la libre expresión del
pensamiento sino también el lugar en donde muchos incrédulos se
apostan a ladrar creyendo que Sancho los escuchará y que se lo
comunicará de inmediato a su ídolo de ídolos el Caballero Andante.

Por eso internet se convierte en refugio de cobardes, combatientes con
espadas de cartón y guarida del anonimato.

Ahora, la internet bien utilizada y respaldada por el o los rostros que
arrostran cualquier situación anómala nacional o mundial, se convierte en herramienta de respeto tomar y de consecuencias sufrir. Y es allí donde esta nueva tecnología ha hecho temblar a muchas de las tradicionales, ha dado voz a los antes sin voz, y ha denunciado lo que otros han pretendido esconder. Uno de tantos ejemplos puede ser la publicación digital española rebelión.org, quien se ha visto envuelta en litigios con el prestigioso periódico español El País, con lo que se demuestra el nivel de importancia que ha alcanzado esta publicación virtual.

Según la enciclopedia virtual Wikipedia, esto es un blog: "Un blog, o en español también una bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. El término blog proviene de El término blog proviene de las palabras web y log ('log' en inglés = diario). El término bitácora, en referencia a los antiguos cuadernos de bitácora de los barcos, se utiliza preferentemente cuando el autor escribe sobre su vida propia como si fuese un diario, pero publicado en Internet en línea".

Sin duda que internet está desplazando varios negocios que
tradicionalmente han tenido cuerpo físico y ahora se van convirtiendo en algo como de cuerpo virtual, escuchado así es una especie de alma o espíritu, esa idea de algo que existe pero a la vez no o viceversa. Este es el caso de dos prestigiosas librerías en Nueva York que de la noche a la mañana han desaparecido de la calle 14, entre sexta y octava avenida. Lectorum, que dejó de funcionar como tal en octubre del 2007 y ha anunciado a sus lectores que reaparecerá en la internet, en donde se podrá comprar esa variedad de títulos que poseía y muchos más, solamente que le llegará al lector por correo tradicional una vez haya comprado a través del correo virtual.

La otra librería es la más antigua en lengua española que existía en Nueva York, la famosa Macondo, que se esfumó un mes después de Lectorum, que por más de treinta años fue atendida por su propietario, el colombiano Jorge Muñoz. Me comentaba don Jorge, ya cerca del cierre de la librería, que las cosas habían cambiado mucho y que mucha gente ahora prefería comprar libros a través de internet. La librería Macondo desapareció así como llegó, como un milagro, cerrada de repente y nadie volvió a saber de Don Jorge, me lo imagino así como personaje garciamarquiano perdiéndose en el confín de la calle 14 envuelto en un remolino de hojas de árboles y hojas de libros --teniendo de fondo el Empire State-- llevado por la emboscada virtual.

Recorded Books, la prestigiosa casa de libros grabados, en donde en el
2006 apareció mi libro La novela del milenio pasado, y recién acaba de
aparecer Big Banana, tiene una condición importante para que los libros puedan ser seleccionados para convertirlos en audiolibros, esto lo supe accidentalmente, pues recomendé a esta casa editora a un amigo escritor. Manuel Herrera, el director de la sección en castellano, me dijo que para grabar un libro tiene que ser de fácil acceso también en su edición de papel. Y por eso ellos consultan las más importantes librerías virtuales como amazon.com, barnesandnoble.com y otras, pues si los libros del autor no se encuentran allí, es casi un equivalente a que el escritor no existe. Y esto fue lo que sucedió con mi recomendado, aun cuando al editor le gustó mucho su novela.

En Honduras existen muchos medios alternativos: revistazo.com;
proceso.hn; honduriario.com; rds.hn; Hondurasthisweek; elparnaso.net; y muchos más. Además hay quienes ya los hacen representando sus pueblos o ciudades, es el caso de estos tres, seguramente habrán más pero éstos son los que yo conozco: angeldelvalle.com (de Valle de Angeles); ciudadcivica.com (de Olanchito); minasdeoro.info (de Minas de Oro).
También los medios tradicionales cuentan con sus ediciones virtuales. Sin olvidar a quienes hacen portales sobre Honduras sin estar en la patria, como Aula Virtual, de Miguel de Arriba, o el blog de Chema Rubio, para sólo dar dos ejemplos.

Y ya también hay muchos y muchas que tienen sus blogs, otros que acaban de estrenarlos y quienes están en proceso de la elaboración. En todo caso un blog sin promoción sirve de muy poco, es necesario estar constantemente no sólo actualizándolo y difundiéndolo sino recordándoles a quienes ya lo han visitado, que se tiene nuevo material. Visto así, no es tan fácil que digamos.

De todas maneras, blogs y portales hay de todos los gustos y colores, así como los hay de calidad y mediocres, útiles e inú, divertidos y aburridos, bien redactados y muy retardados. Están tan bien los que sirven para que su creador crea que es el más importante del mundo, o para que el propietario vierta sus neurosis y despotrique contra quienes envidia y estalle en santa amargura (éstos generalmente son anónimos, por tanto deben verse con mucha lástima, al igual que aquellos a quienes gusta enviar correos desde el anonimato).

En fin, como quiera que sea, la gente cada vez más quiere tener su blog o pertenecer a uno, o aparecer en algún portal internáutico, pues no estar blogueado es como estar bloqueado, y la mayoría de gente vota contra el bloqueo.


Nueva York, NY, 11 febrero 2008.
[email protected]



 
 


Tags: roberto quesada, honduras, bloqueado, librerias, n york

Publicado por ChemaRubioV @ 19:34  | ARTICULO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios