Jueves, 01 de mayo de 2008
todo el fuego

que me queda,

se reduce a la cabeza

de una cerilla por encender.

** * *

entregarse

a la ira ciega,

y erigirse en la supremacia del animal

que llevamos dentro

al dar muerte

a la sonrisa humana de bondad.


Estos poemas me los encontre escritos a lapiz, en la anteportada de un libro de cuentos

el elipse y otros...debi escribirlos en el año 96. dos años despues de ir a guatemala.


www.chemarubio.com








Tags: guatemala, monterrosos, cuentos, españa, america maya

Publicado por ChemaRubioV @ 15:31  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios