S?bado, 17 de mayo de 2008
EL SUEÑO

Recientemente desperté una de estas maravillosas mañanas que solo se en mi tierra bendita Honduras con la alegría propia de un niño
que no ha sido contaminado con los problemas del diario vivir, había
tenido el sueño más placentero en muchos años, pero inmediatamente al nomas leer el diario y escuchar las noticias de un solo golpe volví a
la realidad y me acorde de que vivo si en un maravilloso país, pero
de que como una maldición propia de un drama literario, este mismo
país es el territorio de un grupo de malas personas que buscan
solamente el provecho personal y se han olvidado del BIEN COMUN, y
que tal como hienas despreciables se pelean los despojos(si es que
dejan) que sus predecesores no logran engullir y se los arrancan a
mordidas y a coces, y de que nosotros(los habitantes de este bello
lugar), tal como asustados venados solo observamos a lo lejos como
estas bestias se llevan lo que en realidad es de todos nosotros, y
solo reaccionamos cuando el animal atacado es cercano a nosotros y no entendemos de que si nos uniéramos haríamos que estos animales pongan pies en polvorosa y se busquen otros lugares donde saciar sus
instintos.

Bueno resulta de que en mi sueño me encontraba en una de las calles
de Honduras, pero a pesar de reconocer la mayor parte de sus calles y
accidentes geográficos distintivos, se respiraba una sensación de
seguridad, paz y de orden, sentimiento que hacía mucho tiempo no
experimentaba, por lo cual me dispuse a comprar una taza de café en
uno de los bellos cafetines que estaba en los alrededores de lo que
me parecía ser el parque central, allí me encontré con un grupo de
estudiantes y abordándolos rápidamente me identifique con ellos y les
dije que estaba extraviado y de que me parecía de que estaba en otra
ciudad o dimensión, ellos me hicieron ver de que en realidad estaba
en Tegucigalpa y de que a lo mejor yo había sufrido un ataque de
amnesia por algún golpe, me preguntaron de que me acordaba y les dije escuetamente de que lo último que recordaba era de la gran cantidad de muertes y robos que habían ocurrido en esa última semana de mis memorias, dicho esto los estudiantes se miraron unos a otros y me dijeron con gran claridad que la delincuencia no era un problema para ellos puesto que la policía era de las mas honradas en el mundo y de que los delincuentes eran una especie en extinción, la gente aquí solo se dedica a trabajar y a estudiar como nosotros, les pregunte enseguida que como era posible tal milagro o si me estaban tomando el pelo, esto les pareció muy ofensivo puesto que para ellos era una falta de educación el burlarse de una persona que solicitara
información, les hice ver de que en realidad estaba bastante
confundido puesto que de lo último que yo recordaba en mi ciudad
natal es de que la ciudadanía no le tenía confianza a ningún policía
pues se sabía de que los mismos solo servían para proteger a los que
les ofrecían las mayores prebendas y beneficios, me contaron entonces
que ellos habían aprendido que en sus clases de historia que durante
los tiempos del General Cabañas se había creado una escuela de
policía bastante profesional cuyos miembros eran personas cuida-dosamente elegidas y de que gozaban del respeto y del cariño de
toda la población puesto de que en realidad protegían a todo el que
solicitara su ayuda y era una de las profesiones mejor pagadas y
distinguidas de la sociedad, se podrán imaginar el asombro que me
causo escuchar esto por lo que decidí preguntar mas y me dirigí al
que parecía mayor en el grupo y le dije:

-¿Y el presidente que tal se porta?

-El presidente es una persona con las mayores calificaciones
profesionales como en su comportamiento en su vida privada, que es
elegido por un consejo de ciudadanos sobresalientes de nuestra
sociedad entre los que se cuentan científicos, profesores,ingenieros
abogados, etc. Eso si todos son personas que tienen las más altas
calificaciones y no tienen ninguna mancha en su vida tanto
profesional como privada. Hubo un tiempo, seguía contando, en que los presidentes eran elegidos por simple mayoría, pero nos dimos cuenta que mediante este tipo de elección cualquier perico de los palotes podría llegar a convertirse en presidente y eso no era conveniente para las grandes mayorías, ahora en cambio se hacen planes de desarrollo que abarcan periodos de quince años y cada persona que se elige para el cargo está obligada a cumplir con dichos planes, no importando quién o qué partido político lo haya propuesto, si la persona elegida no se dedica a esta tarea puede ser destituido del cargo y se elige a otra persona, lo mismo ocurre con los diputados
los cuales solo son 40 y representan tanto distritos como diferentes
profesiones, los magistrados de la corte suprema y sus máximas
autoridades son elegidos a través del voto de calidad ejercido por
diferentes personas pero con las mismas calificaciones de las que
eligieron al presidente. En este momento estaba yo con la parte
inferior de mi quijada más cerca del suelo que mis rodillas,
aproveche entonces y les dispare la siguiente interrogante:

-¿Y los corruptos donde están entonces?

-Bueno en realidad, me contesto una muchacha de lentes, los que se
portan mal y transgreden las leyes son denunciados y llevados a
juicio y si se les comprueba la participación en cualquier acto de
corrupción, ya sea el mismo por acción u por omisión, se les obliga a
devolver todo de lo que se apropiaron y a pagar una multa del triple
del valor de lo que se les acusa y ningún miembro de su familia
inmediata puede llegar a ser candidato a elección alguna o a trabajar
para el estado de Honduras, en realidad es una situación muy penosa
ya que se pueden llegar a perder todo lo que se ha logrado en una
larga vida de trabajo, aparte de eso es muy difícil ahora para una
persona apropiarse de algún bien puesto que cualquier persona puede
averiguar, desde el sueldo de un funcionario público hasta la manera
en que gastan el papel higiénico, nuestros padres nos han contado que hubo un tiempo en que los funcionarios públicos estaban confundidos y creían que llegar a trabajar para el estado era la recompensa por haberse dedicado a andar gritando consignas de tal o cual candidato y de que entre más afiches pegara mas derecho tenían de apropiarse de los recursos de todos nosotros los que pagamos impuestos. Aquí ya mi quijada me llegaba a los tobillos, pero reponiéndome les hice otra interrogante:

-¿Y la selección de Futbol que tal ?

Aquí se adelanto un cipote más flaco que una escoba y con gran
energía solicito a sus amigos:

-Déjenme contestarle, dijo el muchacho. El equipo de futbol de
Honduras es uno de los mejores del mundo y hemos clasificado a casi
todos los mundiales que se han realizado, pero no solo en ese deporte
hemos descollado, todas las disciplinas deportivas se cultivan y es
una obligación del estado el velar porque siempre existan
instalaciones deportivas con sus respectivos entrenadores para cada
deporte. Vera, continuo el jovencito, se ha descubierto que el
deporte aleja a los jóvenes de los vicios y mediante la sana
competencia se les refuerzan valores y principios que traen desde sus
hogares. Pero como es esto, pregunte aun más admirado.

, -¿Qué pasa con aquellos niños que provienen de hogares destrozados
o que son abandonados?

-Bueno todos aquellos padres irresponsables que traen niños a este
mundo y que se les comprueba la paternidad son obligados por la
justicia a mantener a ese niño hasta que el mismo culmine sus
estudios universitarios y pueda sostenerse por sí mismo, pero eso
ahora es más difícil de ver, ahora el que trae un niño a este mundo
le conviene más darle la mejor educación y apoyo para que cuando sea
viejo todo ese cariño que sembró se le retorne con creces. Aquí ya mi
quijada estaba reposando completamente en el suelo, como se podrán
imaginar, -entonces- dije en alta voz, aquí si se vive bien.
-Bueno existen siempre problemas como ser la inmigración de personas , las ciudades, tanto del interior del país como de otros países, y cuando se hacen nuevas carreteras que pasan por edificios y
estructuras, pero siempre las cortes de justicia aplican la justicia
de la manera más justa y ecuánime posible. Ah y siempre está latente
el problema de la unión centroamericana, ya que mientras unos jalamos para un lado los otros jalan para el opuesto.

En ese momento me puse a pensar si no era un sueño todo o que estaba experimentando cuando la alarma del reloj despertador comenzó a sonar desjuiciadamente y luego de despabilarme mis ojos y mi mente me di cuenta de que todo había sido un sueño que la realidad es muy diferente y que para mi mayor tristeza me recordé que en la actualidad, a diferencia de mi sueño, los que nos gobiernan son los peores y para ser presidente en este bello país solo se necesita
llenar de promesas un papel y repetir como loro dichas promesas que
un ejército de parásitos y rémoras, que siempre han vivido del erario
público, se encargaran de andar engañando a un montón de ilusos a
cambio de una burrita, dinero o de promesas de trabajo una vez que el
susodicho líder llegue a la silla presidencial, recordé también que
aquí en mi lindo país la secretividad en las cuentas de los empleados
públicos es el gran escollo que no nos permite llevar supervisión de
los malos actos en que incurren la mayor parte de los empleados
públicos, ah y también me di cuenta que si seguimos en la
improvisación y solo apoyando un deporte es muy difícil sacar a la
juventud de las garras del vicio. En eso estaba cuando escuche al
bachiller que rige nuestros destinos decir que una marcha por la paz
que se organizo en una ciudad del norte de mi país había sido
organizada por delincuentes de cuello blanco. Que irónico me dije a
mi mismo, el menos calificado para hablar de esto es el que opina. Ya
totalmente despabilado y luego de sentir la claridad que otorga una
buena taza de café me acorde de que si quiero que este bello sueño
suceda tengo que poner mi grano de arena y enviar a mis hijos a la
escuela a prepararse y mi esposa y yo disponerme a partir a nuestros
respectivos puestos de trabajo con la ilusión de que nuestro esfuerzo
se vea reflejado en el comportamiento y amor que nuestros hijos le
den a este tan hermoso país que no merece la suerte de estar
secuestrado por personas de las más bajas y aviesas intenciones.

Luis Fernando Lezama


___________________________________________________

Foto de la huelga en:

http://picasaweb.google.es/gilberto.griosm/CelebraciNDeLaPrimeraEtapa

Tags: sueño, lezama, honduras, huelga, fiscales, pais

Publicado por ChemaRubioV @ 15:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios