Mi?rcoles, 28 de mayo de 2008

 

De día y de noche amada mía cubre tu cuerpo con el mío

y que en ellos sucumban las tinieblas, los miedos y el hastió.

Hojas de cielo sobre tu pelo,

pétalos de rosas en tu pecho.

Dagas de pasión que fluyen y emergen de tu pubis negro.

 

Nocturna ave viajera, llama de mis sueños,

gavilán de mariposas ebrias,

delfín del mar de los deseos.

Racimo de besos en fuga

sobre mi piel, sobre mi cuerpo.

 

Átame, subyúgame, amarra mis labios a los tuyos,

Tus poros a los míos, cadena de laberintos,

gemidos y anhelos.

Vértice del amanecer, del piélago de tus senos.

Sombras y gemas que se erigen en la antorcha de tus ojos de cielo.

 

Alas de viento, arrecife de mi tormento,

vuela sobre el horizonte la noche en tu bello cuello,

en tus caderas se estancan como a la grupa mis dedos.

Sueño de amor, llaves escondidas de tu cofre de celos y misterios.

 

Puerta que se abre y se cierra en el susurro de las cigarras,

de las crisálidas que penden del hilo de amor.

Para que las preguntas si tus labios son como un sello

que crepitan, que se yerguen sobre mi alazán de fuego,

partiendo por las riveras de tu talle, de tus senderos.

"Gildardo Isidro Gutierrez Isaza" <[email protected]>


Tags: colombia, senos, celos, gemidos, deseos, pubis

Publicado por ChemaRubioV @ 18:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios