Mi?rcoles, 11 de junio de 2008

 
Roberto Quesada


El recuerdo que deja un libro a veces es mas importante que el libro
en si-- Adolfo Bioy Casares (1914-1999). Escritor argentino.

Es cierto, me hizo llorar, pero es normal cuando se est・ muy joven.
Pensandolo bien la risa y el llanto no tienen edad, ni sexo.

Lo que se es cierto es que no nacemos aprendidos y fuera de las cosas
que aprendemos en casa, vendran  otras experiencias que nos iran
formando o deformando para llegar a ser lo que despues seremos.

A muchos nos averguenza confesarlo, hasta pensar como y con
quien se iniciaron e incluso reniegan a sus comienzos e inventan
otras historias u olvidan la inicial y la reemplazan por otra que
consideran mas exotica, de otro nivel, que les da a creer, que nacieron
ya sabiendo, eso mas o menos, una especie de sabelotodo.

No recuerdo como llegue hasta Blanca o como ella llego a mi, en todo
caso, soy partidario de lo que dice el escritor argentino Julio
Cortazar: ・Yo no busco, a mi me encuentran・. Sera por eso que ella
llego en silencio, casi clandestina. Pase un buen tiempo con ella, y
me diverti mucho. Tambien, como decia al principio, me hizo llorar. Y
no que yo sea masoquista pero no podia parar de llorar.
Afortunadamente solo estabamos Blanca y yo, como amantes furtivos,
podia llorar sin testigos. Ese es el problema del llanto, los
testigos. Ahora que el tiempo ha pasado y recuerdo mis lagrimas por
ella, no me averguenzo, solamente me sonrio, y me felicito porque
compruebo que mi sensibilidad, que no sensibleria, ha estado en mi
desde siempre.

Posteriormente escuche cosas en contra de ella, pero con el tiempo
uno aprende a digerir los decires de la gente, a entenderlos. Hay
quienes, por ejemplo, se reunen a darse tremendo banquete con alguien
que esta ausente. Cada quien da version de hechos, a veces ficticios,
que devoran al ausente (por supuesto, estos parasitos jamas enfrentan
a la persona, por el contrario, si la ven se desviven en abrazos,
elogios, son, como se dice en Republica Dominicana, los tumbapolvo),
y despues de concluida la reuniun, salen satisfechos, empanzados,
pero solo es sensacion de un momento, porque al devorar al ausente y
ensebarse a veces exagerando defectos, ellos se han perfeccionado,
pero a solas vuelven a su vacios: saben que han comido, se han
atiborrado, nada mas de paja. Asi veo ahora a algunos/as que alguna
vez escuche que intentaban degradar a Blanca.

No es que le hubiese perdido las huellas puesto que sab・a que ella
andaba por alli, lo que se acabo de enterarme es que este año, 2008,
no se en que mes, ella esta cumpliendo cien años. Es increible: cien
años y con esa salud es para considerarla inmortal. Si, este año
Blanca Olmedo, la novela de nuestra compatriota Lucila Gamero de
Medina (Danl・ 1873), esta de placemes. No es de dudarlo que ahora
otros, tal como una vez lo hice yo, se estan iniciando en la lectura
con ella.

Probablemente algunos pensaran que es una novela vieja, pero eso
depende, segun me comentaba el maestro Gregory Rabassa, precisamente
el traductor de Cien años de soledad de Gabriel Garcia Marquez, los
libros no tienen edad. Y dicho en sus palabras: ・Mira, si yo no he
leido un libro, no importa el año en que haya sido publicado, para mi
es nuevo puesto que no lo he leido・. Es similar en mi experiencia de
escritor, no hace mucho alguien me pregunto : ・Y cuando sale el nuevo
libro?・ Le respondi con una pregunta: ・ソ Ya leyo los anteriores?・. ・No
todos・, respondi・. Alli remate・: ・Entonces para que quiere que salga
uno nuevo, mejor vayase leyendo los otros para que no se le acumule
la lectura・. El lector me dio la razon, y le causo tanta gracia que
prometi・ no volverme a hacer esa pregunta hasta que los hubiese leido
todos.

Como se ve, no son veinte sino cien a・os los que no son nada si uno
no ha le・do el libro, esto incluye La Biblia. Dicho de otra manera:
Blanca Olmedo cumple cien a・os, pero no los sufre. Todo lo contrario,
los celebra. Y estoy seguro que la encontraran tan joven y amorosa
como cuando me inicie con ella.

Se ha dicho que Blanca Olmedo, o, mejor dicho, Lucila Gamero, llega
al romanticismo de manera tardia, en otras palabras, cuando aparecen
sus obras ya en Latinoamerica podrian considerarse pasadas de moda,
ya se vivia en el resto del continente la efervescencia literaria
causada por el modernismo.

Ese hecho no es de extrañar, aun en la actualidad muchas cosas en
Honduras llegan tarde, por ejemplo, aun hay quienes se asustan o
pretenden asustar con el comunismo. Referente a esto dice el poeta
Jose Antonio Funes: ・Aunque es una novela romantica, y por lo tanto
desfasada del contexto literario hispanoamericano, tiene el merito de
haber sido escrita por una mujer y, sobre todo, de estar bien
escrita・.

A los meritos que otorga Funes, habra que agregarle muchos mas como
su sobrevivencia a traves del tiempo, tambien que fue Gamero la
autora de la primera novela hondureña (Amalia Montiel, 1895), que sea
Lucila Gamero leida en su propia patria a traves de generaciones y
que Blanca Olmedo despierte las emociones que solo puede hacerlo una
buena narrativa, ya sean estas la tension, el humor, el llanto・Este
ultimo, en mi caso, fue lo que me marco de mi lectura de Blanca
Olmedo.

Tampoco debe dejarse pasar por alto que la vision feminista y
avanzada de Lucila Gamero la convirtieron en una mujer incomprendida,
y tambien tuvo que lidiar con la insatisfaccion de su genero. Gamero
montaba a caballo, dirigia una hacienda y era dueña de una farmacia.
Fue tildada de varonil e inmoral. Y no es que esto esta superado del
todo en Honduras, en fechas recientes la gran poeta Clementina
Suarez, tambien fue victima del escarnio en murmullo detras de
puertas sobre todo de algunos de sus colegas masculinos (ソ mas
culinos?). Esto solo demuestra que todavia la mujer tiene mucho por
lo que luchar en cuanto a la equidad de genero, sin olvidar las
pioneras como Lucila Gamero, Paca Nava, Visitacion Padilla, y tantas
mas a traves de la historia y en diferentes areas de la vida.

Creo que la mayoria nos hemos enterado o recordado de que este 2008
Blanca Olmedo cumple cien años de haber sido publicada a trav・s del
lanzamiento que esta haciendo la Editorial Guaymuras de Blanca
Olmedo, una edicion conmemorativa. Es de esperar que no solamente sea
la edicion de la Editorial Guaymuras que sirva de homenaje a esta
gran escritora Lucila Gamero sino que muchos actos mas, ya sea por la
Universidad Nacional Aut・noma de Honduras o la Universidad Pedagogica
Francisco Morazan, asi como secretar・as gubernamentales a quienes
corresponde como el Ministerio de Cultura y/o el Ministerio de
Educacion, asimismo por parte de la empresa privada como Canal 10,
Television Educativa Nacional, que se ha convertido en un ejemplo de
que educando hacemos patria.

Asi que Blanca Olmedo cumple cien años para alegria y orgullo de
quienes ya la leimos, y seguramente despierta el deseo de explorar su
mundo a aquellos que añn no la han leido, para ellos y ellas es sin
duda, como dice el maestro Gregory Rabassa, una novela nueva, se
acaba de publicar. Eso si, no debe olvidarse al darle lectura o
relectura entrar en el contexto de que fue escrita hace un siglo,
para no hacer comparaciones tediosas con autores y libros muy
posteriores a ella. 。Salud, Blanca!

Nueva York, NY 9 Junio 2008.

[email protected]


_____________________________________________________
Exposici・n de Arte en los bajos del Congreso Nacional
D・a: Miercoles 11 de Junio
Hora: 4:00 PM

Poesia, Fotograf・a, Teatro...

[email protected] esperamos.

 
 


Tags: gabriel garcia marquez, jose antonio funes, blanca olmedo, novela, diplomacia, america

Publicado por ChemaRubioV @ 12:10
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Senocri
Jueves, 12 de junio de 2008 | 22:47
Luc?a Gamero. No la olvidar?.