Lunes, 23 de junio de 2008

Trigo de piel, trigo de luna

sino fueras tu, yo te amaría de igual forma que te amo

ahora, en este instante, en este rocío.

Hoja de cielo, blanca y marchita,

sino fueras tu yo te amaría antes de que caiga la noche,

como cae la gota de agua cristalina.

Sino fueras tú la luz del universo

que crepita en el árido desierto,

amada mía yo te amaría desde la punta del iceberg

hasta la hora dormida.

Luna de cascabeles, de estrellas fugitivas

en tus manos el cielo, azul,

nube de viento tardía.

Sino fueras tu de igual forma de amaría,

siendo como eres te amo y te amaría,

sino fueras tu candil que me vivifica.

Sino fueras tú el perfume que agita las olas del mar.

Sino fueras tú el arrecife donde se pierden las mariposas heridas,

yo te amaría y en tu piel gravaría un arco iris de rosas.

Sino fueras tú de igual, de la misma forma,

en este cielo, en esta hora yo te amaría,

mi buena amada.

Autor : Gilardo
[email protected]










Tags: amaria, amada, manos, amor, romance, perfume

Publicado por ChemaRubioV @ 15:46  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios