Martes, 24 de junio de 2008

 

 

 

 Quisiera por un segundo tener el poder  y la fuerza de Dios

 para borrar de tu mente y tu corazón tanto dolor,

 pero solo soy  una mujer llena de errores,

 ni siquiera escribiendo en este momento puedo  dejar de llorar,

 entonces como no tengo más  herramientas que mi amor

 intento usarlo para sanar tus  heridas,

 que hasta a mi me duelen y me matan con cada  desprecio.

Quiero amarte siempre, pero hoy tu dolor me

 pone  limites y no me permite entregarte todo,

todo lo que por tonta o ciega antes no te di.

 Mi traición me duele tanto como a ti.

 No tengo el poder de Dios, pero tengo  amor para

 luchar  por ti y para sanar tus heridas

 

 Elizabeth Gallegos


Tags: dios, corazon, dolor, amarte, gallegos, desprecio

Publicado por ChemaRubioV @ 20:04  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios