Domingo, 29 de junio de 2008

 

Rumbo hacia la cumbre de su vida

el hombre en denodado sacrificio

transita por senderos escabrosos.

Lágrimas sin llanto, gota a gota,

transpira cada poro de su cuerpo.

 

Trayecto que lo deja sin aliento

con la boca reseca sin saliva;

agrieta la tersura de su piel,

que arruga luego con los años;

ojos que otean en tinieblas,

dientes que caen al vacío;

hebras canas junto al viento,

raudas vuelan en su huída;

muros grises de lamento,

tropieza entre las piedras;

sangran y supuran las heridas,

que cicatrizan con el tiempo.

 

Ruleta indolente de estaciones

implacable gira en su rutina.

Seduce a un cuerpo ladronzuelo

que atrevido birla horas al reloj,

aferrándose al juego de la vida

como un empedernido jugador

y obstinado insiste en ascender,

arrastrando lerdo entre peldaños:

sueños, ilusiones y sus huesos,

con deforme giba a cuestas.

 

©SKORPIONA

Derechos de autor reservados.

Publicado en mi libro Rebeldía poética.


Tags: SACRIFICIO, LLANTO, HERIDAS, SALIVA, seducen, sueños, jugador

Publicado por ChemaRubioV @ 16:54  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios