Lunes, 07 de julio de 2008



 




el mamífero lobo garañón

que asustaba espectros en los bosques.

He dejado de ser el chúcaro nauta

que navegó la sombra metido en su relincho;

y me aproximo a tus llanuras

transformado en río caudaloso.

 

Ya no me convierto en lobo en luna llena

(ni en ninguna de las lunas)

ni salgo por las noches a ejercer

                              mi oficio de vampiro.

 

Por ti he dejado la caverna y mi rabia de chacal

                                    en mi guarida

y he renunciado a ser el coyote sufrido

           aplastado sin pena por el correcaminos,

a mi ayer, a mi anteayer y a mi presunto futuro,

a mis herejías absurdas y a mi nefanda idolatría

                                       de flamenco triste.

 

Con mi arpón de pescador, disfrazado de viento,

libro diarias batallas contra mi hambre insaciable;

y aunque sé que sólo soy un caminante

que se sube a la higuera del silencio,

le temo al rey enamorado

              en el que suelo convertirme

                  cuando te amo.


Tags: ´poema, cervantes, bolivia, garrido, casadelpoeta, peru

Publicado por ChemaRubioV @ 18:06  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios