Mi?rcoles, 23 de julio de 2008

Aunque no lo quieras

con la sonrisa desnuda

como una farola nueva

alumbras

las calles del hombre triste.

Aunque no te lo propongas

con la alegría en la boca

te acercas al hambriento labio,

que te despide desde su esquina

como sólo lo hace el hombre triste,

agradecido con la luz entre los dientes.

 

Aunque no lo sepas

ninfa venida de un mar

sin nombre, serenas las olas

y la espuma seguirán los hombres,

de vuelta al puerto del que nunca

debieron partir.

 

Porque las calles del hombre triste

fueron limpiadas con sus lágrimas,

hoy a sus ojos nunca llegan

crepúsculos que olvidar,

sino tardes que ruedan horizontes
y
RUEDAN.

www.chemarubio.com





Tags: cancion, calles, hombre, triste, boca, labio, ninfa

Publicado por ChemaRubioV @ 17:48  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios