Viernes, 25 de julio de 2008

                                          ( Victoria: Nuestros espíritus con alas por estos nevados de los Andes))

 

En los nevados andes,

en las recónditas cordilleras

el Andino cóndor.

 

En simbólico advenimiento...

Rasga con sus garras

 la corteza de la tierra.

 

La sagrada ave...

El espíritu de Luzbel:

en  estas inhóspitas soledades.

 

Cual imponente carroñero...

Al viento su plumaje:

entre acantilados y nieves,

picachos y rocas

 

En su terruño

de las encumbradas montañas

el Rey de los falconiformes.

De alturas e infiernos

 esta nocturna rapiña.

 

En vuelo:

 las alas del Andino,

su inmortal espíritu.

Por desérticos valles,

 por bosques y herbazales

 

Solitario cóndor

 Coronado Lucifer...

 

¡Ah!

Entre los acantilados de los andes

Preñada la hembra del Andino.

 

Zopilote el Anticristo:

                             de un huevo nace el cóndor.                             1

 

El negro pájaro...

Negruzcas sus patas,

oscuras sus plumas.

 

Zopilote de los Avernos:

hijo y serafín

 del Andino cóndor

 

Entre los huecos troncos de los árboles

 en llamaradas sus siniestras alas.

 

Querubín:

el Gallipavo cóndor.

Arcángeles:

la Selvática y la Sabanera.

 

Cóndores aquellos:

nocturnos hacedores del Hades.

 

Taciturnos habitantes

de los boscajes y arboledas.

 

Entre peñazcos y espesuras:

epitafios escriben,

oscuros designios.

 

En postreros tiempos

 en un temblor el orbe...

 El Andino cóndor:

y sus  inmortales ángeles.

 

El ciclón de la natura:

entre lluvias y diluvios,

tornados y huracanes.

 

El resplandor del sol:

en las sierras

 y encumbradas cordilleras.

                         En los andes nevados.                            2

 

Abandonados...

A la luna y al rojo ocaso:

los verdes valles,

los minerales y vegetales.

 

Solo

silencio y garúas:

en los océanos y playas,

en los lagos y ríos.

 

En penumbras...

El espíritu de la natio

 y de la tierra.

 

Entre sombras y nubes

el colosal revoloteo de los cóndores.

 

En un tronar...

La naturaleza,

sus cósmicos elementos.

 

Aparecen:

los abstractos espíritus.

                                                                               

Por las lluvias de Matriel

mojado el Andino Rey.

 

Purificado:

el Anticristo  Zopilote.

Por  el ánima

 de las terreste aguas:

el torrentoso Shakziel.

 

Ramiel:

 alma del trueno.

El revuelo remece

del Gallipavo Querubín.

 

                                                                          3

 

Refulge entonces...

El espíritu pájaro:

emerge Arael

 

El maléfico desciende

sobre:

la Selvática y la Sabanera.

 

En los pechos y plumas...

De estas tenebrosas aves.

Traza  Arael:

el simbólico 666.

 

Luego:

los obscuros ángeles.

Los rapaces Busardos

 sus jerarquías y potestades.

 

Cóndores de fuego:

el Colirrojo y el Migrador.

 

Iluminados desde el Hades

por las llamas de Satán.

 

Bautizados como

los Milanos cóndores:

los demoniacos Tronos

y su pajaril encarnación.

 

Los Abejeros y Cabecigrís:

Milanos depredadores.

De duendes y avispas,

de entes y víboras.

 

El Muslirrufo:

Milano cóndor.

De selvas y llanuras,

de las simas del Infierno.

                                                                        4

 

Entre los Tronos...

 Los que fueron

hijos del Andino cóndor.

En sus infinitas existencias,

en sus retornos eternos.

 

Cóndores y príncipes

y antaños Anticristos.

El Negro y el Brahmán:

de sangre Milanos.

 

Antes...

Cuando la tierra era caos y llamarada,

 cuando las cordilleras luz y tinieblas...

El Real Milano:

fue Andino cóndor,

antaño Lucifer

 

¡Ah!...

El Real Milano:

pardorrojizo su plumaje,

blanco y negro su vientre.

 

Qué alado enigma...

¿De eternas cordilleras

 el origen de los cóndores?

 

Cuando todo era sustancia y materia...

¿Deambulaban por tinieblas?

 

Eran Estas rapiñas aves:

¿incorpóreas creaturas del Hacedor?

 

¿Cual es su ontológico arcano

en el génesis de la Creación?

 

¿Concreados los cóndores?

¿Emanan de una diáfana luz?

                                                                              5

 

¿Del sempiterno Acto

 el origen de los cóndores?

¿Arrojados sus espíritus

al círculo del eterno devenir?        

 

¿Metáforas del rayo?

¿Preexistían como divino fulgor?

 

En el albor del mundo...

Fueron los cóndores:

¿intangibles Ideas del inmensurable Eterno?

 

Y los nevados andes...

¿Coeternas Formas del inmemorial Dios?

 

¿La creatura anterior al tiempo?

La Creación:

 el germinador relámpago:

¿entre el Logos

 y los pájaros del Empíreo?

 

De un Teleológico devenir...

¿Las semillas del águila y del cóndor?

 

¡Qué enigma más profundo la infinita nada!

¡Qué oscuro concepto la universal Causa!

 

¿Quién iluminó a la materia?

¿Con alas, quién la ungió?

 

¿Desde que origen

 el vuelo de águilas y cóndores?

¿Por que surcan

 las eternas nieves de los andes?

 

Que misterios develar...

¿En aquellas inmateriales cordilleras?

¿Imperecederas soledades?

                                                                          6

 

Emergieron...

¿En un estruendo las inmanentes cordilleras?

¿Más allá de la alborada del tiempo?

 

¿Del Diemurgo

Tags: luzbel, rey, lucifer, anticristo, pechos, principes

Publicado por ChemaRubioV @ 20:18  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios