S?bado, 26 de julio de 2008

El misterio amarillo de tu palabra

engendrado entre azucenas,

rompe el dique de silencio

y estalla bravío entre mis manos.

Azules se suceden las imágenes,

desnudas y urgentes

buscando en la inocencia de otros ojos

asombro sangrante a su hermosura.

Es otro este cielo,

otro el rumor inesperado de la lluvia,

otra mi voz en el látigo de tu boca.

En la misma esquina de amor y de locura

que hoy te encuentro

estaré esperándote, para morir soñando.

 




Tags: morir, locura, boca, hermosura, cielo, lluvia

Publicado por ChemaRubioV @ 20:32  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios