S?bado, 26 de julio de 2008

                                                

 

Ciudadano que mira -Me gusta lo que escribes, y también la música  con que lo expresas, pero es difícil de comprender para el gen desarrollado en la depredación que impone la urbe.

Poeta-Recuerdos del  aire de  una  infancia en Segovia, y una adolescencia de viento rebelde y trabajo en La Calle Real.

 

Ciudadano- Yo siempre he vivido en  grandes ciudades, donde el  ruido y el estrés; me inoculaban sus  tiempos desalmados. Igual quedaba la cuerda del esperma en el  asiento trasero de un taxi,  que no llegábamos a salir de la oscuridad protectora del  bar. Nunca he tenido la oportunidad de conocer el aire de los  pinares, ni podido templar el instinto siempre en guerra.

 

 

Poeta-Uno ha leído y  ensoñado, el  Londres de Dickens, ha sido tigre y  viajado con  Emilio Salgary, ha soñado con las musas del  burdel de Lord Byron .Mientras trabajaba en los pinares, vivía los mundos  de la  realidad  subvertida. Mi sudor era acompañado por el aire puro, y la imaginación  (La única patria posible)  que filmaba  mil aventuras sin bandera  única   

 

Ciudadano. Mi vida ha sido, demasiadas veces, la búsqueda de la paz última, a través de la fácil seducción de la Dama Blanca. He soñado viajar por  sierras de nieve en un coche que llevaba cuatro viajeros con los rostros Blancos, y el sonido de la encocada carcajada componiendo la música hasta despertar. Cuando te escucho, pienso en lo que dicen los nuevos seguidores del pueblo Maya. Dicen que sus  dioses,  tienen  nombre de Maíz, y de Quezchal, y que se muestran como “Guardián de la Caída del Agua”.Pero yo no creo que los milenios hayan servido para tan poco.

 

chemarubiov
www.chemarubio.com

Poeta. Es cierto, debemos cuidar de nuestros dioses.

Al Rey puedes llamarlo Sol y a la luna Madre.

A  tu  mujer Divina y a tus hijos... ¡Vida Mía!

Pero ni el Rey es mi Sol, ni la Luna madre, salvo de noche.

 Ni es la mujer Divina, excepto  las veces que lo es,

y ha Ti, no creo que  te importen  demasiado  mis privacidades.

Ciudadano-No entiendo que me quieres decir.

 Poeta-Quien  no atiende los signos naturales,

no tiene porque confiar más en las palabras.

 

 - Representante  -No quiero peleas entre  los hijos de la Nación.

Ciudadano- Perdone señor Representante no era mi intención ofenderlo. 

Representante- No me ofendes a mí sino al Estado.

Ciudadano - Siempre ocurre lo mismo con los poetas,  yo diría que no saben lo que quieren.

 Representante- Son peligrosos por eso mismo.

 

(El ciudadano y  el Representante del Estado, ven como se aleja el Poeta cantando. A cada paso del Espíritu Libre, se va expandiendo la  rabia  hasta entonces contenida por los “jueces”, que se congratulan ventilando  la  amarga envidia)

 


Tags: replica, paolo fabri, ccinformacion, ciudadano, poeta, mayas, irak

Publicado por ChemaRubioV @ 20:43  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios