Jueves, 31 de julio de 2008

Mercedes Sosa no debe cantar en Israel
Fuente: Red Judía Solidaria Internacional

Querida Mercedes Sosa:

Leímos que planea cantar en un recital en Israel. Le escribimos para
pedirle que cancele su visita.

Su voz lleva impresa el amor, la pena y la esperanza de décadas de
lucha contra la opresión en América Latina. Su voz abrió el camino
en los corazones de muchos de nosotros -en todo el mundo- hacia una
mayor comprensión y comunión con los desposeídos, los trabajadores y
los pueblos originarios de América Latina. No permita que su arte se
transforme en embajador de la opresión, limpieza étnica, asesinatos
y usurpación de tierras mediante una función de recital en Israel.

Sabemos que Ud visitó Israel anteriormente. No obstante, ese Israel
que Ud visitó entonces aparecía como que daba pasos hacia un
programa de paz. Esas esperanzas de un cambio positivo que usted vio
en su última visita, fueron defraudadas. Hoy más que nunca Israel es
un estado racista, un estado orientado hacia una colonización
violenta continua y una limpieza étnica del pueblo originario de
Palestina.

En el año 2006, prácticamente todos los principales artistas e
intelectuales palestinos hicieron un llamamiento a todo el mundo a
un boicot a Israel, similar al que fue impuesto a la Sudáfrica
segregacionista.
A la fecha, muchos prominentes artistas internacionales que incluyen
a Ken Loach, John Berger y Jean- Luc Godard y algunos sindicatos de
artistas como la irlandesa Aosdana, atendieron al llamamiento
palestino y se negaron a participar en eventos culturales en Israel.

Si Ud canta en Israel estará prestando su imagen pública y la
autoridad moral de su arte al esfuerzo que Israel hace para
blanquear su imagen en creciente deslucimiento como un estado que
ignora e incumple todos los principios de leyes internacionales y
que pisotea todos los derechos humanos.

Usted también estaría violando el llamado de la sociedad civil
palestina de boicot, desinversión y sanciones (BDS) de parte de los
artistas hacia Israel mientras no cumpla con las obligaciones
impuestas por las leyes internacionales. Cantando en Israel, Usted
estará traicionando a sus hermanas y hermanos dondequiera se
encuentren.

Cuánto más intentamos, nuestra imaginación nos frustra. ¿Cómo
cantará usted "cuando tenga la tierra" en un estado devoto de las
expropiaciones de las tierras de los campesinos, sus ciudadanos
originarios?

¿Permitirá usted que esa canción sea el himno del expropiador? ¿Cómo
cantará usted "honrar la vida" para el disfrute de una audiencia que
manda a sus jóvenes a destruir las vidas de los pobladores
originarios de Palestina, que demuelen sus casas, desentierran sus
olivares y los destierran de sus tierras?

¿Cómo cantará usted "Hermano dame tu mano" en un estado donde no
solamente existen leyes diferentes para judíos y palestinos, sino
también diferentes rutas, un estado que mantiene a cuatro millones
de palestinos virtualmente enjaulados detrás de muros y puestos de
control, y otros millones más como refugiados y sin permiso de
retorno? ¿Cómo cantará usted "sobreviviendo" en una sala de
conciertos segura, a media hora de distancia de comunidades
devastadas, comunidades donde miles de sus hijos e hijas resistentes
están languideciendo en prisiones militares israelíes?

¿Cómo cantará usted "Alfonsina y el mar" en un lugar donde está
prohibido a los niños palestinos ver el mar?

¡No permita que su voz se vea mancillada por colaborar con esta
opresión! ¡No cante en Israel! ¡No le falle a la lucha por la
libertad e igualdad en Palestina! ¡No traicione al pueblo cuyos ecos
de lucha están tan cercanos a la lucha de los pueblos de América
latina!

Esta carta está firmada por judíos de todo el mundo. Firmamos como
judíos porque tememos que usted pueda pensar que por su visita a
Israel usted se solidariza con nosotros como judíos, teniendo en
cuenta la terrible persecución de judíos en Europa. Si así fuera,
apreciamos su intención, pero no podemos apreciar la expresión.
Nosotros queremos y damos la bienvenida a nuestro ser libre de
temores de persecuciones. Pero no creemos en la liberación siendo
opresores de otros, tampoco en la salvación encontrando en otros
chivos expiatorios. No creemos en una solidaridad que nos demanda
odiar a los menos privilegiados. Deseamos vivir en libertad, pero
junto a toda la humanidad, con todos los pueblos, de todos los
orígenes, creencias y colores, y no transformándonos en usurpadores
ni perseguidores. La colonización y limpieza étnica de Palestina no
nos libera. Al contrario, busca atraparnos en un ciclo de continua
dominación y represión. Actuando en Israel, usted no estará de
nuestro lado, más bien nos estará traicionando. Por favor, cancele
su visita.

Red Judía Solidaria Internacional

Tags: mercedes sosa, musica, cantar, israel, red judia solidaria

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios