Viernes, 01 de agosto de 2008

JANI VIRK

Tengo el libro de jani virk frente a mis ojos, lo he leído en los viajes por el metro madrileño, y he olido el alcohol que bajo tierra parece que se va a inflamar, y a mandar a la capital española al otro mundo en como una carta bomba sin matasellos.


Jjani virk es un periodista eslovaco al que encontré sin querer, ni otra premeditación.

Hacia años que no pisaba los relucientes mármoles del palacio del circulo en banco de españa, y no lo echaba de menos, y vivía bien sin mi pasado entre aquellos poetas dormidos de vida y sueños vencidos.


Un correo electrónico de esos que van directamente a la bandeja de basura, se quedo colgando, y mientras me preguntaba si desaparecía o no, vi la palabra Eslovenia en la cara oculta de mis viejos deseos, y mi cabeza después de un rocambolesco circo - todas las miradas en aquel ciber estaban condenadas a seguir el juego que mi cabeza proponía sin saberlo yo-


AL OTRO DIA ME PRESENTE EN EL CIRCULO DE BELLAS ARTES, me quite de en medio a la gente como pude, no había tanta, pero casi todos conocidos por circunstancias semiprofesionales, y entre en la sala que estaba vacía, cada dos o tres sillas había un cuadernillo con una breve obra de cada uno de los escritores eslovacos. Agarre un librillo, y me fui al fondo de la sala, frente a mi unas puertas acristaladas me mostraban los lejanos ruidos y los autos que como una epidemia de luciérnagas poblaban el azul. Había leído la reseña de un buceador que escribe como Hemingway. y además en la fotografía en blanco y negro así me lo pareció y me quede acojinado, creyendo que era un hijo suyo pero luego supe que no, también leí de la única mujer que representaba a la joven nación eslovaca- joven digo yo que no tengo ni puñetera idea de ella, desde que se divorcio de Praga y mi idolatrado Joseph kafka. Y al llegar a Jani virk. no me conforme con leer la reseña bibliográfica ,y mientras continuaba de pie y la gente ocupando sus asientos oía murmullos COMO QUIEN VA A UNA IGLESIA A LA HORA DE LA MISA Y SU SERMON., pero yo estaba concentrado en el relato de un hombre que se va a Dinamarca a un congreso científico del que tiene que escribir, y no se le ocurre otra cosa que pasar de las sesiones del mundo copernicano, olvidarse de los einstein de turno y salir a dar una vuelta donde se le pierde su cartera , con la tarjeta de la habitación en ella, donde se encuentra con una momia a la que no le puede quitar ojo, en el museo de ciencias naturales, las vueltas que da en la habitación avergonzado por que la mujer de recepción que le ayudo y tenia un lunar en la comisura de los labios , podría haberle entendido otra cosa, pero el no supo hacérselo ver.

Yo estaba tan embebido del periodista que odia las fiestas sociales, que no me entere de que estaba todos sentados hasta que el jefe de la delegación eslovaca comenzó a presentar el acto.

Se leyeron fragmentos traducidos de cada uno, y un poema en las dos lenguas. La hora se fue rápida como si un prestidigitador hubiese robado el tiempo. Y cuando llego el turno de preguntas nadie decía nada, y en esos tensos segundos donde la eternidad se hace, y temiendo que todo acabase ahí, sorpresivamente, hasta yo me asuste como los oyentes de mis mismas palabras. Bueno…yo…quería preguntar algo, por aquello de cortar el hielo… - si diga señor, me contesto el traductor muy sonriente. ¿ Donde esta la cartera ? el traductor le transmite a Jani Virk mi pregunta, y a lo lejos se le ve al autor encogerse de hombros y al final entre una bonanza de risas explosivas , salen sus últimas palabras eslovacas traducidas No lo sé …Tendría que volver a leer mi propio libro. Lo creo. Pero solo porque aun no había leído el relato TYCHO BRAHE


CHEMARUBIOV
www.chemarubio.com


Tags: VILA MATAS, JANI VIRK, IGLESIAS, LITERARIAS, ESLOVENIATV, PERIODISTA

Publicado por ChemaRubioV @ 12:43  | RELATO .
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios