Domingo, 03 de agosto de 2008
Radio Bemba Informa ...

Las FARC advierten que no buscarán una salida política al conflicto
mientras gobierne Uribe
Ex jefe paramilitar confiesa a detalle matanzas en regiones de
Colombia

Afp y Dpa / La Jornada

El jefe paramilitar desmovilizado Enrique Banquez Martínez confesó
ante la justicia colombiana que esos grupos de ultraderecha colgaron
de árboles y degollaron, al son de la música, a más de 60 campesinos
en la región de El Salado, en febrero de 2000. Más aún, "jugaron
futbol" con las cabezas de las víctimas en la plaza del pueblo.
La confesión fue hecha ante la fiscalía de la ciudad de Barranquilla
por Banquez (alias Juancho Dique), quien se acogió al proceso de
negociaciones entre el gobierno de Álvaro Uribe y las Autodefensas
Unidas de Colombia (AUC), que entre 2003 y 2006 permitió la
desmovilizació n de cerca de 32 mil integrantes de esos grupos.

Explicó que los hechos ocurrieron cuando unos 300 miembros de las
AUC llegaron al caserío de El Salado, en el departamento de Bolívar,
con la intención de asesinar a los campesinos a quienes consideraban
simpatizantes de las guerrillas, en el contexto de una política de
contrainsurgencia que contaba con el apoyo de ciertos sectores del
ejército.
Desde entonces se decía que la acción dejó alrededor de 60 víctimas,
pero la Fiscalía General señaló el mes pasado que, de acuerdo con
testimonios de los pobladores y las declaraciones de ex
paramilitares, entre ellos Banquez, más de cien personas fueron
asesinadas aquella vez, además de que las viviendas de las víctimas
fueron quemadas y unas 280 personas tuvieron que huir.
"Lo que voy a decir es muy duro, pero es bueno contarlo. A algunas
de las víctimas de la matanza de El Salado las guindaron con cáñamos
en los árboles y las mataron con bayoneta, fusiles que tenían
bayonetas, y eran degolladas", dijo el hombre en la audiencia de
este martes, según declaraciones citadas por el diario El Tiempo de
Bogotá.
Dijo que "mientras mataban, los otros, de puro ocio, tocaban gaitas,
tamboras y violines. Eso fue durante la matanza que duró entre tres
o cuatro horas", agregó este hombre, que además participó en otros
565 homicidios al citar diversas masacres como la de enero de 2001
en el caserío de Chengue, en el departamento de Sucre , que dejó 27
víctimas.
El paramilitar hizo la declaración ante la fiscalía en cumplimiento
de los requisitos para acogerse a una rebaja en su condena a cambio
de su desmovilizació n, según una controvertida negociación con el
gobierno de Uribe para poner fin a 20 años de actividades de las
AUC, que en ese lapso cometieron unos 9 mil asesinatos,
principalmente entre la población civil.
La fiscalía llamó a juicio en febrero pasado por este caso de El
Salado al capitán retirado de la Armada, Héctor Pita, debido a
sospechas de que colaboró con los paramilitares.
El ataque armado en El Salado fue perpetrado por hombres al mando de
Rodrigo Tovar Pupo, (Jorge 40), quien en mayo pasado fue extraditado
a Estados Unidos con otros 13 ex jefes paramilitares, bajo cargos
relacionados con el narcotráfico.
Una computadora incautada a Jorge 40 dio inicio al sonado caso de la
parapolítica, llamado así por los nexos de varios políticos del
oficialismo con los paramilitares, por lo cual la Corte Suprema de
Justicia investiga a casi 70 congresistas, de los cuales 32 están en
prisión.
En ese contexto, Juancho Dique denunció que los alcaldes de 18
municipios del norte de Bolívar fueron elegidos en 2003 por
influencia de las AUC, y que él no sólo participó en asesinatos de
políticos que supuestamente colaboraban con la guerrilla, sino
también de sindicalistas y prostitutas.
En tanto, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)
afirmaron que continuarán con la lucha armada y sólo buscarán una
solución política al conflicto con otro gobierno distinto al del
presidente Álvaro Uribe, de acuerdo con declaraciones del líder
guerrillero Iván Márquez, en una entrevista con el canal de
televisión multiestatal Telesur.
"La lucha armada no está en cuestión. Las causas que la motivaron no
se han modificado", dijo Márquez en la entrevista. Afirmó que se
engañan quienes afirman que la guerrilla está derrotada tras los más
recientes golpes militares sufridos, al señalar que han sido
múltiples los planes de aniquilamiento desde el gobierno, que datan
desde el ataque de Marquetalia en mayo de 1964.
Sostuvo que si la guerrilla estuviera resquebrajada no se estaría
hablando hoy del traslado de la base militar ecuatoriana de Manta –
controlada por Estados Unidos– a Colombia, y que más bien se está
resquebrajando "la podrida institucionalidad colombiana salpicada de
sangre y cocaína, narcoparamilitarism o e ilegitimidad" .
"Con Uribe la paz no es más que una quimera. La solución política al
conflicto sólo es posible con otro gobierno... Un nuevo gobierno
que, haciendo de la paz su objetivo cimero, recoja las tropas en sus
cuarteles y mande a los gringos para su casa", añadió el comandante,
integrante del secretariado o mando central de la mayor insurgencia
del país.
Descartó que los líderes de las FARC estén dispuestos a aceptar un
asilo político de Francia si acceden a un intercambio de rehenes por
guerrilleros presos, al calificar ese planteamiento de "una afrenta
a la dignidad de los guerrilleros" , pues "los verdaderos
combatientes no cambian las montañas de la patria ni sus
convicciones por un humillante destierro en ultramar".
Sobre las críticas hechas por el líder cubano Fidel Castro a la
decisión de las FARC de mantener rehenes civiles en la selva,
Márquez sostuvo que la guerrilla está "en todo su derecho de buscar
por todos los medios la libertad de los combatientes guerrilleros
presos, tanto en las cárceles del régimen de Uribe como en las del
imperio" estadunidense.
Subrayó que también se debe considerar la crueldad que sufren sus
compañeros en las mazmorras colombianas y las estadunidenses,
señalando que son las mismas que padecen "los cinco héroes cubanos"
y los miles de prisioneros a quienes se ha violentado en sus
derechos como ocurre en las cárceles de Abu Grahib y de Guantánamo.

Cumbre regional antidrogas

En otro orden, la cancillería colombiana informó que seis
presidentes y representantes de 24 países asistirán, después de 18
años, a una cumbre regional antidrogas, en medio de un desalentador
balance porque los golpes a los grandes jefes del narcotráfico no se
han traducido en una merma de la producción de estupefacientes.
Al encuentro, que se realizará este viernes en el puerto colombiano
de Cartagena, confirmaron su presencia los presidentes Felipe
Calderón; Elías Antonio Saca, de El Salvador; Álvaro Colom, de
Guatemala; Martín Torrijos, de Panamá; Leonel Fernández, de
República Dominicana, y el mandatario del país anfitrión, Álvaro
Uribe.



Tags: Afp y Dpa La Jornada, paramilitar, uribe, farc, radio, colombia, exjefe

Publicado por ChemaRubioV @ 14:02
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios