Mi?rcoles, 27 de agosto de 2008

Yaniris Espinal: Cuento


El reencuentro

Por Yaniris Espinal



Había llegado la hora del último encuentro con la otra. El misterio del espejo la atormentaba, recordaba su edad de inocencia y la insistente voz de su madre.
—Sólo refleja la realidad Alama, y a quien tú ves, esa, eres tú…
Nada, nadie pudo convencerla, siguió creyendo en la existencia de ese mundo en el que existía otra igual a ella, la que acudía al espejo ya cansada de preguntas sobre el porqué de tan desventurada vida. Y en ocasiones era en verdad la otra. Sentimientos, emociones y vivencias no eran propios, provenían de la otra, la del espejo. Su madre la había obligado a encerrarse en su cuarto, no quiso apartarla de sí, pensaba que era su única hija, ignoraba tantas cosas. Aquella tarde solitaria se perfiló cariñosa, gentil, estaban las paredes ya golpeadas, el enorme espejo y ella. Mientras la delgada tela de su vestido iba reposando tibia en sus pies, se miró a los ojos y en un tono amenazador se dijo:
—Voy a terminar contigo, destruiré tu mundo y tu existencia como a este cristal, y desde hoy seré y...
Tocaron a la puerta, retiró el pie izquierdo del vestido y retrocedió. En alto apretó los puños como piedra y cerró los ojos. Sólo escuchó el insistente golpe, confundido con la agitación de la sangre en las sienes, y se abalanzó con todo el impulso de sus fuerzas sobre el espejo.
Tirada en el suelo, los ojos aún cerrados, con cristales incrustado en todo el cuerpo, sin sospechar la silenciosa huida de la vida en la tibieza ahora húmeda del vestido, pensó, ¿libre?, y emergió una frágil sonrisa de la fantasía de su liberación, seguida de un gesto vacío, ¿cuál seré yo? Una luz fría la envolvía, la obligaba a abrir los ojos, la puerta abierta, volteó el rostro, y como hiel fue su sorpresa: a su lado, en un mismo charco de sangre, moribunda, yacía la otra.

Tags: ERES TU, YANIRIS, OTRA, UNICA, MADRE, DESTRUCCION, PUÑOS

Publicado por ChemaRubioV @ 18:15  | RELATO .
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios