Martes, 02 de septiembre de 2008


Corolas zigomorfas exuberantes, floraciones arquetípicas del sexo,
lenguas y labios profundamente sensuales, estribaciones de la
lujuria untuosa. Madréporas violetas, corales florecidos de cielo,
musculatura de panteras lunares, heliotropos deformes. Balsámicas
exhalaciones de la cópula, serpientes enroscadas a los cálices,
reverberaciones de turquesas y aguamarinas, crisoberilos licuados.
Diapasones de zinc y níquel, aceite de clepsidra bajo los
fluorescentes, rosas mutantes, putas implorando una penetración.
Orquídeas azules, como pavos reales malditos, como zigzagueantes
nudibranquios rococós, como pensamientos arrancados de cuajo, ebrios
de antitesis de granadina. Puñales de curva y curva y curva, dagas
asesinas, cuchillas de afeitar, coágulos, mariposas de alas de
cuchillo, lentos volúmenes de pétalos de mucílago, azules de añiles
soberbios, estremecidos hasta el amarillo, o celestes como el
firmamento, cayendo sobre el borde de las azoteas, afrodisíacas
vulvas femeninas, coitos homosexuales, moluscos sin caracola,
lívidos ante la naturaleza de su tinte. Bencina y anilina. Tóxicas y
eléctricas florituras del vidrio, delicadas como la seda, perfiles
de agujas en el pene, pingüinos rosas, carne de almeja. Gladiolos
para Huixtxilopoxtly. Gladiolos para cientos de cráneos desollados,
digitálicas para la Diosa Kali, la de los ocho brazos, negra como la
noche sobre los cauces. Acequias que brillan ondulantes, perfumes
convertidos en asma. Carne arrancada de un dedo. Orquídeas azules.
Reencarnación, encarnadura, lluvia. Corolas para desiertos de Urano,
pies ambulacrales de equinodermos, golpe en la uña. Lirio, asfodelo,
orobanche, geranio. Pelargonios excitantes, pan y miel y vino, y
zumo de pomelo, y nota de armónica de cristal, y fuga de armonio.
Opalinas cristalescencias del vidrio, canicas fundidas bajo los
crisoles, encarnadura de hueso quebrado, mutación de colgajo.
Pudorosa Virgen que se desnuda, provocativa puta que exige,
homosexual y chapero, golfa y golfo, Museo de Bellas Artes
Sevillano, profanado en una noche blasfema, Sexo junto al sagrario
de la Macarena, delicadeza de tacto suavísimo, lentejuelas de oro,
rubíes en los vasos. Carbunclos arrojados a la basura, palpitantes
cnidarios voluptuosos. Salamandras bajo el espanto de los
lapislázulis. Lapislázulis en el cuello de la Diosa, pescuezo
cortado de gallo, cuello torcido de víbora, veneno. Tinta para los
corales muertos, añiles para la nieve pura, fría como la carne de
los cadáveres. Labios que no han probado jamás el hielo, o hielo
hasta en la redondez del antro. Toro sangrante. Sangre bajo los
rayos de la luna. Rosas aberrantes, rosas descoyuntadas, síndrome
por aplastamiento. Fluorescencias que causan pavor. Ramos portados
por asesinos, trepanaciones violentas, mar en un espejismo sobre el
Sahara, Oasis de corrupción y cianuro, linfa y vena y esponja. Y
cohombro marino. Torciéndole el cuello a los cisnes: Nieve: Cisnes
azules: Orquídeas azules: Orquídeas Negras. ¿qué has tomado?,
borracho, ¿qué has bebido?. ¿qué has bebido, borracho insolente?.
¿qué te han echado en la bebida, cerdo?¡¡¡¡¡. Torciéndole el cuello
a los cisnes: Orquídeas azules: Orquídeas Negras.
............ ......... ......... ......... ......... ......... ......... ...
............ ....
Francisco Antonio Ruiz Caballero.


Tags: sensuales, sexo, lujuria, putas, pene, virgen, homosexual

Publicado por ChemaRubioV @ 13:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios