Viernes, 26 de septiembre de 2008

Donde ha colgado la diosa

su lámpara fría

en esta hora de lobos, aleve

el ojo que insomne

recorre el paisaje

y el madero de la casa

solitaria que cruje

bajo el polvo

de altísimas estrellas.

Muy tarde sabrás

tal vez de qué signos

he hablado,

de qué extraño viento

de un mundo

azul y silente

en su larga marcha

hacia el centro

de un infinito

vacío de sombras

 

Alejandro Drewes   


Tags: la diosa, lobos, solitaria, polvo, mundo, extraño, argentina

Publicado por ChemaRubioV @ 12:42  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios