Viernes, 10 de octubre de 2008
 
En los departamentos de la media luna boliviana, existe una
estructura feudal de la tenencia de la propiedad agraria, pero en
Santa Cruz de la Sierra, hay un poder de las logias, que dominan la
zona urbana, con una a proximidad al narcotráfico y con el apoyo de
la clase media, los que militantemente se oponen al referéndum de la
nueva constitución, la razón fundamental es que al aprobar la nueva
carta magna se reducirá a las 5.000 hectáreas la extensión máxima del
latifundio, y los señores feudales que viven de la renta, saben que a
"menos tierra, menos poder". Los/as que hemos vivido en esa región,
conocimos como es el esclavismo, y como convive en pleno siglo XXI en
la bella e enigmática Bolivia, la hija predilecta del Libertador:
Simón Bolivar, de allí su nombre. A Evo como presidente, le quedaba
dos vía, seguirle el juego de la oligarquía o recurrir a los
movimientos sociales, lo expresó en el discurso que pronunciara en
Tegucigalpa, en el acto en donde Honduras firmó el convenio del ALBA,
se me engrifó mi cuerpo cuando lo escuche, decir que prefería ser
influenciado por el pueblo pobre que por los que han dominado su país
por generaciones.

Evo con su característica honestidad, sostuvo en esa frase que existe
presión de ambos frentes, unos por mantener el pasado
feudo colonial y otros por realizar transformaciones profundas, el
presidente de los bolivianos siempre se toma su tiempo en silencio,
para tomar decisiones, consulta en forma colectiva e individual a
distintos actores nacionales e internacionales y analiza para definir
su hoja de ruta.

Esa es la forma de gobierno ancestral de los pueblos originarios de
ese país. Nosotros/as occidentalizados, nos cuesta entender la forma
estética y ética de su política, y creen como decía Pablo Neruda en
sus versos del Abogado del Dólar: "son indios, poco más que bestias"
y tenía razón el premio Nóbel porque en Honduras "aparece un enano
oscuro y con suavidad", dice lo mismo pero con otras palabras, las
que he escuchado y leído en los medios de comunicación: "esos países
(los del ALBA) son miserables, pobres, para qué unirnos a ellos", así
con esa misma burla, esos políticos y empresarios, nos ven y "por muy
nobles que nuestros hechos sean, nos miran con desprecio"(Verdades
Amargas).

La solidaridad internacional con el pueblo y gobierno de Bolivia, es
en este momento determinante para debilitar la intervención
imperialista, que busca dividir ese país para apoderarse de sus
recursos naturales, como anteriormente lo hizo con el estaño, el oro
y la plata de las regiones del altiplano: Potosí, Oruro y La Paz. Es
por ello, que las personas que amamos a Bolivia agradecemos la
postura solidaria de Honduras. Hay aquí voces que critican al
presidente Zelaya, por su decisión, a los ricos y aliados del capital
mundial y de los intereses de Estados Unidos los entendemos, además
están en su derecho, pero a los/as humanistas, que lloramos cuando
hemos vistos las inequidades, la discriminación por ser indígenas,
el robo descarado de los recursos del pueblo de Bolivia, el
intervencionismo y desprecio de los diplomáticos estadounidenses
hacia los indios, no nos queda más que agradecer al gobierno de
Honduras, por su valentía; que es superior a la Hugo Chávez de
Venezuela, porque este tiene mayor apoyo popular, está más retirado
de EE.UU. y no necesita el cheque de USAID para sobrevivir, a
demás los pitiyanquis son la minoría. Pero la dignidad y la justicia
no deberían tener precio. En Bolivia es notorio el papel de algunos
tránsfugas del Movimiento Al Socialismo (MAS), que junto con
periodistas "ex independientes" se han constituido en la quinta
columna, de la extrema derecha, dentro del proceso de cambio, para
tergiversarlo y progresivamente tumbarlo. Los políticos y periodistas
hondureños, han corrido a expresar e incluso a llamar a darle un
golpe de estado al presidente Zelaya, porque su decisión, pone en
riesgo la ayuda norteamericana en el país, mi pregunta es ¿Cuáles
son los resultados de la esa cooperación?, que a lo largo de más de
60 años, el progreso ha sido desalentador.

Según cifras oficiales, para el 2008, unas 9 instituciones
internacionales y más de 30 países cooperan con Honduras, con cifras
que llegan a 500 millones de dólares anuales reembolsables y
donaciones o sea que menos de la mitad de este dinero es prestado a
tasas de interés muy bajas y plazos de hasta 40 años.

Pero que tenemos: que de tres familias hondureñas, dos son pobres y
de esta, una vive en indigencia; la desnutrición infantil alcanza a
un tercio de los/as niños/as, unas 700 mil familias no tienen acceso
a la vivienda digna, es así que el modelo de cooperación vertical de
países como Estados Unidos y la Unión Europea, nos dan esas cifra que
ellos mismo publican y nos otorgan los primeros lugares en
corrupción, pobreza e inseguridad y los últimos puestos en
competitividad y desarrollo humano. Por eso tenemos derecho como
pueblo en buscar otras alternativas de cooperación horizontal; por
tal razón podemos o debemos ver hacia el Sur que es nuestro Norte

Divina Alvarenga



Tags: Pueblos Mirando al Sur, bolivia, honduras, norte, divina, libertador, renta

Publicado por ChemaRubioV @ 14:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios