Martes, 28 de octubre de 2008
Mi calle, mi calle de la tierra suelta,
manto de mis pies descalzos
y de las tardes muertas.

Muertas como las casas que nacieron muertas,
con unos habitantes que no necesitaron puertas
para de ver de cerca el hambre
y una cavidad en la esperanza, esperanza tan desierta.

Esa fue la calle de mi niñez y adolescencia
sin música ni aplausos y menos fiestas
porque solo fue una calle más con tierra suelta
en este mundo tan revuelto y tan lleno de violencia

Guzmán Lavenant


Tags: mi calle, pies descalzos, adolescencia, desierta, fiestas, hambre, casas

Publicado por ChemaRubioV @ 16:56  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios