Mi?rcoles, 19 de noviembre de 2008

 

  1. Alargada y crepitante es la piedra del cruceiro: nota mitológica de un ir y venir de voces que posaron sus alas frente a una cruz que evoca nombres y recuerdos.


  1. El camino siempre lleva más allá de lo predecible; las piedras son testigos casi mudos del lugar hacia donde nos dirigimos; mas no existe mejor lugar que el propio, ése que añoramos poco antes de nacer.


  1. De guijarro fue mi corazón... Colapso fue y herradura de mirra es ahora que tengo la oportunidad de tenerte en mis brazos rejuvenecidos por el paso de los días que se alimentan de ti.


  1. Pídeme azabache en el límite del viaje a ninguna parte. Pídeme iris y adultez: yo sólo te daré ojos nocturnos y niñez de hombre que rodeó con sus dedos el triángulo de la voluntad y los galanes gestos.


  1. Un beneplácito desde la atalaya pide sirenas de mar enaltecido; no creas que yo no pedí lo mismo en el momento en que me sentí digno y sosegado, así como se muestran los dados y las cartas que rigen nuestro destino.


  1. Pétalos y rubíes y encantamiento mañanero... Cruzamos el limbo y nos quedamos en el centro de los egos. A veces somos tan humanos que no somos nada; a veces la concordia entre los pueblos se encuentra en lo simple y no en lo complejo.


  1. Visito con luna de mayo el camposanto donde los epitafios sierran conciencias. Me siento sobre la lápida del tictac y mi cerebro requiere argumentos de alma y velas verdes. Es absurdo cruzar el umbral si no posees zapatos de arena y cielo.


  1. Me cuido de lo absurdo y reconozco que lo he sido durante años, hasta que la grava de lo mágico se posó en mis bolsillos y dejé de serlo.


  1. Cercas con tus manos mi ombligo de invierno. Saben los hados que somos dos en un cuarto con vistas al día anterior a todos los días... Tú dices algo propio de ti, de todos los días, y yo me siento hábil frente al abismo de lo imperceptible.


  1. Larga es la noche sin los minerales que le robé a tu conciencia. Es aburrido comer pan sin sal y caótico es morir sin haber probado los licores celestes de la madre Tierra.

Alexander Vórtice

www.lacoctelera. com/alexandervor tice

www.lacoctelera. com/vortx


Tags: corazon, ojos, alas, piedra, diez pensamientos, pueblos, dedos

Publicado por ChemaRubioV @ 19:45  | REFLEXIONES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios