Domingo, 30 de noviembre de 2008
 
¿Un personaje folclórico o un fiel reflejo de una sociedad en crisis?

*Alex Darío Rivera M.

Es un ermitaño que deambula por las solitarias sinuosidades de la
ciudad de Santa Bárbara, todo el pueblo lo conoce, nadie sabe
verdaderamente quién es. Su historia, es una antitesis del personaje
homónimo que narra el Génesis bíblico.

Su nombre es Caín, por lo menos con dicha gracia lo identifican,
aunque no pueda corroborarse por ningún certificado de nacimiento,
bautismo o defunción. Es un hombre de pocas carnes, de aspecto casi
mitológico o fosilizado. Su fisonomía, que casi siempre la enmarca
una barba grisácea a medio crecer y un remedo de gorra, más que a
perturbado semeja a un erudito, un Rasputín sin realeza.

Carga en su mano izquierda una vara de "güesillo" como camarada
inseparable, siempre sus manos y su báculo dispuestos a limpiar las
cunetas, esquinas y aristas de las angostas aceras cundidas de basura
por la gente "cuerda" del pequeño poblado, que sigue siendo la
llamada ciudad que según algunos fundó Matías de Gálvez y Gallardo.

No podemos olvidar del susodicho, que desde generaciones atrás se ha
ganado el reconocimiento y la admiración de los vecinos por su eficaz
y precisa función de calendario, cancionero, horóscopo y almanaque.
Anuncia sin nadie preguntar las ferias patronales de cada municipio,
aldea y caserío. Chifla en su chifladura o tararea las melodías de
antaño que para los jóvenes son enigmáticas e ignotas. Predice
acontecimientos personales, divulga los solsticios y equinoccios,
pronostica los cambios climáticos y los movimientos lunares y, cómo
estos afectarán en el buen o mal oehumor? de la gente, a la que, evade
silbando una melodía antiquísima elevando la vista al infinito, donde
seguramente pertenece, en una mueca que le frunce la frente e irradia
desdén.

Su retrato de cuerpo entero, evidencia el arqueo de su espalda con
innegable ausencia de sus posaderas. Su piel, tiene un aspecto a
tambor de cuero curtido o a manuscrito en papiro, como secuela de su
permanente intemperización. La pose, no deja de ser elegante, recarga
su vara sobre el bíceps sosteniendo un extremo con su mano. El pie
izquierdo adelante, recarga su descarnada estructura corporal en su
pierna derecha, -mientras- el oechiflado? vuelve a chiflar la
tonadilla de la canción: El puente roto.

Hola patroncito, saluda cuando quiere... ¿tiene algo ay? pide raras
veces, menos que algunos de sus convecinos, de esos que lo tienen por
loco y que pese a tener todas sus "facultades" se dedican a la
indigencia, ya sea en un cargo público, un equipo de fútbol o
recibiendo la provisión alimenticia por parte de una institución de
las que llaman filantrópica, de esas quemutilan las iniciativas de
la gente como estrategia de sumisión.

Volviendo a nuestro personaje, desde que yo era niño, él sigue siendo
idéntico, no cambia, es el mismo -eso también dicen mis padres y
quizás lo dijeran mis abuelos. Es imperturbable al tiempo, al
abandono y a la desidia de una sociedad del cual dice estar orgulloso
considerándole una entidad cultural o folclórica. Poetas le han
dedicado sus más inspirados versos, los escasos pintores del pueblo
han plasmado su estampa en lienzos y, los fotógrafos, estos han
dilapidado rollos de película por capturar sus muecas y monerías.
Otros, han dedicado líneas, intentando narrar lo indecible sobre su
supervivencia y modus vivendi, entre estos últimos, vergonzosamente
me identifico yo. Es una pedantería extraña y discordante, nadie le
tiende la mano, pocos le dan un pan, otra mudada o un corte de pelo y
barba, casi siempre, los dadivosos son los que tienen poco que
ofrecer.

Sobre él, se retuercen numerosas historias y mitos en permanente
búsqueda de dilucidar su misterio. Algunos aseguran que laboró en un
municipio cercano como maestro de educación pública y que allí se
apareó con una hermosa mujer que al percibirlo inalcanzable a sus
sentimientos e intensiones le mandó "hacer mal", sin temor a parecer
grosero, para oebien? de las generaciones posteriores que hemos tenido
el privilegio no de conocerlo, sino de desconcertarnos ante su
simbológica existencia, a su heroica supervivencia en una sociedad
que se deshumaniza en el mismo sentido proporcional en que lo
material adquiere significado.

Entre muchos enigmas que lo envuelven, uno es la incertidumbre
general de su lecho nocturno de descanso y de los lugares donde hace
sus necesidades fisiológicas y se baña, si es que lo hace. En
realidad, nadie se atreve a decir abiertamente que está trastornado,
aunque unánimemente lo creen. Cuando lo aprecio de cerca tengo la
convicción que lo perturbado, es justamente lo que lo rodea. Él, en
su esencia es él, nosotros en nuestra condición no somos más que una
réplica de lo que esta trivial sociedad nos orienta e impone.

A veces, creo que la locura más franca está en el gentío que lo tiene
por chiflado. Él, en medio de la "cordura" que lo rodea, se inserta
en su demencia. Construye su propio mundo, erige puentes y se
desdobla anímicamente escapándose de nosotros... quizás de la locura,
silbando, sonriendo solo, quitando basura, simulando pensar, en fin¦
forjando ser loco, cerrando su portezuela¦ ingresando a su propia
dimensión, extensión que ignorams.

Por ahora, me entretengo pensando, rumiando una interrogante: Su
empeñosa faena de hacer a un lado la basura ¿será en su interior una
metáfora nuestra?


*Alex Darío Rivera M: Educador, Promotor Cultural santabarbarense,
editor de la revista histórica-cultural y de la serie documental de
televisión "Raíces", funcionario del Centro Cultural Hibueras y
estudiante de Ciencias Sociales en la Universidad Pedagógica Nacional
"Francisco Morazán" (CUED) sede de Comayagua.





--------------------------------------------------
libertadexpresion

Espacio Virtual Libertad de Expresion de Honduras
Servicio de RDS-HN
http://rds.org.hn
Para borrarse de esta lista por favor envie su peticion a: [email protected]

Tags: Su nombre es Caín, CENTROAMERICA, ARTICULO, ENSAYO, ALEX DARIO RIBERA, MANO IZQUIERDA, RASPUTIN

Publicado por ChemaRubioV @ 22:17  | ENSAYO
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Sugely
Lunes, 01 de diciembre de 2008 | 23:35
Quisiera saber como le hace el "descarnado amigo"Muchas risas para manejar tantas cosas a la vez, loco lo llaman? no creo mucho, me parece lo necesario cuerdo y lo suficiente inteligente para tildarlo de esa forma, se le admira
"heroe de pueblo grande" Gui?o
Publicado por ChemaRubioV
S?bado, 06 de diciembre de 2008 | 12:21
esos locos descarnados con sentido.
si a mi , tambi?n me lo parece.

salud

txema r. v.