Domingo, 22 de febrero de 2009
EL ESCRITOR OBTIENE EL PRESTIGIOSO GALARDÓN

'La poesía también es brújula de la sociedad', dice Antonio Lucas, premio Ciudad de Melilla

  • El escritor y periodista de EL MUNDO obtiene la distinción por 'Los mundos contrarios'
El escritor y periodista Antonio Lucas. (Foto: José Aymá<img style=" border="0" height="450" src="http://estaticos02.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2008/10/27/1225123481_2.jpg" title="El escritor y periodista Antonio Lucas. (Foto: José AymáGui?o" width="300" />
Ampliar foto

El escritor y periodista Antonio Lucas. (Foto: José AymáGui?o

Actualizado martes 28/10/2008 10:22 (CET)
ImprimirEnviar noticiaDisminuye letraAumenta letra
PILAR ORTEGA BARGUEÑO

MADRID.- 'Los mundos contrarios', el libro con el que Antonio Lucas (Madrid, 1975) obtuvo ayer el premio de poesía Ciudad de Melilla -dotado con 18.000 euros y publicación en la prestigiosa editorial Visor-, habla de lo fugaz del tiempo, la muerte, el amor, el miedo y las contradicciones del hombre, pero también, y sobre todo, "del poeta implicado y comprometido con las coordenadas de su tiempo".

Con este libro, Lucas incluye nuevos ingredientes en la tradición irracionalista en la que se ha insertado con sus libros anteriores 'Antes del mundo', 'Lucernario' (premio Ojo Crítico 2000) y 'Las máscaras' (2004) para acceder a otros territorios que tienen que ver más, según explica, "con la idea del poeta como ciudadano, como un hombre empapado en las circunstancias de su tiempo, tan desalentadoras".

Quizá por eso, este poemario toma su título de un verso de Henri Michaux que para Lucas es un paradigma de la sociedad de hoy: "Vivimos en una suerte de colisión de mundos, de mundos contrarios. Las aspiraciones, los deseos, las pasiones y los desengaños se mezclan en espacios de fricción. Por eso, la poesía es una celebración, pero también una reacción contra las cosas mal puestas en nuestra biografía de ciudadanos".

Dice Antonio Lucas que la poesía no sólo es un artefacto verbal: "Es el mundo y el perfume del mundo y, sobre todo, una forma de gritar más alto cuando uno tiene la certeza de que lo que dices tiene que servir para algo, ha de ser un compromiso ético y estético. El poema tiene que tener un impulso hacia o contra algo".

Formalmente, 'Los mundos contrarios' combina poemas en verso con otros en prosa y, en este territorio de libertad, Lucas asegura haber ensanchado su discurso: "Aunque en todos los poemas hay una mirada lírica, la combinación de formas hace más amplio el caudal el discurso del poeta. Creo que en poesía cada vez hay que ser más auténtico y personal, especialmente cuando asistimos a un presente lleno de falsos prestigios y mentiras, y en lo literario infestado de modas absurdas, de jueguecitos de boy scout, de tunos disfrazados de modernos".

En este panorama general de ídolos y sueños devaluados, ¿es posible la poesía? Antonio Lucas, redactor de Cultura de EL MUNDO, responde como un rayo: "No sólo es posible, sino que es necesaria. La palabra poética lo ha sido siempre. Llevamos 2.500 años de tradición y no ha habido ningún momento mejor o peor para la poesía. La escritura es una brújula de la sociedad, una forma de medir al hombre y el tiempo del hombre. Siempre necesitaremos el norte de un poema o de unos versos sueltos para acceder a cierta verdad de manera más pura, más desnuda".

Un poeta precoz

Es el más joven de los poetas que han ganado el Ciudad de Melilla, en cuya nómina se encuentran Felipe Benítez Reyes, Luis Antonio de Villena, Clara Janés o Luis Alberto de Cuenca. ¿Por qué la juventud se asocia siempre a la labor poética? Lucas desmitifica el vínculo: "La juventud conlleva una voracidad mayor, porque trae adherida una mayor gana de mundo y vida. Y una forma de canalizar todo esto es quizá la escritura. Uno de los grandes impulsos del poeta es esa incertidumbre de la juventud, aunque lo cierto es que muchos grandes poetas han llegado a ser realmente grandes en su completa madurez vital".

A la hora de citar sus referentes poéticos, confiesa que la lista sería grande, pero si sólo se trata de destacar a uno, cita sin dudarlo a Rimbaud: "Combina dos o tres de los aspectos determinantes para un escritor: la pasión desmedida de la juventud, el enigma de la palabra y el concepto furtivo de la vida. Llegó un momento en que Rimbaud abandonó todo e hizo uso de la libertad hasta el extremo del extravío. Las palabras en él siempre son feroces".

"Disciplinado y anárquico", afirma, maneja como un relojero celoso el escaso tiempo que le deja su dedicación plena al periodismo diario. Dice que sólo escribe en casa y cuando percibe que el poema se aproxima: "Siento como un estado carencial que anuncia el poema y, cuando tengo esta intuición, me entrego a ella".

Para Antonio Lucas, la poesía que se está escribiendo en la actualidad es muy plural, amplia en tradiciones. Quizá por eso no se siente inmerso en ninguna corriente específica: "Yo sólo sé dónde estoy en la amistad. Y mis amigos son muchas tradiciones juntas, cada uno trae un origen literario muy distinto. Mi tradición está hecha de autores que se contradicen entre sí, no hay estrategia. No se puede escribir desde el manifiesto, eso es hoy una estafa, sino desde el antimanifiesto".


Tags: premio ciudad de melilla, antonio lucas, elmundoes, manifiestos, fccinformacion, prestigioso galardón, amigos de verdad ylejanos

Publicado por ChemaRubioV @ 13:28  | ARTICULO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios