Domingo, 22 de febrero de 2009

 

 en América Latina

Indice
1. Introducción
2. Antecedentes históricos del crimen organizado en América
3. Crimen organizado: fases evolutivas y características
4. Clasificación del crimen organizado
5. Mafia o triadas Chinas
6. Terrorismo Internacional
7. Conclusión General

1. Introducción

El Objeto del presente trabajo es el de referirse a los aspectos más resaltantes de la criminalidad organizada, especialmente sobre la estructura y la dinámica de estos grupos, las estrategias de lucha contra este fenómeno y los aspectos que, necesariamente, deben ser considerados en el
Derecho nacional e internacional en la búsqueda de soluciones viables de aplicación.-
Cuando se hace mención al crimen organizado, historicamente se la relaciona con la MAFIA . Es por ello que se habla de mafia italiana, turca, japonesa, rusa o colombiana, aunque para esta última se haya utilizado mas el termino de "Cartel", palabra de origen alemán kartell, entendida como agrupación de empresas que, conservando la individualidad, tienen como fin principal la supresión de la competencia. Pero si queremos entender la especificidad del problema, debemos limitarnos estrictamente al concepto, porque indudablemente la mafia es criminalidad organizada, pero no toda criminalidad organizada es mafia.-
La Mafia en el sentido en que es conocida internacionalmente, tiene su origen en Italia, donde existen tres organizaciones bien definidas, con características distintas, peculiares, que las distinguen a unas de otras:

La Andrangheta: es una palabra de difícil pronunciación, que deriva del griego "andragateo", que significa comportarse como un hombre valiente, lo cual muestra claramente las características especificas de este tipo de organización, en los cuales se modifican o tergiversan ciertos valores comunes a la sociedad, tales como "honor", "amistad", "sentido de tradición". Este grupo no tiene una organización unitaria, sino que está compuesta por una serie de familias mafiosas, que tienen entre ellas un tipo de confederación que conjuntamente representa a la "Sociedad Honorable". Es decir, siendo una confederación de familias mafiosas, los Jefes reconocidos son aquellos que tienen mayor ascendencia, mayor influencia.-
La Camorra: Otra organización muy conocida de tipo mafiosa que opera principalmente en Nápoles, formada por una estructura numerosa de pequeñas organizaciones locales y carece de un gran jefe que controle todo. Al inicio del siglo hubo un famoso proceso que dio un gran golpe a la Camorra y la dejo prácticamente callada por unos 30 años, reapareciendo después de la segunda guerra mundial. La Camorra tuvo una intervención importante en el contrabando de tabacos al inicio de los años 70, que genero importantes conflictos violentos con otras organizaciones criminales que produjeron un numero importante de muertes.-
Cosa Nostra: Es también conocida como Mafia Siciliana, precisando que ese termino no es utilizado por las personas que pertenecen a esta organización. Ellos hablan exclusivamente de "Cosa Nostra" que a diferencia de las otras, tiene una estructura rígidamente unitaria, arriba de la cual está el jefe absoluto de la Cosa Nostra. En la base de esta organización esta la "familia", cuyos componentes son llamados "hombres de honor"; como grado intermedio esta el "Jefe de decena" que es el que tiene a su disposición la estructura militar de la familia. El Jefe de Familia se llama "Representante" y resulta de una elección, pero sobre la base de relaciones de fuerza.-

Para ser parte de la "Cosa Nostra" es preciso ser hombre y siciliano y además requieren de otros valores adicionales, que pudieran ser incomprensibles, como cuando es arrestado un "Hombre de Honor" y en la cárcel muestra cierto tipo de intolerancia a las limitaciones producidas por el régimen penitenciario. Por ejemplo, un hombre que intentó suicidarse en la cárcel, fue salvado y posteriormente asesinado. Esto tiene un mensaje claro, si un hombre no es capaz de soportar las molestias de la cárcel, antes o después puede hablar y la ley del silencio es la que más severamente se hace respetar dentro de la "Cosa Nostra". Esta es precisamente otra de las características de la organización, los "Valores" son siempre inmutables, aparentemente se transforman, pero en realidad es siempre idéntica a sí misma.
La "Cosa Nostra" nunca enfrentará ningún encuentro a campo abierto y tiene exacto conocimiento de las medidas de ferocidad y acción, según las necesidades de cada momento. Por ello, es capaz de estar silenciosa aun por años, pero cuando decide moverse es porque está segura de haber ya vencido. Una de sus características es la de sembrar la discordia en el campo adversario y cuando finalmente exista la suficiente cantidad de muertos por ese hecho, será el momento oportuno para intervenir y poner de acuerdo a las partes.-

2. Antecedentes historicos del crimen organizado en america

Con la masiva migración de la población siciliana hacia Estados Unidos, a inicios del siglo, fue constituida la "Cosa Nostra Americana", para proteger a los migrantes del poder de los irlandeses y al poco tiempo tomaron el papel mas relevante en el crimen organizado en los Estados Unidos, pero es preciso aclarar que la "Cosa Nostra Americana" no es sino un apéndice de la "Cosa Nostra Siciliana" y en todos los casos es ésta la que dirige todas las acciones.-
Esta influencia del Crimen Organizado tendría su foco principal de acción en CHICAGO de los años 20/30, durante la llamada "Ley Seca", administrando alambiques clandestinos, diseñando y protegiendo un sistema de trafico y distribución y generando todo un esquema de protección mediante el soborno de magistrados, fiscales y policías.
Posteriormente este sistema delictivo fue expandieso a paises limitrofes de los EE.UU., como Mexico y Canada, así como las islas del Caribe, donde se formaron verdaderos paraisos bancarios, donde se "blanqueaban" el dinero producto del crimen.

En la decada de los 80 se detectó una suerte de alianza entre la "Cosa Nostra" y el "Cartel de Medellín" en Miami - EEUU. Los hombres de honor de Sicilia rechazaron categóricamente la idea de viajar a Colombia, no por miedo sino por la conveniencia de elegir un lugar en el que sea más fácil de concordar.
En este punto, dijeron claramente a los Colombianos que no podían enviar ningún cargamento a Europa sin su consentimiento o de lo contrario matarían a todos, uno tras otro. Ellos decidieron intervenir en este negocio, solamente cuando estuvieron completamente seguros de que el juego valía la pena, es decir, que se trate de algo muy importante.-
El "éxito" de los grupos mafiosos italianos en los EEUU alentó la venida de otras organizaciones criminales, es así que con la migración de ciudadanos chinos se dio igual fenomeno que con los italianos, surgiendo así las denominadas Triadas Chinas, que mediante extorsiones, secuestros y asesinatos mantuvieron un estricto control sobre sus connacionales y lograron levantar verdaderos imperios delictivos en los EEUU, y posteriormente trasladarlo a Sudamerica donde existen actualmente bien organizadas bandas criminales dedicadas al contrabando, extorsión y otros estilos delictivos.
En menor grado, pero con presencia conocida se dio la inmigración de otros grupos mafiosos, tales como la Mafia Rusa, que tubo su periodo de expansión mayor al termino de la Guerra Fria y con la disolución de la Ex Union Sovietica. Integrantes de este grupo fueron detectados en MIAMI-EEU, involucrados en la venta de armas convencionales y quimicas, así como en su canje por drogas.
Los Yacuza o Mafia Japonesa se instalaron en los EEUU después de la Segunda Guerra Mundial, son grupos delictivos muy temidos por los japonés residentes fuera de la isla, ya que utilizan métodos de presión para acceder a cuotas o directamente para apropiarse de empresas, fabricas y otros negocios lícitos, para utilizarlos en el lavado de dólares, su área de acción principal es el Centro de los EEUU.

3. Crimen organizado: fases evolutivas y características

Fases evolutivas
Siguiendo el esquema de estudiosos americanos como Stier y Richards sobre el crimen organizado, éste evoluciona en tres estadios. Las tres fases de evolución del crimen organizado, que tienen un valor funcional para describir su evolución aunque no suficiente para explicar las causas y motivos estructurales de su gestación y desarrollo, las han trabajado, en particular, Edwin H. Stier y Peter R. Richards, "Strategic Decison Making in Organized Crime Control: The Need for a Broadened Perspective", en Herbert Edelhertz (ed.), Major Issues in Organized Crime Control, Washington D.C.: U.S. Government Printing Office, 1987] se los idenfica como:
Fase Predatoria: es la inicial y se caracteriza por la reafirmación territorial de grupos criminales que garantizan su poderío mediante la violencia y con ello logran defender su empresa ilícita, eliminar rivales, ganar espacio físico y asegurar un monopolio privado en el uso de la fuerza.
Fase Parasitica: implica una notable influencia política y económica, combinada con una enorme capacidad corruptiva de segmentos públicos y privados.
Fase Simbiotica: es el estado final y se produce cuando el sistema político y económico se vuelve tan dependiente del "parásito" que significa el crimen organizado, como éste de las instituciones establecidas para su expansión y afianzamiento. Aquí ya se asiste a un fenómeno de naturaleza política: un nuevo actor con fuertes atributos de poder económico e influencia social que busca legitimar su presencia en la sociedad con múltiples medios para lograrlo y de modo vehemente. De consolidarse esta fase final sin una comprensión y resolución profunda y efectiva a lo que ello significa e implica, el entorno interno y externo se tornará inexorablemente crítico para el país.

Características
El Crimen Organizado tiene perfecto conocimiento del arte del mando y de la estrategia, saben cuando avanzar y cuando retirarse. Cada vez que deciden actuar, son despiadados, pero no feroces, A pesar de que tienen en su haber cientos de crímenes y homicidios, cada uno de ellos responden a una razón, a una estricta necesidad bajo la propia lógica homicida. No hay ningún asesinato que responda a una atrocidad gratuita, siempre se asume como necesario en un momento histórico para la organización.-
El crimen organizado florece, se amplía y hunde sus raíces Independiente del grado y nivel de desarrollo económico histórico o vigente de un país .Se presenta más allá del tipo de régimen político, democrático o autoritario, y de su ubicación periférica o central en el sistema internacional.
El crimen organizado es un fenómeno dinámico que se circunscribe cada vez menos a la idea casi prefijada de un solo espacio físico, de un grupo nacional y de un número reducido y limitado de productos ilícitos en control de una organización dada.

La noción de criminalidad organizada no es estática. Por el contrario, asistimos actualmente a una forma empresarial delictiva que está en un proceso de transición y cambio. Por ello, el crimen organizado está adquiriendo dimensiones globales (en lo geográfico), transnacionales (en lo étnico cultural), multiformes (en los acuerdos que forja con sectores políticos y sociales) y pluriproductivas (en cuanto a la gama de productos que transa y a los distintos niveles de participación; esto es, producción, intermediación, venta, etc.). con el tiempo, los miembros de organizaciones criminales, han ido mostrando un alcance cada vez más integral, multiplicando la producción, comercialización y distribución de productos ilícitos (marihuana, cocaína, heroína y drogas sintéticas) en diversos mercados y ampliando los contactos y compromisos con otros grupos extranjeros de criminalidad organizada.
La criminalidad organizada se asienta en un espacio y un tiempo en los que las relaciones individuales y colectivas son facilitadoras de su maduración y poderío. Esto apunta a que el crimen organizado es mucho más que un acto o una conducta, grupal aislada o unilateral, anémica o desviada. Esta modalidad de crimen se inserta en una profunda, compleja y dinámica matriz en la que la sociedad es, al mismo tiempo, víctima de sus demostraciones violentas de fuerza y beneficiaria de los bienes y servicios que provee.
De igual manera, surge y se ramifica en un entorno en el que el Estado se encuentra, parcial o completamente, tácita o expresamente en convivencia con dicha criminalidad, permitiendo de hecho que su capacidad operativa (tanto de bienes y servicios ilegales como lícitos) prospere.
La criminalidad organizada se ha asentado en un entorno cultural cuyos valores y prácticas individuales, sociales, políticas y jurídicas han facilitado su mayor expansión y su potencial consolidación. Los beneficios personales y grupales derivados de su existencia superaron los costos conjuntos para la sociedad. Paralelamente, las posibilidades de su ascenso y reconocimiento social y regional en medio de una relativa abundancia de recursos para el consumo, con una justicia inoperante y bloqueado por décadas, permitieron el avance afirmativo del crimen organizado..
Si bien la violencia y la amenaza del uso de la fuerza, así como el soborno y la corrupción son elementos distintivos del crimen organizado, la fortaleza represiva no es el único mecanismo o instrumento que lo caracteriza. La criminalidad organizada tiene la necesidad, oportunidad y capacidad para combinar con eficacia la coerción y el consenso. Su vigencia y proliferación no radican sólo en su ejercicio del temor, sino también en su aceptación o reconocimiento por parte de diferentes segmentos de la población. Esto evidencia la posibilidad y el interés de la criminalidad de convertirse en un actor social con potencialidad hegemónica. Para ello se requiere fuerza y persuasión. Esto hace que los medios que utiliza el crimen organizado para afirmarse y extenderse sean, preferente pero no exclusivamente, violentos.

Lo grupos criminales han usado todos la violencia de modo preferencial, pero no único. Algunos segmentos emplearon estratagemas muy sangrientas, mientras otros optaron por tácticas menos virulentas; pero todos han detentado y detentan una inmensa capacidad intimidatoria y corruptora.
La criminalidad organizada no parece responder a un patrón rígido de conformación y comportamiento grupal El crimen organizado se apoya en coaliciones, asociaciones y conexiones de distinta índole, pero generalmente no constituye un tipo de burocracia, corporación, cartel o conglomerado homogéneo, consistente y monolítico. Los lazos internos, familiares, regionales, étnicos, nacionales y hasta religiosos son esenciales y se yuxtaponen con formas de agrupación y alianza múltiples. Una importante variedad de ejemplos históricos muestra una tendencia hacia diversos esquemas híbridos de evolución, agrupamiento y acción. Ahora bien, en ellos parece predominar un hilo conductor relativamente semejante: una visión sencilla, práctica, utilitaria de la realidad y de cómo aprovecharla para mejorar y elevar su inserción política, su legitimidad social y su gravitación económica.
Es posible discernir una disposición similar entre las múltiples manifestaciones de criminalidad organizada. Una suerte de espíritu común aglutina las muy diversas formas de crimen organizado: un apego al statu quo, a la preservación vehemente de sus privilegios, a la promoción de ciertos valores funcionales a sus intereses, al mantenimiento de un orden asimétrico determinado.
Más que pretender una transformación estructural o sistémica, la criminalidad organizada, a pesar de utilizar medios violentos para alcanzar sus fines, tiende a perpetuar un esquema funcional.

Algunos Datos A Tener En Cuenta
He aquí algunos datos tomados de un informe de un grupo de expertos del gobierno de Estados Unidos:
Blanqueo de dinero: Anualmente se blanquea un billón de dólares, la mitad procedente del tráfico de drogas. Un ex director del Fondo Monetario Internacional estimaba que el blanqueo representaba 2 a 5% del producto mundial bruto, o sea un total de 800.000 millones y 2 billones de dólares.
Droga: En 1999, los estadounidenses gastaron 63.000 millones de dólares en drogas ilícitas.
Tráfico de seres humanos: En 1997 se introdujeron ilegalmente en Estados Unidos 50.000 mujeres y niños, es decir 6 a 7% del total mundial. Al parecer, un tercio de este tráfico procede del Sudeste Asiático (225.000 mujeres y niños, aproximadamente).
También en 1997, las Naciones Unidas estimaban que el tráfico clandestino de mano de obra afectaba a 4 millones de personas en el mundo, con una cifra de negocios de 7.000 millones de dólares.

Materias primas: Se calcula que el comercio ilícito de materias primas aporta entre 5.000 y 8.000 millones dólares de beneficios a organizaciones criminales. Cerca de 75% de la producción mundial de diamantes en bruto procede de Africa y representa 5.200 millones de dólares anuales. En 1998, 13% de la producción total de diamantes africanos fue extraída de manera ilegal por parte de movimientos insurgentes.
En Rusia, la extracción y venta de 300 toneladas de ámbar, parcialmente en manos de organizaciones criminales, da una ganancia anual estimada en 1.000 millones de dólares, según la prensa.
Automóviles: Se calcula que el mercado de vehículos robados representa entre 10.000 millones y 15.000 millones de dólares al año.
Piratería: Los actos de piratería en alta mar acarrean al parecer pérdidas financieras que ascienden a 450 millones de dólares anuales.

4. Clasificación del crimen organizado

Narcotrafico:
Concepto de Droga:
Se llama droga a toda sustancia que ingresando en nuestro organismo, produce cambios, modificaciones, tanto a nivel físico como a nivel del comportamiento.
Las drogas pueden clasificarse, de distintas maneras, de entre ellos citamos los siguientes, drogas ilegales y las drogas legales

Tipos de Drogas Ilegales
Alucinogénas
Nombre que le dan: Yerba, Pasta, Grass

Estimulantes
Nombre que le dan: Coca, Nieve, Polvo, Blanca.

Narcoticos
Nombre que le dan: Heroína.
Drogas Legales: son las permitidas por la sociedad, tiene un alto nivel adictivo:
Tabaco: El alcaloide responsable de la dependencia física que ocasiona el tabaco se llama "nicotina".
Alcohol: Es una sustancia depresora que reduce la actividad cerebral.

Toxicomanía
Estado psicológico y en ocasiones físico caracterizado por la necesidad compulsiva de consumir una droga para experimentar sus efectos psicológicos. La adicción es una forma grave de dependencia en la que suele haber además una acusada dependencia física. Esto significa que el tóxico ha provocado ciertas alteraciones fisiológicas en el organismo, como demuestra la aparición del fenómeno de tolerancia (cuando son necesarias dosis cada vez más elevadas para conseguir el mismo efecto), o del síndrome de abstinencia al desaparecer los efectos. El síndrome de abstinencia se manifiesta por la aparición de náuseas, diarrea o dolor; estos síntomas son variables según el tóxico consumido. La dependencia psicológica, o habituación, consiste en una fuerte compulsión hacia el consumo de la sustancia, aunque no se desarrolle síndrome de abstinencia.
Los científicos utilizan con frecuencia las pruebas en animales de laboratorio para intentar deducir la capacidad adictiva de los tóxicos: los que el animal se auto administra repetidamente son considerados como sustancias con alto poder adictivo, ya que tienen propiedades de refuerzo positivo. Entre éstos están algunos de los tóxicos de mayor consumo: el opio, el alcohol, la cocaína y los barbitúricos. Otras drogas como la marihuana y los psicofármacos, producen hábito en los seres humanos a pesar de no tener propiedades de refuerzo positivo en los animales de experimentación.
Los tóxicos de uso más frecuente, con excepción del alcohol y del tabaco, se clasifican en seis categorías principales: opioides u opiáceos, hipnótico-sedantes, estimulantes, alucinógenos, Cannabis e inhalantes.

Opiáceos
La categoría de los opiáceos incluye a los derivados del opio, como la morfina, la heroína y los sustitutos sintéticos, como la metadona. Desde el punto de vista médico, la morfina es uno de los analgésicos más potentes que se conocen: de hecho se toma como referencia para valorar la potencia de otros analgésicos. Tanto el opio como sus derivados alivian la tos, disminuyen los movimientos intestinales (frenando así los procesos diarreicos) y producen un estado psicológico de indiferencia al medio. La heroína, un preparado sintetizado a partir de la morfina, fue introducido en 1898 como tratamiento para la tos y como sustituto no adictivo de la morfina. Sin embargo pronto se descubrió la intensa capacidad adictiva de la heroína, que se prohibió en muchos países incluso con fines médicos. Los consumidores refieren que la heroína produce un estado de embriaguez casi instantáneo tras su consumo.
Los opiáceos tienen efectos variables en diferentes circunstancias. En su efecto influyen las experiencias previas del consumidor y sus expectativas, así como la vía de administración (intravenosa, oral o por inhalación). Los síntomas de abstinencia comprenden temblor de piernas, ansiedad, insomnio, náuseas, sudoración, calambres, vómitos, diarrea y fiebre.
Durante la década de 1970 los científicos aislaron unas sustancias que denominaron encefalinas que son opiáceos naturales presentes en el cerebro. Muchos los consideran responsables del fenómeno de dependencia física a opiáceos aduciendo que éstos imitarían la acción natural de las encefalinas.

Hipnótico-Sedantes
Los fármacos con mayor capacidad adictiva de esta categoría son los barbitúricos, utilizados desde principios de siglo en el tratamiento de la ansiedad y como inductores del sueño. En medicina también se emplean en el tratamiento de la epilepsia. Algunos adictos consumen grandes cantidades diarias de barbitúricos sin presentar signos de intoxicación. Otros consumidores buscan un efecto similar a la borrachera alcohólica y otros potenciar los efectos de la heroína. Gran parte de los consumidores de barbitúricos, sobre todo los del primer grupo, obtienen el fármaco de recetas médicas.
Los barbitúricos, además de tener efectos semejantes al alcohol, también producen, como éste, una intensa dependencia física. Su supresión abrupta produce síntomas similares a la supresión del alcohol: temblores, insomnio, ansiedad y en ocasiones, convulsiones y delirio después de su retirada. Puede sobrevenir la muerte si se suspende bruscamente su administración. Las dosis tóxicas son sólo levemente superiores a las que producen intoxicación y, por tanto, no es infrecuente que se alcancen de manera accidental. La combinación de los barbitúricos con el alcohol es muy peligrosa.

Otros fármacos hipnótico-sedantes son las benzodiacepinas, cuya denominación comercial más habitual es el Valium. Estos se incluyen en el grupo de los tranquilizantes menores que se utilizan en el tratamiento de la ansiedad, el insomnio o la epilepsia. Como grupo, son más seguros que los barbitúricos ya que no tienen tanta tendencia a producir depresión respiratoria y están sustituyendo a éstos últimos. Por contrapartida, la adicción a los tranquilizantes se está convirtiendo en un problema cada vez más frecuente. La adicción al fármaco Halción, del grupo de las benzodiacepinas, ha obligado a autoridades de varios países a retirarlo del mercado.

Estimulantes
Una droga de diseño, el 3,4-metilen dioxianfetamina, también conocido como ‘éxtasis’ produce en el consumidor una intensa sensación de bienestar, de afecto hacia las personas de su entorno, de aumento de energía, y en ocasiones, alucinaciones. Los efectos adversos que provoca su consumo incluyen sensación de malestar general, pérdida de control sobre uno mismo, deshidratación, pérdida de peso y pérdida de memoria. Se han comunicado casos de muerte relacionados con el consumo incontrolado de éxtasis y otras drogas relacionadas.

Otros estimulantes cuyo abuso está muy extendido son la cocaína y la familia de las anfetaminas. La cocaína, un polvo blanco y cristalino de sabor ligeramente amargo, se extrae de las hojas del arbusto de la coca, que se encuentra en América del Sur. En medicina se emplea como anestésico en cirugía de la nariz y de la garganta, y como vasoconstrictor para disminuir el sangrado en las intervenciones quirúrgicas. El abuso de estas sustancias creció mucho en la década de 1970 y es responsable de un gran número de alteraciones fisiológicas y psicológicas. El crack es un tipo de cocaína sintética muy adictiva que surgió en la década de los años ochenta.
Las anfetaminas aparecieron durante la década de 1930 como tratamiento de los catarros y la fiebre del heno, y más tarde se conoció su acción sobre el sistema nervioso. Durante cierto tiempo se emplearon como adelgazantes. Su única aplicación médica hoy es el tratamiento de la narcolepsia, una alteración del sueño caracterizada por episodios diurnos de sueño incontrolables por el paciente y en el tratamiento de la hiperactividad infantil, situación en la que las anfetaminas tienen un efecto calmante paradójico. En los adultos, sin embargo, tienen un efecto acelerador que les ha valido la denominación anglosajona de speed. Las anfetaminas mantienen al consumidor despierto, mejoran su estado de ánimo y disminuyen el cansancio y la necesidad de dormir, pero a menudo la persona se vuelve más irritable y habladora. Tanto la cocaína como las anfetaminas consumidas durante periodos prolongados, pueden producir una psicosis similar a la esquizofrenia aguda.
La tolerancia a los efectos euforizantes y anorexígenos (supresores del apetito) de las anfetaminas y de la cocaína aparece al poco tiempo. La interrupción del consumo de anfetaminas, sobre todo cuando se inyectan por vía intravenosa, produce una depresión tan profunda que el consumidor se ve en la necesidad de volver a consumirlas hasta llegar a situaciones límite.

Alucinógenos
Los alucinógenos no tienen aplicación médica en la mayor parte de los países salvo quizás para el tratamiento de los pacientes agonizantes, pacientes con trastornos mentales, drogodependientes y alcohólicos. Entre los alucinógenos más utilizados en la década de 1960 destacan el ácido lisérgico de dietilamida, o LSD, y la mescalina, un derivado del cactus del peyote. La tolerancia hacia estas sustancias se desarrolla con rapidez, pero no aparece síndrome de abstinencia cuando dejan de consumirse.
La fenciclidina, o PCP, cuyo nombre vulgar es ‘polvo de ángel’, no tiene aplicación práctica en los seres humanos, pero los cirujanos veterinarios lo emplean en ocasiones como anestésico y sedante para los animales. A finales de la década de 1970 se extendió su consumo humano, en parte por culpa de la facilidad con la que se sintetiza en laboratorio. Sus efectos difieren de los demás alucinógenos. El LSD, por ejemplo, produce distanciamiento y euforia, intensifica la visión, y produce el fenómeno conocido como cruce de los sentidos (los colores se ‘oyen’ y los sonidos se ‘ven&rsquoGui?o. El PCP sin embargo produce distanciamiento y disminución de la sensibilidad para el dolor; también provoca en ocasiones un ‘estallido’, o ataque, o una situación clínica tan semejante a un brote de esquizofrenia aguda que confundiría incluso a un psiquiatra. La combinación de este brote con la indiferencia al dolor lleva en ocasiones a alteraciones del pensamiento que pueden traducirse en violentos comportamientos destructivos.

Cannabis "MARIHUANA"
De la planta Cannabis sativa derivan tanto la marihuana como el hachís. La marihuana se obtiene triturando las hojas, las ramas y las flores, y el hachís es la resina concentrada. La forma más habitual de consumo es fumarlos. Tienen efectos semejantes: producen relajación, aceleración del ritmo cardiaco, alteración de la percepción del tiempo (que transcurre más despacio) y agudización de los sentidos (oído, tacto, gusto y olfato). Los efectos varían en función de la dosis consumida y de las circunstancias que rodean a su consumo. La marihuana y el hachís no producen dependencia psicológica.
No obstante, su uso puede ser peligroso, sobre todo si se conduce bajo sus efectos. Aunque se desconocen los efectos a largo plazo, es muy probable que la marihuana sea nociva para los pulmones de la misma manera que lo es el tabaco. El consumo de estas sustancias por parte de los niños y adolescentes es preocupante, ya que la intoxicación altera el pensamiento e interfiere con el aprendizaje. Sobre este punto existe unidad de criterios por parte de médicos y educadores en que el consumo es pernicioso y puede interferir con el desarrollo psicológico e incluso físico.

La planta Cannabis ha sido empleada como remedio popular durante siglos, pero hoy carece de aplicación médica. Hay ciertos trabajos experimentales en los que se ha utilizado su principio activo, el delta-9-tetrahydrocannabinol (THC), para el tratamiento del alcoholismo, la epilepsia, las náuseas provocadas por los fármacos anticancerosos (quimioterapia) y el glaucoma. Su efectividad en el tratamiento de los pacientes con glaucoma parece indudable, pero sus efectos desorientadores hacen inviable su aplicación en los pacientes con cáncer. Cannabis, género que contiene una especie anual herbácea de tallos altos, ásperos y vellosos se extraen fibras del tallo, aceite de las semillas y drogas de las hojas y flores. La única especie de Cannabis, llamada cáñamo o cáñamo índico, es nativa de Asia central, pero se cultiva mucho en Europa meridional, África y América del Norte. La planta alcanza casi 2 m de altura y lleva hojas palmatisectas, dentadas, ásperas y ramilletes inconspicuos de flores. Los métodos y regiones de cultivo dependen del producto de la planta que quiera explotarse. El cáñamo se obtiene sobre todo en regiones templadas. Las semillas proporcionan un aceite secante utilizado en la fabricación de barnices, pinturas y jabones; también se usan como alimento para pájaros. Las fibras encuentran numerosas aplicaciones en la industria textil y de cordelería. Las drogas llamadas bhang, hachís y marihuana tienen como ingrediente principal resinas narcóticas que se encuentran sobre todo en los pelos glandulares de la planta y que se forman en mayor abundancia en condiciones tropicales calurosas. En muchos países está prohibido el cultivo de Cannabis sin autorización. Clasificación científica: el género Cannabis pertenece a la subfamilia Cannabáceas (para ciertos autores tiene categoría de familia) dentro de la familia de las Moráceas (Moraceae). El cáñamo es Cannabis sativa y el cáñamo índico es Cannabis sativa variedad indica.

Inhalantes
Dentro de la categoría de los inhalantes se encuentran ciertas sustancias que no son consideradas drogas, como el pegamento, los disolventes y los aerosoles (productos de limpieza, por ejemplo). La mayoría de las sustancias inhaladas (esnifadas) con intención de conseguir un efecto psicológico tienen una acción depresora sobre el sistema nervioso central. En dosis bajas pueden tener un leve efecto euforizante, pero en dosis superiores el consumidor pierde el control o la conciencia. Los efectos aparecen en el acto y pueden permanecer hasta 45 minutos.

El dolor de cabeza, náuseas y mareo vienen a continuación. La inhalación de estas sustancias es nociva para la visión, el pensamiento y el control de los músculos y de los reflejos. A veces se producen lesiones permanentes y algunos aerosoles concentrados pueden producir la muerte. Aunque no es probable que se desarrolle dependencia física, sí aparece tolerancia en ocasiones. Otros productos cuya generalización ha alarmado a las autoridades sanitarias son los denominados poppers, de supuesto efecto afrodisiaco, como el nitrato de isoamilo, que se emplea en medicina como dilatador de los vasos sanguíneos. La inhalación prolongada de estas sustancias puede lesionar el sistema circulatorio y tener efectos nocivos relacionados con ese sistema.

Tratamiento
Excepto en el caso de la dependencia a opiáceos, las prestaciones médicas más habituales en el contexto de las toxicomanías se limitan casi siempre al manejo de los problemas de sobredosificación, reacciones adversas a la ingesta de tóxicos o las eventuales complicaciones derivadas del consumo de drogas, como la malnutrición o las enfermedades provocadas por el uso de jeringuillas sin esterilizar. Los consumidores de barbitúricos o anfetaminas pueden precisar ingreso en un centro de desintoxicación como en el caso de los alcohólicos. Cualquiera que sea el tóxico responsable de la dependencia, el objetivo de la mayor parte de los programas de tratamiento es la abstinencia.

Los programas de deshabituación a opiáceos son sobre todo de dos tipos. La filosofía de las comunidades terapéuticas es implicar al toxicómano en la resolución de su problema. Se le considera una persona inmadura emocionalmente a la que debe ofrecerse una segunda oportunidad para desarrollarse. Las situaciones conflictivas con otros miembros de la comunidad son muy frecuentes. El apoyo mutuo, el mejorar de categoría dentro de la comunidad y ciertas recompensas son los estímulos al buen comportamiento.
La otra forma de deshabituación a opiáceos consiste en la administración de sustitutos de la heroína. Uno de ellos es la metadona, que tiene un efecto más retardado que ésta, pero también crea adicción. Se trata de ir abandonando el consumo de heroína mientras se elimina la necesidad de tener que conseguir la droga ‘en la calle’. Otra sustancia más reciente es la naltrexona, que no es adictiva y que bloquea el estado de embriaguez que se percibe con el uso de la heroína. Como contrapartida, no puede emplearse en pacientes con problemas de hígado, frecuentes entre los toxicómanos.

Tráfico de drogas, delito consistente en facilitar o promocionar el consumo ilícito ajeno de determinadas sustancias estupefacientes y adictivas que atentan contra la salud pública con fines lucrativos, aunque esta definición

Tags: estudiosdrogas, monografiascom, cocaina, tabaco y alcohol, anfetaminasvaliumhistoria, mafiachina, terrorismo internacional

Publicado por ChemaRubioV @ 15:30  | ARTICULO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios