Mi?rcoles, 11 de marzo de 2009
 


Por Roberto Quesada

Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta
-San Agustín.

Un día de las brujas, como el que acaba de pasar pero hace una
década, me tocaba presentar en Manhattan al poeta hondureño Roberto
Sosa. Ese 31 de octubre lo esperaba con alegría porque teníamos la
oportunidad de estar dos Robertos de las letras hondureñas juntos en
un importante lugar de Nueva York.

Ibamos rumbo a la presentación con el embajador Hugo Noé Pino y las
compatriotas Myrna Guerra y Antonieta Máximo. Hacíamos tiempo en un
restaurante mexicano cuando a Hugo Noé le cayó la llamada desde
Honduras avisándole sobre la gravedad del huracán Mitch en nuestro
territorio.

Ya no podíamos detener la presentación porque todo estaba hecho, y
así, compungidos, preocupados por las malas noticias desde Honduras,
hicimos lo que dice el dicho nunca mejor dicho: Al mal tiempo, buena
cara. Hasta allí llegaron noticieros de radio y televisión a
entrevistarnos pero lo que menos nos preguntaban era por literatura
sino por los estragos que el huracán ya había hecho y seguía haciendo
en nuestra patria.

De allí salimos con el embajador Pino y las antes mencionadas hacia
la sede de la embajada a trabajar sin tregua buscando solidaridad con
Honduras. En el transcurso del tiempo se agregaron más personas, como
el actor hondureño Walter Krochmal. Y a medida subían las cifras de
muertes, más gente se unía para enfrentar la tragedia. Lo mismo
sucedía en otras ciudades estadounidenses y en otras partes del
mundo, sin duda, esa solidaridad fue vital, sin desdeñar la labor que
hiciera el gobierno desde Honduras, para que al menos no se ahogara
la esperanza en un país devastado.

Traigo a cuento aquel fatídico día de las brujas porque la historia,
con variantes, se repite diez años después. Puede ser que las eternas
lluvias que han azotado recientemente a Honduras no tengan las
proporciones del huracán Mitch, pero sí es cierto que es una
emergencia nacional ya que el costo en daños económicos es enorme e
imposible de remediar a corto plazo. También el costo humano es
elevado, pues para las personas que han perdido a seres queridos les
da lo mismo la cantidad de muertes, para ellas es un drama humano.

Ante la actual tragedia hondureña, que hasta ahora cuenta con 46
vidas perdidas, 19 personas desaparecidas, carreteras destruidas,
gran cantidad de cultivos echados a perder y, lo más importante,
miles de compatriotas necesitando de alimentación, medicinas y cosas
de primera necesidad, he notado cierta frialdad para hacerle un
frente solidario a la tragedia, especialmente en la comunidad
hondureña en los Estados Unidos. Parece que la gente aún no entiende
la magnitud de los estragos causados por las lluvias y traen a
recuerdo el Mitch y la cantidad de muertos, comparación que los lleva
a pensar que la situación actual no es grave, por tanto no se
requiere de sus esfuerzos. Es aquí en donde los medios de
comunicación hondureños, independientemente de su tendencia o
pertenencia partidista, deben aportar sus buenos oficios para crear
conciencia de la tremenda necesidad en que se encuentran miles de
compatriotas.

No obstante y aun cuando no se está haciendo con la beligerancia que
se hizo cuando el huracán Mitch, ya comienzan los hondureños a
tenderle la mano a sus compatriotas en desgracia. Es así como en
Boston se ha creado el Comité de Emergencia Hondureña, presidido por
Pedro Rosales, con el apoyo del Proyecto hondureño, que coordina Tito
Meza. Asimismo, en la ciudad de Nueva York se ha creado un Comité de
Emergencia, que promete quedarse permanente, que preside Myrna
Guerra, acompañada de líderes comunales como Sonia Fernández, Rosario
Murillo, Pablo Gómez, entre otras y otros.

La Embajada de Honduras en Washington, encabezada por Roberto Flores
Bermúdez, está haciendo lo propio y entre otras cosas proporciona
valiosa información sobre los productos prioritarios para enfrentar
esta crisis: www.hondurasemb.org .

Por su parte el embajador de Honduras ante las Naciones Unidas, Jorge
Arturo Reina Idiáquez, mantendrá el martes una importante reunión con
las agencias especializadas del sistema Onu en situaciones de
emergencia, en particular OCHA (Asuntos Humanitarios), esta reunión
que coordina el embajador alterno de Honduras ante la ONU, Marco
Antonio Suazo, quien, dicho sea de paso, este año ha presidido de
manera exitosa la Primera Comisión de este organismo internacional,
es de suma importancia pues se presume la participación de los
treinta países miembros.

El embajador Reina informará y hará un llamado de cooperación a los
donantes, allí estará presente el director de la Oficina Humanitaria,
además de las agencias especializadas. Se contará con una video
conferencia con el representante residente de la Onu en Tegucigalpa,
quien brindará información actualizada de las últimas medidas
adoptadas en coordinación con las autoridades centrales.

Ojalá que a todo este trabajo se sumen otras organizaciones
hondureñas, y que entendamos que no se necesitan miles de muertes
para considerar los estragos de estas lluvias como tragedia, aún
cuando no hubiese muerto nadie, siempre es una situación caótica. Y,
desde luego, el número de muertos amenaza con aumentar si no se da
asistencia alimentaria y médica a miles de compatriotas que claman
por una mano solidaria.

Ozone Park NY, 3 Noviembre 2008
[email protected]

Tags: Roberto Quesada, Sin muertes, San Agustín, Roberto Sosa, honduras, articulo, NYork

Publicado por ChemaRubioV @ 19:40  | ARTICULO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios