Domingo, 05 de abril de 2009

Cuando digo humo arde Europa , y Allen no lo sabe. Su América ardió en otro libro. Las pirámides se redescubren en las selvas ,y en las ciudades de hoy , las manos descansan sin trabajo, y son los ojos, inútiles, vagando en la desesperanza.  Algún ahorcado nos deja en otro siglo, en otra noria , en un deseo asesino se quedan los pensamientos. Los jueces de la historia no son los jueces del último día donde acaba la vida de los bancos. Las revoluciones pasaron con su rastro de sangre ,ahora el estiércol imperial, se  adentra en los  ojos y se viste de Armani. Hay un lugar donde el sol aparece pero los amaneceres son hiper-caros,  a la pupila del hombre no le llega la línea del horizonte .Las tripas de las naciones rugen a la misma hora, en la misma fe, en las leyes de hoy como en las del difunto ayer , los mendigos apestan de solo pensarlos, y el miedo a sr columna en el suelo de un cajero automático, nos hace esperar , bloqueados, sin saber de nadie ni preguntar el por qué ,y cuando levantamos la cabeza, ya hemos olvidado la gasolina y la intención incendiaria, y los efectos nocivos del alcohol de la venganza. Cuando arde Europa los cuerpos quedan en llamas, y otra piel dice humo, cuando unas manos recuerdan otro hedor, otro lamento, otro libro.


PARA VER EL ORIGEN DE ESTE POEMA IR A poetasdelmundochemarubio


Tags: ALLEN ARDEAMERICA, banqueros ahorcados, europa poesia, mas suicidios, estiercol imperial, moda

Publicado por ChemaRubioV @ 12:28  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios