Mi?rcoles, 08 de julio de 2009

 
Informa Galel Cárdenas* 
 

HONDURAS: El día de hoy, octavo día de lucha constante en las calles de Tegucigalpa, los sectores populares como todos los días, salieron decididos a continuar con sus justos reclamos y con la bravura catracha que los caracteriza, esta vez, 500,000 mil voces de airadas protestas irrumpieron con furia por todos lados, contra los golpistas de la edad de piedra, los odiados Gorilettis.

LA TRAMPA AÚN ESTÁ CERRADA CON LAS RATAS DENTRO. LA CUENTA REGRESIVA SIGUE EN CERO

El día de hoy domingo 5 de julio; el suelo, paredes de edificios y casas capitalinas, temblaron bajo las voces de medio millón de hondureños, quienes en uno sólo gritaron consignas contra los golpistas.

La terquedad y la prepotencia de las rémoras enquistadas en el poder, se hizo evidente una vez más y negaron la verdad que se les presentaba ante sus ojos, llegando aún más lejos, negando la misma al resto del país, con sus trasmisiones ridículas de televisión [telenovelas, dibujos animados y futbol] y por la radio, programas insulsos, carentes del más elemental sentido de la realidad que vivimos a diario en todo el país.

Y esto es así, porque según ellos negando la verdad podrán salir airosos del laberinto idiota en el que se han metido, pero, la verdad estaba el día de hoy en las calles, medio millar de almas pidiendo a gritos el retorno a la constitucionalidad, y eso no se puede negar, mucho menos ocultar.

En su afán de negar continuamente los hechos, pusieron retenes de policías, para impedir el paso hacia el aeropuerto capitalino Toncontín, pero, pero a poco la fuerza reaccionaria se fue replegando hasta ceder el paso, y de esta manera la multitudinaria manifestación llegó hasta la entrada principal del aeropuerto, para esperar la llegada del presidente electo de todos los hondureños Mel Zelaya -quien nunca pudo tocar suelo hondureño

Minutos antes de avistar el avión que lo traía, se escucharon disparos y lanzamiento de gas lacrimógeno, en consecuencia de lo anterior hubo un muerto y un herido.

La aeronave que traía la esperanza de paz para el pueblo hondureño, no pudo tomar tierra, pues los golpistas con sus aliados los militares, en franco desafío hacia la comitiva de paz, llegaron a poner carros y tanquetas en la pista de aterrizaje para que el mismo no pudiera descender.

El júbilo de los manifestantes era desbordante al avistar el avión, pues sabían que la paz y el retorno a la tranquilidad estaban al alcance de la mano, pero esto no pudo ser, pues la soberbia de los golpistas lo impidió, los hondureños vieron como la ilusión de volver a la normalidad se esfumaba entre las nubes, hasta perderse en la lejanía.

Mel Zelaya tuvo que aterrizar en la hermana república de Nicaragua, y desde allí el mandatario se dirigió a la nación, para tranquilizarlos y prometerles un pronto regreso.

¿Por qué los testarudos golpistas continúan desafiando el mandato de la comunidad internacional? ¿Será que el poder los ha obnubilado o el poco entendimiento y cordura se les ha acabado? ¿o siguen confiados que la extrema derecha norteamericana -sus aliados en este caso-, que es el poder tras el poder, los sacará limpios del fango hediondo en que se encuentran?

El tiempo se les acabó, las bases están llenas y viene al plato el mejor bateador del mundo que es el pueblo y ante ese limpio batazo nadie escapa.

Las marchas pacíficas continúan mañana lunes 6 de julio por toda la capital. Anteayer fueron 300,000 mil, hoy aumentaron a 500,000, ¿Mañana cuántos serán?... ¡Tomen nota señores golpistas, que sumar es fácil

EL CARDENAL HONDUREÑO QUE RESPALDÓ EL GOLPE, DESPRECIADO DESDE ROMA

Se trata de Oscar Rodríguez Maradiaga. Desde el Vaticano condenaron su decisión y quedó descartado para reemplazar en un futuro a Benedicto XVI. Había sido un fuerte candidato papable en el Cónclave que eligió al sucesor de Juan Pablo II.
Son muchos los que en Roma están sorprendidos y amargados con la posición golpista de la Iglesia de Honduras, inspirada nada menos que por su líder, el cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga [66] salesiano, que tantas esperanzas suscitó entre los católicos latinoamericanos, norteamericanos y europeos por su abierta sensibilidad social, que lo llevó a la presidencia de Caritas Internacional,c argo que aún ostenta.

Considerado un papable ya en el Cónclave de abril 2005 en el que fue elegido Papa Benedicto XVI, con su gesto lamentable el cardenal ha perdido todas las posibilidades que aun se le adjudicaban como sucesor del actual pontífice y se ha ganado un merecido desprestigio entre los mismos que con él y sus posturas sociales se entusiasmaban.

Así, renace un fantasma que se creía desaparecido: la realista leyenda negra de la complicidad de una parte importante de la Iglesia Católica con las dictaduras militares latinoamericanas y las represiones salvajes.

Releyendo despachos de agencias noticiosas y de diarios de la región de los últimos meses se advierte el apoyo de la Iglesia hondureña a la oposición y su decisión pública de contrastar al presidente Zelaya.

El cardenal Rodríguez Maradiaga, uno de los más conocidos purpurados latinoamericanos, con vastos contactos en todos los niveles de la Curia de Roma, ha hecho algo más que apoyar a los sediciosos militares y civiles.

Es un inspirador moral de los golpistas, a los que ha brindado una cobertura que los refuerza y que contribuye aún más a dañar la causa democrática en América Latina, donde los golpes de Estado parecían a muchos un anacronismo superado.

En la declaración de la Iglesia hondureña que leyó el sábado el cardenal Rodríguez Maradiaga se ataca al presidente depuesto Manuel Zelaya, a la OEA y a los gobiernos latinoamericanos que apoyan la línea dura democrática con los golpistas. Pero en ningún momento se toman distancias de la aventura golpista.

Incluso, se cree que el cardenal hondureño estuvo involucrado con la fase conspirativa del golpe de Estado, que dio el aval a la acción antidemocrática y que prometió una declaración pública como la que leyó el sábado en nombre de todo el cuerpo episcopal.

CRÓNICA DE UN ASESINATO EN PLENA MANIFESTACIÓN

La alegría de los manifestantes que esperaban darle la bienvenida al Presidente depuesto Manuel Zelaya Rosales la tarde del 5 de julio, se torno en dolor cuando las balas de los miembros del ejército acabaron con la vida de dos personas y causaran numerosos heridos. Una parte de una multitudinaria marcha de podría pasar de 200 mil personas se apostó en el extremo sur del aeropuerto Toncontín de la capital Tegucigalpa, esperando ver desde ahí la llegada de Zelaya que fue anunciada para el mediodía de este día.

Desde las tres de la tarde un contingente de unos 300 militares tomaron posiciones a lo largo del cerco perimetral del aeropuerto. Al final de la pista se colocaron varios grupos armados de fusiles y una buena parte con escudos antimotines. Tal parece que su temor era que la multitud ingresara a la pista aérea. Algunos manifestantes abrieron boquetes en la maya de alambre pero no ingresaron al predio. Repentinamente se oyeron disparos acompañados de lanzamiento de bombas lacrimógenas. Luego se escucharon varias ráfagas y disparos desde distintos rumbos durante unos 20 minutos.

Al principio los manifestantes creyeron que se trataba de balas de salva, pero se comprobó que eran de verdad al ver los primeros heridos y un muchacho que murió al instante cuando una bala le atravesó desde la parte atrás de la cabeza y le salio por enfrente.

Los militares que estaban a unos cincuenta metros del cerco se acercaron al mismo y en la base del mismo se parapetaron para continuar disparando. Ahí quedaron numerosos casquillos.

Ante los disparos los manifestantes contestaron con una lluvia de piedras que luego les fueron devueltas por los militares. Resultaron varios heridos de bala y otros por pedradas.

Una moto recibió por lo menos 10 impactos de bala y se incendió, en el muro de una plaza en construcción frente al aeropuerto se notan los agujeros de los balazos y los vidrios de un negocio de comidas rápidas quedaron perforados por los disparos.

Durante toda la marcha los coordinadores insistieron en no provocar a los policías y militares y desde el inicio decomisaron los garrotes que portaban algunos. Se decía que no debía darse ningún pretexto para ser reprimidos y mantener una manifestación totalmente pacífica.

Incluso en los intentos de ser detenida la marcha se esperó hasta una hora para negociar y lograr que la policía se retirara por su cuenta, mientras una valla humana evitaba que la manifestación chocara directamente con la barrera policial.

La violencia se controló de parte de los manifestantes a pesar de la enorme presión de la multitud, pero tal parece que las órdenes de reprimir no requieren de pretextos.

Las víctimas

Personal del Hospital Escuela confirmó en la noche el ingreso de Isis Abel Murillo Mencía de 17 años, muerto de un balazo en el cráneo. El otro muerto según versiones de los manifestantes se trata de un niño menor de 10 años, incluso uno de ellos asegura haberlo recogido, pero no aparece en los registros de las instituciones de asitencia.

En el Hospital Escuela se atendió a los heridos Deymi Díaz Sosa, habitante de la colonia Monseñor Fiallos de la capital, con un balazo en la pierna, y Ramiro Amaya con una herida superficial de bala en la cabeza.

Del Hospital Escuela fue enviado al Instituto Hondureño de Seguridad Social, con fractura de tibia y peroné, el abogado Guillermo López Lone, presidente de la Asociación de Jueces por la Justicia.

La Cruz Roja informó del traslado de los heridos Saturnino Gonzáles [44], Sagrario Chávez [40], Florida Alfaro [46], José Arce Rivera [44], Olga Alvarado [48], Adriana Izaguirre [53] y Yolanda Baca [20] intoxicada por los gases.

Los manifestantes mencionaron entre los heridos a José Alexis Hernández de Choloma, en el Departamento de Cortés, y Darwin Antonio Lagos Rosales [13] del Departamento de Olancho.

LISTA PROVISIONAL DE LOS GOLPISTAS…

Los periódicos que apoyaron y arengaron a los hondureño no vuelvas a comprar La Tribuna...El Heraldo...La Prensa y Telesistema hondureño...canales 3...5..y 7..

Los periodistas que fundaron la crónica de la mentira, la calumnia, y sobre todo, los que apoyaron con su palabra, acción y entusiasmo la violación de la Constitución deberán ser juzgados por la sociedad hondureña, en su momento, cuando se re-establezca la democracia hondureña.

Debe de fundarse un nuevo colegio de Periodistas o una Asociación de periodistas patriotas.

Los periodistas serviles que por unas cuantas monedas se pusieron al servicio de los grupos de poder en contra del pueblo son: Renato Alvarez, Armando Villanueva y Edgardo Melgar y otros que poco a poco mencionaremos.

La Escuela de Periodismo de Honduras si está acompañando la democracia los debiera declarar non gratos y repudiarlos de la academia donde al graduarse juraron,ante la bandera de Honduras, defenderla y honrarla.

Los empresarios golpistas que a primera vista fueron los intelectuales que auparon el golpe son:

1. Carlos Flores dueño del Periódico la Tribuna
2. Jorge Canahuati Larach, dueño de La Prensa y El Heraldo
3. Ricardo Maduro , panameño expresidente de Honduras, accionista del Grupo Robles
4. Jorge Hernández Alcerro [ Ministro de Gobernacion en el gobierno de Maduro]
5. Rafael Villeda [ Dueño del grupo Intur]
6. Roberto Micheletti, expresidente del Congreso Nacional ahora convertido en Dictador.
7. Chucky Kaffie
8. Familia Rivera Lopez
9. Los ministros y directores que asumieron cargos con el golpe de estado.
10. Los diputados al Congreso Nacional que apoyaron el golpe destituyendo al presidente de la República.
11. La Corte Suprema de Justicia en pleno.
12. El Fiscal general y los fiscales que lo acompañan.
13. La Procuradora de la república
14. Ramón Custodio López.

Todos ellos son traidores a la patria según la Constitución de la República.

Esta es una corta lista que iremos ampliando poco a poco, para que

El pueblo los juzgue en las instancias que correspondan.

CRÓNICA INTERNACIONAL

Los criminales no pueden dirigir un país: Expresó Presidente constitucional hondureño, quien viajará a Washington este lunes a entrevistarse con Hillary Clinton

El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, llamó a las Fuerzas Armadas de su país a no reprimir más al pueblo y a los 'soldados de la patria hondureña, no apunten sus rifles contra sus propios hermanos', durante una declaración a la prensa a su llegada a San Salvador, procedente de Managua, Nicaragua.

Zelaya estuvo acompañado por sus homólogos de Argentina, Ecuador y Paraguay, Cristina Fernández, Rafael Correa y Fernando Lugo, respectivamente, y el anfitrión, Mauricio Funes. También se encontraban el presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel d’Escoto y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

Zelaya denunció cómo la marcha pacífica que apoyaría su retorno 'fue reprimida a balazos'. Como consecuencia de la brutal represión dos personas murieron y decenas resultaron heridas. Señaló que 'fue un acto criminal que no puede quedar impune. Los criminales no pueden dirigir un país', manifestó.

El mandatario hondureño expresó que trató de regresar a su país, 'de donde fui violentamente sacado', y expresó '¿por qué no abrieron el aeropuerto y me capturaron? No lo hicieron porque están manipulando los hechos, están mintiendo', dijo

Más adelante, Cristina Fernández, a nombre de los líderes de la región que le acompañaron, apuntó que lo que sucede en Honduras no es la defensa al presidente Zelaya, 'sino a todos y cada uno de no-sotros. La única garantía de que podamos vivir en un mundo más seguro es que haya democracia y la vigencia de los derechos humanos'.

Telesur informó que al término de ese encuentro en San Salvador, Zelaya viajará este lunes a Washington para reunirse con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton. [SE]

Galel Cárdenas*, POETA del MUNDO:
http://www.poetasdelmundo.com/verInfo_america.asp?ID=3736

FOTO: Galel Cárdenas

06-07-2009


Tags: RESISTENCIA POPULAR, HONDUREÑA, . futbol, radio, television, dictadura, golpe de estado

Publicado por ChemaRubioV @ 16:09  | ARTICULO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios