Jueves, 09 de julio de 2009

caminan por españa

sin trabajo como muertos

esperando el fin como una salida al corazón de sus dias.

 

yo soy uno [email protected] 

donde 23 horas son un ataud frente a la ventana

y en 60 minutos soy otro

soñando con apretar el control remoto 

que hará volar los cuerpos infames de la banca

en un futuro de llamas al cielo .

 

millones de cuerpos disfrazados de zombis

con la vacia mirada de los perdedores

caminan sin descanso  en la españa sin rumbo

con la sangre abandonada de las venas.

 

 

    

yo soy uno [email protected] 

donde 23 horas son una lágrima

que se trenza adentro de la garganta a su alrededor

como un collar de minas antipersona 

a punto de estallar si se dice una palabra 

y esa lágrima que nunca acaba de saltar

sume los cuerpos en una depresión

si voluntad de superar el pulso de la vida.

 

pero en 60 minutos soy otro

y salgo a la calle con los ojos de la infancia

firmes en la lucha de los padres

con los sueños desencuardenados 

y las manos cargadas de milenios

agarro el canto del libro

como un pesado crucifijo de oro

e imagino que asalto los diez despachos más poderosos de la tierra

y descargo el peso de la historia

sobre las diez cabezas que más hambre han dejado en el planeta.   

 

cuatro millones de autómatas

caminan por españa

sin trabajo como muertos

esperando el fin como una salida al corazón de sus dias.

 

 yo soy uno de [email protected]

en 23 horas me muero

y durante 60 minutos mi deseo es otro

la revolución y el acero contra todo dictador

amante del fascio arriba de la economia

y también contra el comunista que ordena y asesina ,

a por los cuerpos enmascarados de demócratas

muerte a todo sátrapa , y también a todo falanfacha con poder supremo.    

 

cuatro millones de autómatas

caminan por españa

sin trabajo como muertos

esperando el fin como una salida al corazón de sus dias.

 

23 horas me siento adentro de la nada más vergonzante

y 60 minutos soy un nadie con ganas de dar noticia de mi vida

con el orgullo invencible de los revolucionarios,

pero , ahora, en esta suerte  de sagrado segundo

he reido sin conocimiento

y las tres inesperadas carcajadas

me han aproximado a mis iguales en la bondad de los alegres

y no en el ansia desvastadora de la tristeza.

 

 borrador.

está escrito todo sin mayusculas, porque ahora la vida la siento así,  

 en algun lugar de madrid.



Si quieres dejar un comentario y no estas en el sistema de [email protected], ve a : 

cuatro millones de autómatas
te será mucho más fácil.





www.chemarubio.com


Tags: cuatro millones automatas, poesia social, poesia neorabiosa, poesia revolucionaria, poesia acrata, muertos y desempleados, poesia poesia

Publicado por ChemaRubioV @ 17:28  | POESIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios