Domingo, 01 de abril de 2012

LAS TRES DROGAS DE MI VIDA 

 

CAPITULO  I

 

Dejar de …fumar, el trabajo que no llega, las mujeres que se van…

 

He dejado de fumar más veces que hijos tenía Matusalem el día antes de reunir a sus descendientes legales y contarles el  relato de su testamento.

He dejado de fumar más veces que las que me han denegado una entrevista para Maître en un Hotel de Cinco Estrellas.

He dejado de fumar más veces que los adioses con que he sido despedido por mis más fieles mujeres, tantas como he dicho no a hombres confundidos con mi amistad.

 

Hoy es el último día. No vuelvo a fumar nunca más ¿Cuántas veces he dicho esto?

No lo sé …todo empezó en la década del 50 .Mi abuelo ya se había jubilado, y mientras él me llevaba al bar de Jenaro, entre tantos ancianos ,alguno que pasaba por allí, y otros dipsómanos del vino,  yo cazaba el humo de los señores con la mano, o lo recogía con la boca de tantas veces como me lo habían echado a la cara sin conocimiento, o algún avieso hombre me lo había tirado a los ojos para gastar una broma al niño, una broma que solo quedaba entre el respetable señor y el inocente , porque en esos tiempos el niño tenía el deber de respetar a los mayores y solo el derecho a quererlos, asi´que la mala ostia quedaba en mis ojos como su humo.

Con esa historia en mis primeros años de vida, y habiendo dejado ya la escuela en el pueblo para trabajar en los pinares de Castilla a los 7 años de edad, como no iba a fumar como un campeón desde temprano.

 https://fbcdn-profile-a.akamaihd.net/hprofile-ak-snc4/174683_145119565550721_2369336_n.jpg

Hoy es el último día. No vuelvo a fumar nunca más ¿Cuántas veces he dicho esto?

No lo sé…pero he dejado de fumar tantas veces como NO, me han dicho en una entrevista de trabajo para optar a Maître en un hotelazo cinco estrellas. Bueno en los últimos años no me quieren ni de camarero. Y ya se sabe lo que dice la primera acepción en el diccionario: Dícese del Criado….  del Ayudante de cámara…etc. etc.  Osea que camarero no viene de quién tiene amor a las camas aunque lo digan esos términos, Cama (r) ero, sino de quién hacía las camas de sus señores.      

Hoy es el último día. No vuelvo a fumar nunca más ¿Cuántas veces he dicho esto?

 

No lo sé…pero he dejado de fumar tantas veces como me han dejado las mujeres. Algo que…tenía desde que nací. Si, créanme, desde que nací tenía una amada. Vivíamos en la misma casa, dos familias.  Una vez, cuando solo tenía 10 meses, ella  que no era mucho mayor que yo, contaba María del Pilar 18 meses más que yo,  pasaba al lado de la cuna, y me tiró una piñota cerrada. Eso era el amor que se estilaba antes, pero solía ser al revés, era el chico quién hacia el animal y maltrataba a la chica para darse a conocer.   

( Aqui falta una foto en color)

La primera vez que compré una cajetilla de cigarrillos, fue un domingo en verano,  junto a mi amigo Jenarin, el hijo del tabernero, amigo y vecino de mi abuelo Florentino. Nos fuimos a esconder detrás de una peguera, a las afueras del pueblo, frente a los pinos. Cada uno con su paquete, él Celtas cortos, y yo Peninsulares. Nos fumamos 7, u 8 a destajo, como poseídos por los demonios del humo. Hacía un calor insoportable. Nos fuimos a casa a comer. A las 20 horas fui en busca de mi único amigo, Carlitos había muerto en accidente a los 5 años. Pero su madre me preguntó a voces que qué le había hecho a su hijo, que estaba vomitando. Y Jenarin tenía 18 meses más que nyo, era de la edad de mi prima María del Pilar, y sabía mucho más que yo. Pero me llevé la bronca, aunque por eso no dejé de ir al cine. Solo, con 8 años pero fui, tanto no me importaba, total con solo dos años ya me había perdido en el pinar…pero bueno eso no pertenece a esta historia.                

 

He dejado de fumar más veces de las que me han denegado un buen trabajo. Por eso me voy a convertir en editor, he convocado a los amigos, para que inviertan en El Libro de La Senda del Poeta. A Miguel Hernández le gusta la idea, dice que es el mejor empleo que puedo tener, y yo siempre me he fiado de su palabra.

( Aqui falta una foto en en blanco y negro)

Pero ahora no tengo ni un solo problema con mujer ninguna, ni uno solo, porque ADE, me soporta más allá de mis neuras, porque ADE me arropa más allá de mis flaquezas, porque ADE me quiere cuando en la gramática de mi ADN ya no tenía nombre ni apellidos de mujer que llevarme a la boca, ni hacerse huésped de mi viejo corazón ayer.

En el primer año de nuestro señor presidente Mariano Rajoy Brey Leloup, en el Madrid de los menos gastos sociales, entre las 8 y las 9 horas del año en que se celebra el Centenario del Hotel Palace .(2012)      

Chema Rubio Segovia


Publicado por ChemaRubioV @ 9:33  | RELATO .
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios