Lunes, 21 de enero de 2013

En VILLAVENDIMIO no hay cines, ni existen centros de ocio.Y se alzan los árboles buscando los cielos , y se abre el sol a los ojos más allá de las metrópolis donde cada día estalla una nueva bomba económica en las noticias que le sacan a uno de las casillas.Por la calle Cacereños recuerdo recuerdo la vida de las bisabuelas que lucharon por los hijos y por nada eran detenidas.Y es que pesan más aquellos recuerdos que los poderes de nadie en un corazón sin miedo.

Escrito cerca de Orihuela,21 de enero del 2012.Chema Rubio V.


Publicado por ChemaRubioV @ 23:45  | RELATO .
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios