Mi?rcoles, 28 de mayo de 2014

Por Esther Peñas.

Un poeta se empeñó en engendrar. Un propósito, movido por la perseverancia de un loco. Un piantao, que dirían los argentinos (Piazzolla, al menos). Y le dio cuerpo, poco a poco, en ese alumbramiento. Y páginas. Porque el sueño de este poeta olía a tinta, y lo venteaban los nombres de otros poetas. Por arquivoltas llevaba versos. También ilustraciones, como zurcidos de organdí. El poeta, Chema Rubio (a quien sólo la licencia de la amistad permite tutear en esta entrevista). El empeño, ‘Los poetas de la senda. Selección natural. Muestra internacional de poesía contemporánea (1958-2013), ediciones Ópera prima.

 

¿Qué tienen en común los poetas de la senda?
Son poetas y son personas que, de vez en cuando, sacan su animalidad en forma de verso... en realidad, este proyecto no tiene nada que ver con la senda. Lo que ocurre es que soy una persona con grandes obsesiones, una de ellas es Miguel Hernández (obsesión, pasión, llámalo como quieras...) Desde 1998 hasta hoy, voy todos los años durante tres días a esa convocatoria llamada ‘la senda del poeta’, en la que recitamos a Miguel Hernández. Este libro, que podía haber tenido seiscientas páginas, de no haber perdido algunos archivos de mi ordenador, nace después de su centenario. En realidad, iba a coincidir, pero, verás, por un lado, como admirador de Miguel Hernández, estaba encantado de la cantidad de actos que había en su nombre, porque era darle mayor proyección; por otro, lo cierto es que pensaba que no era bueno, que había actos deplorables usando su nombre, así que se me quitaron las ganas, todas, de hacer algo aquel año...

 

Y decidiste retomar cuando ya no tocaba...
Eso es, cuando ya no tocaba. En verdad, cuando muere mi amigo y compadre Julio Álvarez. Así que lo hago de manera internacional, busco poemas de cualquier lugar del mundo, sin importarme si el poeta es mayor o joven, clásico o vanguardista. Así, hay un poema de Luis Alberto de Cuenca sobre fútbol, u otro de Luis Antonio de Villena que tiene casi veinte años. Por no hablar de un monólogo teatral, muy poético, eso sí, de  Vanessa Monfort.

 

¿Qué tiene Miguel Hernández que no tengan otros, Lorca, Rosalía de Castro, Salinas?

Para ver la entrevista entera pinchar en el enlace:

http://www.solidaridaddigital.es/SolidaridadDigital/Noticias/Cultura%20y%20ocio/DetalleNoticia.aspx?id=18386

Chema Rubio presentará el libro ‘Los poetas de la senda’ mañana, jueves 28 de mayo, en la Asociación de Escritores, en la madrileña calle de Leganitos, 10, a las 20:00 horas, junto a los también poetas Emilio Porta, Beatriz Villacañas, Antonio Pastor, Gracia Trinidad y Juan Carlos Mestre.


Publicado por ChemaRubioV @ 11:11  | ENTREVISTAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios