Lunes, 14 de julio de 2008



Mario Gallardo ([email protected])




Faltaban pocos días para las elecciones de mi país, los candidatos presidenciales daban como siempre sus patéticos y pérfidos discursos ante unas personas que no se si mas que estúpidas
Eran retrasadas o es que yo juzgo mal y los habían hipnotizado.
Todos los candidatos tenían seguidores, pero era de asombrarse que uno de ellos, un señor que era periodista tuviese un gran número de personas apoyándole para elegirlo como el presidente de nuestra nación. A mi me dejaba perplejo ver que un idiota ignorante pudiera tener tantos seguidores y hasta aposte una buena cantidad de mi dinero con un amigo, a que jamás ganaría la presidencia.
El momento para el gran día de esos hombres que no tenían nada de grande estaba por llegar y por obra del diablo o por algún productor de Hollywood que todo pueden, el hombre por el cual yo había apostado una segura derrota, hombre que tenía más adeptos que una epidemia de langostas en unos campos de maíz, gano las elecciones por una cantidad abrumadora de votos, aplastó a sus contrincantes y a la vez aplasto mi bolsillo, primer augurio de una gran pobreza fuerte en mi tierra de pobres.
El tiempo transcurría y yo no miraba ningún cambio para bien del país, era lo mismo dentro del sistema de gobernación, la misma miseria, la misma delincuencia, todo era lo mismo, cada gobierno era como un espejo del anterior, solo que en este caso más opacado.
Un día al leer el periódico note algo que me llamo mucho la atención, la portada del periódico decía así “después de ser el país que en un tiempo fue el mayor exportador numero uno de bananos, Honduras pasa a ser el mayor importador del esa fruta en el mundo”.
La noticia me dio mucho de que pensar, me imagine que era una estrategia del país para luego revender el producto y así tener muy buenas ganancias y de paso ganar el viejo prestigio que se tenía años atrás. Eso era lo que en fin yo pensaba, pero no estaba seguro, así que me di a la tarea de averiguar el mencionado caso.
Comencé unas pequeñas investigaciones
Sobre que se estaba haciendo con tanto banano, y sobre las ventajas que se tendrían en invertir en tanta fruta. Lastimosamente aunque trate de averiguar por diferentes medios, la información que tanto buscaba no se dejaba ver por ninguna parte, eso era algo insólito con tantos chismoso por las calles.
Como no pude averiguar nada me retire a mi labor de siempre, leer, escribir, vagar por la ciudad y tomarme unas cervezas.
Fue en uno de esos días en que estaba haciendo lo de costumbre cuando al pasar por una esquina encontré la respuesta de mi enigma de días atrás, la primera plana del periódico dejaba verse en letras inmensas con estas palabras “Presidente es llevado de emergencia a una clínica en el extranjero por cambios drásticos en su cuerpo” eso era increíble, devoré la noticia como si las letras me fueran a llenar el hambre de la razón, jamás me imagine que algún día se diera el caso de una in=evolución, yo que era admirador de Charles Darwin, en ese momento deje de serlo, era el primer caso en la historia de un hombre que se convertía en mono, era algo extraordinario, pero a pesar de la conmoción que la noticia causo en el país y en el mundo, a pesar del verdadero inicio del realismo mágico en la literatura, yo no estaba tan asombrado, porque bastaba escuchar a ese hombre, para poder darse cuenta, que un mono, simio, orangután o lo que sea en lo que se haya convertido descansaba dentro de el.

L.V.


Tags: realismo magico, america, cominzo, gallardo, dante

Publicado por ChemaRubioV @ 9:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios