S?bado, 26 de julio de 2008

*******************************************

****TEATRO: El Quixote de George Town ****

*******************************************

 

  

 

 

 

 

 

Voz en off
(Anfiolante desde el fondo del patio de butacas y mientras avanza al escenario recuerda  este poema)

  

                               EL QUE ME LLAMA 

                               PERRO,  ES MI                          P A D R E.

                              

                             LUZ 

                             QUE  SE  COSE

                             EL         O I D O:

                            

                            COMO                                               H I E L O.

 

(Ficción de la realidad, creada por la imaginaria necesidad del hijo, al que le pesa tanto el  gen con el que nace, como el destino de ser siempre parte de otro, y la carga del apellido sin poder revelarse contra nadie. Le  pesa tanto que no puede zafarse de él ¡ ni  en sueños! Por eso busca la manera, provocando al padre, y  oye  la  palabra  ¡Perro!  y  feliz abandona  el compromiso adquirido al nacer. )   

Anfiolante  (Aparece como un vagabundo)

Señoras y señores, respetuoso público o no, las horas van cayendo, y la hora de cerrar se acerca. Los personajes que aparecerán ante ustedes son el alma de Cervantes, la vocación somnífera de Don Alonso, el Quijotismo del Don, y lo que el autor ha querido alucinar con la hoja de Extramonio en la boca.

Apriétense los cinturones, y una vez sus cuerpos bien ajustados a sus asientos... que las señoras manos de al lado les masajeen un rato. Todo vale, si el silencio se hace. ¡Que aparezcan las putas a llenar este trozo de escenario, y los poetas vengan en su compañía o al revés! ¿Quién es quién? No lo sé, yo sólo entiendo de la multiplicación de las  Pes.

 La Política puñetera              ¡al paredón!

Y la Propaganda periódica!            Junto a toda su publicidad

                                                                                      al paredón también.

Paredón de Paredones, el pie  recorre toda tu historia  triste y vergonzante, pero como padre sabio siempre  perdona.   

chemarubiov
www.chemarubio.com


Tags: quixote, universidadgeorgetown, washington, teatro, ficcion, real

Publicado por ChemaRubioV @ 18:46  | TEATRO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios