Domingo, 27 de julio de 2008

                                                 II

 

 

El  estrés / es un hombre encadenado / a las galeras del tiempo.

Dedique la galerada poética a Pablo G. Llamas con motivo de una exposición fotográfica. en Alcorcón. Cuando él caminaba colgado de la excesiva música del ansia. En este mes de Diciembre antes de que se junte con Enero, yo vivo sensaciones iguales. Enero comenzó el día 5.Cuando volví a nacer de nuevo. Aquella noche cerca ya del día de Reyes, cuando un conductor medio delirante; pakistaní, manejaba un autobús de doble piso. Me hizo ascender tres metros y despedirme contra la acera unos siete metros al menos. Yo volví a nacer de nuevo en Londres, (Diez días estuve buscando trabajo) creo que  aquel milagro solo tenía un fin, volverme a enamorar. Volver a vivir. Tener un hijo como hace algunos años una loca tarorista me pre-dijo .Llegué a Lulita, o al revés, y creí haber hallado las soluciones que la vida me proponía .Cuanto deseo no equivocar los pasos de nuestra historia reciente, con algún traspiés prematuro, o, desliz incoherente, en el meollo de nuestra  cuestión.

Un día después. En la Sala más Grande de Europa como así reza en su escaparate.   

                                                    III                                 

 Los poemas del adiós / se rebelan/ hasta borrar las murallas del silencio.

Aunque este poemita con aire de haiku, fue impulsado al aire en el funeral del poeta turco Can Yusel, a mi lado se encontraba  Inan Telquerun y ambos compartíamos la tristeza, no sé exactamente por qué te dedico este mi poema usado. Quizás sea una profecía y yo aun no lo sé. Espero que  se equivoque mi rabia ventral, y el corazón no atienda tampoco a  los análisis que le llegan de la parte blanda del cerebro. No son reproches. Solo escribo para que no se  pierdan las alturas que hemos logrado, para no abandonar la avanzada construcción ultima del tejado, y las tormentas venideras  no hallen agujeros por donde todas nuestras compras y regalos de terceros, se inunden y con ellos nos hagan naufragar. A veces siento que nuestra R del amor, se asienta sobre un campo sembrado  de minas a punto de ser asaltado por  la pólvora de un ejército levantado por la fuerza de las granadas. Hoy al no saber de Ti ni tan siquiera por

Emilio. Y pasar tan cerca desde donde enviabas las cartas a Mallorca, y  solo un sobre  llegó (me la entregaste en mano, con un apunte  escrito a lápiz que decía: ojo dirección incompleta. Entonces me he acercado a tus días en la españa de aznar, y te encontrabas recorriendo el Norte. Hiciste bien, porque quizás nunca seas capaz de volver a IBERIA. Ayer la luna /se olvidó de mí/ y yo  de su blancura.

Antes de ayer pudo haber sido, seguro, al revés. Pero después será imposible el retorno al mismo paraíso. Podemos  acercar pasiones, pero debe ser de igual a igual.

Escrito en la Roca de Calatraz. Mallorca. 7-6-2003

chemarubiov
www.chemarubio.com


Tags: mallorca, enero, saladeinternet, londres, turquia, can yusel

Publicado por ChemaRubioV @ 13:49  | DIARIO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios