Martes, 29 de julio de 2008

A COQUE MAYA LO CONOCI EN EL COLEGIO MAYOR
Miguel AntonioCaro.

 Ya lo dije antes pero me da lo mismo, por algo será. Y a otras muchas personas ahora  puedo recordar: a  la punk -Margarita y a las malagueñas  Alicia y su hermana y a Sofía al colombiano Lucho al  teleco Carlos  y a otros muchas personas imborrables , mi cuerpo lo sabe pero la memoria solo es una y no tiene cabida para todo el presente ni mucho menos tanto pasado. Pero ellos me ayudaron mucho en el gran cambio .Junto a Carmen fui el único culpable o inocente de la separación de las sábanas de color. Hasta que la muerte nos separe la memoria nos lleva.

Llego el verano. Seguimos en el 89. Siete de Julio. A las  Veintitrés horas llegó un

vicecerrector acompañando a cuatro mujeres rusas. Primer intercambio entre las universidades de Moscú y Madrid.

De Svetlana  Maliavina  solo debo reseñar  que aun  me dura su amistad y  es algo que no podrá cambiar así se caiga el cielo en cualquier rato que dios no mire. A Tatiana la veo menos , siempre se halla de viaje. Fue un gran año aquel, alemanes de las dos repúblicas ( juntos más o menos)  brasileños y españoles(gimnastas o pintoras Gloria de Albacete) Fernando y Natacha ambos de  salamanca, Lourdes de Lérida, Fernando Izquierdo , y Norte-Americanos-del Medio. USA queda entre los  norteamericanos de Méjico y los de CanadáGui?o.El guía de los estudiantes vivía en el estado de Virgina , era un tipo alegre que tocaba la guitarra todas las noches y cantaba sus propias canciones .Una mañana me habló Sveta de que además este hombre escribía poemas .Aunque él siempre nos decía que solo era profesor de literatura hispanoamericana en la Universidad de George Madison .En la dorada época de la transición curso el doctorado en Madrid, disfrutando a profesores como  Claudio Rodríguez , Julian Marías o Carlos Bousoño. Entre la eolítica y la poesía siempre había  tiempo para el amor. Su nombre amigo: Rei  Berroa.   

  Junto al M.A.C. también  fui el regente de  la concesión de la cafetería del Colegio Mayor Francisco Franco. Después  de un curso dimití. Antes de este suceso,  había demostrado mi poca querencia hacia las costumbres rectoras. Rompimos las ataduras del contrato por incompatibilidad de caracteres. Igual que en los divorcios de la época.  Del cambio suspirado al cambio transformado. Aquí hubiera querido ver a kafka y la Metamorfosis y las pesadillas del Proceso y las cartas escritas en el Castillo contra su Padre. Un mes más tarde con Agosto desaparecido llegó el mítico Septiembre. Otro cambio. Y es que basta con desear para no poder borrar el camino entre-visto previa-mente. Miguel Palazuelos Rincón me acogió en sus cafeterías. Miguel consiguió ser empresario como siempre quiso. Yo siempre seré escritor(o enfermo de las letras) aunque vuelva siempre sobre los  libros escritos .Como Mallarme pienso que jamás queda concluido ninguno.

 chemarubiov
www.chemarubio.com


Tags: colegios mayores, rusos, poetas, musica, coquemaya, canarias

Publicado por ChemaRubioV @ 18:52  | DIARIO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios