Domingo, 03 de agosto de 2008

PROLOGO

 

      Los historiadores serios no juzgan, relatan.

Los revisionistas, por lo general, son tenden-

ciosos y partidarios. A los literatos les queda

contar la historia como pudo haber sido de no

haber sido lo que fue… Esto le permite muchas

licencias, de las que estimo no habría que abu-

sar para no distorsionar totalmente la historia

según nos la presentan en general. Pretendemos

muchas veces introducirnos en la psiquis de los

personajes, haciéndolos hablar y actuar a nues-

tro criterio. Quizá  pudo ser, pero no fue.

         Por ejemplo, si  Francia no hubiera comprado

 a la República de Génova la isla de Córcega en

 1768, Napoleone Buonaparte Ramorino

nacido el 15 de agosto de 1769, de una familia

de la nobleza pobre napolitana, no hubiera sido

francés. ¿Podría entonces haber podido entrar a la

 Ecole Militaire de Brenne, de donde  egresó subteniente

 de artillería a los 18 años ?  Su  vocación y ambición

lo hubieran llevado sin duda a ser un militar notable,

 mas, ¿al servicio de quién? Podemos intuir que su

 destino o suerte , hubiera sido distintaa que llegar

a emperador . . .

         Si el seminarista georgiano Iósiv Visarionovich

 Jugachvili hubiera continuado con su vocación

religiosa, Joseph Stalin, podemos afirmar, ¨el terrible¨,

Señor de todos los Soviets, con sus impiado-

sas   matanzas, individuales, colectivas que dejan

enano al czar Iván el terrible, no hubiera existido.

Czar, césar en ruso.

          Y así muchos otros que rebelándose ante

imposiciones paternas tomaron el camino que

les dictaba su vocación, en suma, sus destinos.

           Cuando los norteamericanos dejaron

caer sus bombas atómicas sobre Hiroshima y

Nagasaki, el sabio Albert Einstein, que con

sus descubrimientos hizo posible ese nefando

suceso, habría dicho, ¨de saberlo, hubiera pre-

ferido ser plomero¨. El presidente Truman

desoyó a los  hombres de ciencia que le pidieron

detonar las bombas en lugares inhabitados,

para amedrentar al Japón.

Pero las razones militares pudieron más, pues

Hiroshima era un estratégico centro japonés de

abastecimiento.  .

          Si el cabo de la primera guerra mundial,

 Adolf Hitler hubiera logrado fama con  s u s

  pinturas, que fueron modestas, ¿ habría exis-

tido el führer… ? Enigma. Y así por el estilo.

Hay otros enfoques, relatar hechos como si

el autor los hubiera presenciado o sus imaginarios

personajes, las muertes de Belgrano, Alberdi y

la caballeresca de Enrique Granados, el músico

español.

   O fantasías sobre el doble del general San Martín

o la fingida muerte de Moreno en alta mar . . .

    Qué deci8r de la licencia de Shakespeare en Hamlet,

Que muerto su padre lo deja en príncipe, cuando debió

Ser el nuevo rey…no su tío que se casa con la reina

Viuda. Salvo mejores opiniones.

            Aquí presento veintinueve relatos , cuyo

definitivo epílogo lo escribirán los lectores y quizá

impulse a muchos en bucear la historia que tenemos

por verdadera…según sus autores, pues bien se dice

que la Historia la escriben los vencedores . . .

 

José-Angel (Maese) Gregorio

C.A. BAIRES


Tags: premio, reina, relatos, prologo, maese gregorio, literatura

Publicado por ChemaRubioV @ 12:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios