Domingo, 03 de agosto de 2008
HA MUERTO UN SOLDADO.HA MUERTO UN NORTEAMERICANO. HA MUERTO UN
NEGRO.HA MUERTO UN POBRE. HA MUERTO UN HIJO.HA MUERTO UN SER HUMANO..

Hola familia, al comienzo de la invasión a Irak los iraquies le
tendieron una emboscada a los nortemericanos. Mataron algunos y
tomaron prisioneros ,cuyas imagenes fueron mostradas por la cadena
Al Jazeera.. Entre los prisioneros se encontraba una mujer de raza
negra,algo gruesa y con cara de estar un tanto asustada.El racista
del grupo ,Diego Villaroel-porque siempre lo hay-que ya venía
cargando las tintas con el asunto de la presencia de negros y
latinos en las tropas yanquis no desaprovechó la ocasión y se
desganitó hablando de la presencia de « negros feos y gordos y
chicanos » en el ejercito gringo y no perdía la ocasión de mencionar
al « Negro Powell »-Donald Runself no era el « Blanco Rumsfeld » era
simplemente Rumsfeld. Lo que no sabe ese gordito que se precia de
ser ario puro y que ve svasticas hasta en las cavernas del hombre de
Cromagnon es que l ejercito gringo-como el ingles –es un ejercito de
profesionales y que por lo tanto los soldados reciben un
salario.Naturalment e los que se enrolan son los que estan
economicamente más desafavorecidos- que en Gringolandia son los
afrodescendientes y los hispanos. Hay que contar ,tambien, con el
hecho que una vez terminado el contrato con la US Army al recluta se
le pagan los estudios,si quiere estudiar,que en USA son muy caros.
Además , cosa muy imprtante para aquellos que arrastran pecadillos
de juventud, al salir de los marines el individuo recobra su
virginidad penal porque por ley el nuevo empleador no puede
preguntarle que ha hecho antes de entrar en los marines. Claro que
eso son detalles sin importancia para un individuo que se precia de
ser nieto de presidente,hijo de embajador y de tener un patrimonio
familiar de 30 millones de dolares…
Es pore esa razón que hoy hemos invitado un avez más a nuestro cuate
y colega microfonero Max Lesnik y a un artista colombiano que vive
en el exilio
Goa ahead muchachos, el microfono les pertenece expliquenselo al
gordito…

El entierro de un Soldado.
Max Lesnik

Poca divulgación tuvo en Miami en los medios de comunicación en
español el sepelio de Edmond Lee Randle, sargento del ejercito de
Estados Unidos de 26 años de edad, muerto el pasado 17 de enero
cuando un artefacto explosivo impactó el vehículo en el que viajaba
por una carretera a las afueras de la ciudad de Bagdad.
Edmond Lee Randle es el primer soldado norteamericano del sur de La
Florida muerto en combate en la guerra de Irak. Tenía el rango de
sargento y le gustaba tocar la trompeta. Era negro y de familia
humilde, como tantos otros reclutas que están en el frente de
batalla dando el pecho, cara a la muerte, mientras los patrioteros
de siempre dicen vivas a la guerra, una guerra a la que ellos irán
jamás.
El joven Randle tenía un sueño. Quería seguir los pasos de su padre.
Ser músico y tocar la trompeta en la banda de su universidad. Y para
poder seguir sus estudios superiores se enroló en el Army. Entró en
el ejercito en busca de una vida mejor. Y lo que encontró fue la
muerte en Irak. Sobre su féretro había dos condecoraciones: El
corazón púrpura y la medalla de bronce del valor en combate. Y una
bandera norteamericana cubría su féretro mientras su madre lloraba,
apagando con su llanto el sonar de los disparos de rifle que ocho
soldados hicieran al bajar a la tierra los restos mortales de quien
en vida fuera el sargento Edmond Lee Randle, un joven negro que
no pudo ver realizado el sueño de ser trompeta y tocar en la banda
de marcha de su universidad.
El entierro fue en el cementerio de Carol City. Entre familiares,
amigos y compañeros de armas del sargento Randle, sumaban mas de mil
los que lloraron la muerte temprana de este joven norteamericano
que no quería la guerra pero que fue al frente de batalla mientras
los guerreros de palabras se escapan de ella porque para lograr sus
ambiciones, como el del soldado Randle de ser trompeta, no necesitan
alistarse en el Army para pagar sus estudios en la universidad.
¿ No ha escuchado Ud. las arengas radiales en nuestras emisoras
hispanas a los patrioteros de micrófono apoyando la guerra de Irak?
Pues ni uno solo de ellos estaba en el cementerio de Carol City
diciéndole adiós al soldado Randle, el joven negro norteamericano
que no vio su sueño realizado, porque terminó destrozado por una
bomba en Irak.
No conocíamos al sargento Randle. Nunca él supo de mí ni de tantos
otros como yo que hoy lamentamos su muerte inútil en una lejana
carretera de Bagdad. Nuestro adiós para este joven soldado. Murió
allá en Irak como un valiente, mientras los cobardes de acá claman
por guerras que ellos no irán a pelear.
La trompeta, su trompeta, toca silencio. Se escuchan los disparos
que hace la guardia de honor. Ha muerto un soldado. Ha muerto un
norteamericano. Ha muerto un negro. Ha muerto un pobre. Ha muerto un
hijo. Ha muerto un ser humano. Pudo haber sido otro cualquiera. Pero
le tocó a él, al sargento Randle. Muerto en combate en
Irak.
¡Que descanse en paz!
************ ********* ********* ********* ********* *********
CRÓNICA DE UN ESTADO TERRORISTA

De los campesinos viene la gente más bella de mi tierra colombiana,
la más humilde y sufrida, la de familias en montañas solitarias
cargadas de esperanza, seres autosuficientes y sencillos, aquellos
que se levantan resistentes con el gallo y con manos fuertes se
atreven a arañar el suelo, y a fuerza de mirar pa abajo no creen en
más poder que el de sus brazos. De ellos tambien viene el hambre de
justicia, clamor amerindio del que labra la tierra, del que trabaja
con el sudor de la frente, de quien siente el trabajo como un
destino cruel pues siembra aquello que nunca cosechará y que, de
hacerlo, nunca lo comerá, pues tal es la economía imperial, ajena al
derecho de los débiles jornaleros, esquilmados por el mercado, la
usura, el fraude y la injusticia social al concentrar la tierra, los
medios de producción y la propiedad de la abundancia en muy pocas
manos, dejando millones de seres marginados y sin posibilidad.

Hoy día esos campesinos son desplazados forzosamente en un éxodo
masivo de poblaciones que huyen de los infiernos para salvaguardar
la vida amenazada por el hostigamiento y la barbarie de los
genocidios oficiales. Éxodo de sobrevivientes de familias
victimizadas, que alcanzaron a ver o a escuchar los gritos de sus
parientes torturados, éxodo de viudas y huérfanas, que vieron quemar
sus casas a altas horas de la noche, mientras asesinaban a sus
esposos, padres y hermanos con la más cruel de las sevicias. Éxodos
de cientos de miles que llegan ya hasta el trasero vergonzoso de
nuestras ciudades, aprovechando las sobras, la chatarra de la guerra
y reciclando cambuches de los escombros como si fueran harapos
metálicos cocidos con restos de alambradas.. .

La democratadura

Durante los últimos 50 años se pervirtió el ideal democrático y se
legitimaron las medidas que cercenaron las bases mínimas de nuestra
democracia, con el supuesto de garantizar la "seguridad". Se puso en
marcha une justicia de excepción que condenó a Colombia a una
profunda regresión del exiguo Estado de Derecho y lo convirtió en
Derecho de Estado. Ahora el derecho no defiende al débil, sólo lo
condena, lo estigmatiza, lo penaliza, lo deslegitima y falsea.

Fueron las "leyes" pista de carreras del poder despótico y el
terrorismo, al dar impunidad encubridora a todas las decisiones de
muerte de la irresponsabilidad estatal.

El Gobierno estableció la doctrina de seguridad nacional basada en
el "pangermanismo" fascista, ya que a través de la Escuela de las
Américas entrenó a los militares colombianos y les enseño a ver "lo
perverso" de los pobres que se organizan en movimientos sociales,
les enseñó cómo desconocer la dignidad de los líderes cívicos y
sindicales, los entrenó en técnicas de tortura, asesinato,
desaparición, saqueo, violación carnal y exterminio, a fin de limar
la capacidad de lucha por la justicia de tantos miserables, y
finalmente optó por su carta estrella, la del genocidio y el terror
contra el "primitivo campesino" acusado de culpable "comunista-
terrorista". ..

Finalmente puso a su servicio los mass-media para jerarquizar a sus
oficiales cuando exhiben como trofeo los cadáveres de la población
civil, a los cuales califica de "bandoleros- combatientes" . Nuestro
hermoso país y valeroso pueblo ha vivido bajo el estado de excepción
los últimos 50 años, convirtiéndonos en la vanguardia de las
dictaduras "inteligentes" .

Allí se engendró el Estado terrorista con la facultad de hacer del
uso de la fuerza su instrumento fundamental del ejercicio del poder,
y con él lo que se quiera con las personas y las cosas, donde se
dictan leyes para no ver delitos, pues hasta el mismo asesinato
tiene un instrumento jurídico, para que los asesinos sepan que nunca
van a ser castigados, permitiendo convertir lo ilegal en legal y la
impunidad en norma, imponiendo así una tradición institucional de
violación de los derechos humanos, lo que le ha merecido el
apelativo de Estado genocida...

El engendro se estableció en la silla de gobierno, con un fascista
desaforado que opera abiertarmente o en secreto, con organismos
paramilitares para que "no comprometan" al Gobierno a fin de
eliminar físicamente al adversario político, y finalmente crea y
financia un cuerpo amplio de base mercenaria, a fin de consolidar un
clima de sospecha generalizada y represión contra cualquiera que ose
discrepar de la política oficial.

Ese monstruo se llama Álvaro Uribe Vélez (AUV), quien se ha servido
del "patrioterismo" desenfrenado de los grandes propietarios de la
tierra para defender los megaproyectos de hemisferio y los
estándares elitistas haciendo la guerra rapaz y la contrarrevolució n
rabiosa contra los sin tierra. El fascista y sus cuerpos de élite se
declaran enemigos depravados de todo el pueblo trabajador,
constituyendo sistemáticamente el ataque más feroz contra las masas
campesinas. En su afán se estableció un aparato legal inepto para
construir justicia que usurpara violentamente los patrimonios de la
nacionalidad. Al disponer de un mecanismo judicial de ceguera ante
las estructuras criminales institucionales que generan delitos de
lesa humanidad, el Estado no ha podido ocultar que es una decisión
deliberada de la política del Ejecutivo que desconoce o ignora las
aberraciones de la Fuerza Pública y paramilitar contra la seguridad
y la vida de una persona o población, a fin de nunca llegar a la
verdad y de jamás identificar a los culpables. Es mucho más que
fracaso en percatarse del crimen, implica la coautoría, cohecho y
responsabilidad ya que el aparato de "justicia" no concede espacio
para la búsqueda de evidencia que conecte la acción criminal de los
agentes a sus raíces estructurales institucionales, corroborando su
política cómplice de impunidad, ya que impide sancionar a los
victimarios obstaculizando cualquier medida correctiva del
terrorismo estatal.

Posicionamiento de la imagen internacional de un genocida

Uribe es la mente monstruosa que fraguó desde los años 80 los
primeros grupos de mercenarios (Convivir) siendo gobernador en
Antioquia: matones a sueldo que obraron bajo seguro con el miedo de
sus víctimas, la ausencia del riesgo que implica su crueldad, la
complacencia del poder cuando ejercían su macabro oficio, y el
empleo de una tecnología barata, para eficacia del sistema asesino.

Este laboratorio de muerte tuvo éxito en su hacienda personal y en
el departamento que gobernaba, lo que le permitió exportarlo a
diferentes regiones del país contando con apoyo armamentístico de
las Fuerzas Armadas y entrenamiento internacional israelí y
financiamiento del narcotráfico, dando origen así a las AUC-
paramilitar.

Tal estructura militar es paralela a los cuerpos de fuerza oficial,
a fin de ser agente violador (sin castigo posible) del derecho
internacional humanitario; así el paramilitarismo es hijo ilegítimo
del terrorismo del Estado colombiano, a fin de operar una guerra
sucia que acalle las alternativas políticas, no importando que en su
sistémico accionar vandálico se masacre, se expropien las fincas, se
asesine selectivamente a los líderes populares y se amedrante la
Nación entera, como lo hiciera el fascismo alemán.

El genocida logró montar con plata del narcotráfico el 30% del
congreso colombiano, a fin de impulsar el Plan EU-Colombia,
agenciado por grandes transnacionales y la ultraderecha nacional.
Ese plan, ahora llamado "Iniciativa Andina", es un proyecto
operativo de penetración del nuevo modelo de desarrollo económico,
adelantado por el gobierno establecido a través de un conjunto de
operaciones encubiertas de los grupos paramilitares (alianza entre
Fuerza Pública y escuadrones de la muerte) con el fin de
desvertebrar las organizaciones de oposición, sean sociales,
sindicales, populares o de izquierda, sin importar que para ello se
violen los derechos humanos, civiles y políticos, pues se procede
bajo el amparo de la más escandalosa impunidad, silencio y
complicidad tolerante.

Ahora el Estado responde a las imposiciones neoliberales, con un
alto costo para la vida del pueblo, aplastando con crueldad a los
empobrecidos con más aumento de la mortalidad infantil, hambre,
enfermedades evitables y analfabetismo, desalojo de las parcelas y
desplazamiento interno de comunidades y etnias enteras. Son muchos
los testimonios de las víctimas, y tantos los testigos del odio con
que actúan los agentes del Estado, quienes degradan y se ensañan con
el que está más que humillado. Los paramilitares aprendieron la
doctrina fascista, que los convirtió en asesinos y mercenarios sin
vergüenza personal, ni astucia, ni la prudencia de no mostrar
descaradamente su carnicería... Ante Europa se han mostrado por las
fuentes más autorizadas de las organizaciones internacionales del
DIH, veedores, y la Iglesia misma, toda la sevicia y la barbarie del
genocida que humilla con crueldad extrema a las víctimas, sin
resquicio de compadecer sus sufrimientos, y que prefiere reírse
orgásmicamente antes de concederles la limosna última de alguna
forma de piedad. A fin de que no quede duda de sus "servicios a la
patria", los generales que han orquestado las masacres se han
librado higiénicamente de todo escrúpulo o residuo de compasión:
triunfales en el abuso, no han querido privarse del sarcasmo ante
los mass media, pues cuentan con el aparato judicial de protección
corrupta, pervertida, tolerante, y cruel aliada del terrorismo de
Estado.

La élite fascista acude ahora a la conversión social para mejorar su
posición en el concierto de las naciones, pero no abandona su
posición filosófica que acepta las diferencias de clase como asunto
natural y las justifica como necesarias para el ideal de perfección,
de la vida tranquila de unos cuantos ciudadanos, sobre las grandes
mayorías. Intencionalidad maquiavélica del Estado que osa en
declarar a los pobres del pueblo victimizado como culpables, por no
haber sido capaces de crear una sociedad menos violenta; estrategia
de bufones que impiden rectificar el rumbo de la justicia; manto que
aleja la reparación histórica de la verdad, en el momento de expiar
las culpas por acción u omisión de los poderosos y nos condenan al
olvido. Con esta nueva carta el país formal intenta moverse entre
los estrados parlamentarios de la Unión Europea, al apantallar una
democracia de la formalidad que se crea como realidad visible
durante la época electoral, para justificar olímpicamente las
acciones de poder, pues las víctimas no existen en los censos
oficiales, la verdad se disuelve, y la mentira se institucionaliza,
mientras se interioriza la culpa popular.

AUV viene a Europa con su verdad oficial, aquella que trastoca los
hechos, encubre responsabilidades, convierte en agresores a quienes
trasmiten el clamor de las victimas, y en agentes terroristas a las
ONG porque mantienen la memoria de los dolientes ante los
autoritarios métodos de la represión social. AUV trae verdades
construidas con falsificaciones y violencias de la mecánica procesal
para legitimar al Estado, pese a que los agentes judiciales tienen
pleno conocimiento de que sus decisiones contradicen lo que hay en
su saber y en su conciencia.

¡A todos los representantes parlamentarios, les llamamos con el
viento que sopla desde abajo! No es tiempo de silencio, ni de
indiferencia, tampoco es tiempo de neutralidad o de equidistancia.
No basta decir que no se está ni con los unos ni con los otros...
hace falta discernir la cualidad moral del actuar político que
implica compromiso para no ser indiferentes a la historia y en
cambio responderle a la construcción de un futuro posible a una
nueva Colombia.

Europa sabe que la resistencia es la noción de nuestro pueblo que no
se entrega al fatalismo, sino desde la negación a aceptar que la
culpa la tenemos las víctimas. Por eso proclamamos la vida en
dignidad como último baluarte de humanidad... Si hoy Europa acoge a
los hombres y mujeres, víctimas del poder que los destierra, verá
que ellos se erigen como constancia histórica desde el "no poder",
aquellos que no tienen más que entregar o ceder que la fuerza de su
inocencia, pues sólo cuentan con su dignidad absolutamente inerme y
su memoria para sobrevivir al desarraigo, afirmando el derecho a un
regreso digno a un país donde la vida valga la pena ser vivida.

Nuestra tarea histórica ahora y aquí es romper el miedo de
pronunciar las palabras para abrir la muralla del silencio y sacar a
la luz el rostro de la víctima, es socializar lo que ha causado el
terror, hacer respetar los derechos a la justicia del pueblo
oprimido, es afirmar la memoria de los líderes populares y rastrear
sus propuestas alternativas para la transformació n de nuestra
realidad. Es desenmascarar al Estado victimario; es utilizar como
única arma la "palabra-grito" , el discurso, hablado o escrito y la
imagen; es apostarle a los argumentos para combatir la injusticia,
Ya no importa que esta concientizació n de la palabra sea tachada de
peligrosa "pro-marxista" en nombre de la democracia. Denunciar es
entonces acción solidaria, abrir los brazos e invitarse a resistir y
enfrentar al terror y confrontarlo armados de verdad, de memoria y
vida posible.

No hay pertrechos ni caletas, guaridas ni refugios. No puede
haberlos. No hay pretextos en la ortodoxia jurídica, ni formalidades
parlamentarias que permitan eludir la responsabilidad internacional
por graves violaciones a la dignidad de las personas y los pueblos,
no puede ser un asunto de Estado el que con su fuerza aniquíle,
desaparezca, masacre, degrade, torture o viole gravemente los
derechos fundamentales.

Uribe debe ser apresado y juzgado

AUV vendrá con la carta del comodín de la baraja, es decir con la
cara en alto, sin el menor asomo de la culpa, pues ése es un
sentimiento del que carecen los dictadores vendepatrias y los
genocidas que se pasean por las calles sin poder verse como una
lacra, pues para no sentirse culpables atribuyen las culpas a "los
otros", de ser posible a las víctimas... tal como los violadores
suelen considerar que las mujeres tienen la culpa de haber sido
violadas. No, no se le puede conceder tal privilegio, ni decir que
su pecado es la omisión, pues hay miles de expedientes que
demuestran que lo peor de los horrendos crímenes es que ya estaban
anticipados y que nadie hizo nada para prevenirlos, que si hubieran
cumplido la ley quienes tenían la obligación de defenderla, el
criminal no habría dispuesto de la ocasión letal de actuar... No se
trata de la simple negligencia, ineficacia o falta de conciencia, se
trata de una omisión previamente concertada al más alto nivel de
mando de las Fuerzas Armadas de Colombia, es decir al Presidente,
trasladando así la responsabilidad al Estado, ya que él mismo fue
activo y dió el carácter de condición necesaria de esta coautoría
perversa, nunca fue desentendimiento.

AUV estará en Europa, y con él su cuerpo de encubridores, para
intentar que se perdonen los desmanes del Gobierno, los
desplazamientos forzados de dos millones de campesinos y un millón
de desterrados, el arrasamiento de bienes con bombardeos y amenazas
bajo el cobijo de la impunidad. Vienen también quienes atraídos por
las lógicas del poder, proponen soluciones que minimizen los efectos
de la denuncia de los sobrevivientes con su testimonio conmovedor
frente a la barbarie... y finalmente vienen otros que intentan
beneficiarse de los euro-recursos sin ofrecer una alternativa real a
la situación de crisis. Por todo ello, de la visita del genocida al
Parlamento Europeo, no puede surgir una bofetada más a la
autodeterminació n y la dignidad de nuestro pueblo marginado ante la
injusticia y el saqueo sin piedad, sino la expresión clara de la
profunda censura moral ante la humanidad, para romper con la
contemplación, la indiferencia y el desprecio por la continuidad de
su estrategia de muerte.

¡Ni un Euro para la guerra!

Es el reclamo que hacen a la dignidad de la persona y del pueblo
colombiano por trabajo, salud y educación. Por políticas sociales,
como corresponde a la gallardía de un pueblo auténtico reafirmado de
valores, consciente de su historia, sus capacidades, su suelo y
orgulloso de sus logros y riquezas.

Ningún pueblo logra la paz si tiene un pasado pendiente

La paz no se logrará con la simple ausencia de armas y hostilidades.
No puede hablarse de una sociedad en paz, respetuosa de los derechos
humanos, cuando miles de seres excluidos mueren en la puerta de los
hospitales por falta de atención médica, cuando a millones de
personas se les niega su derecho al trabajo y miles de niños,
mujeres y ancianos están en las calles comiendo inmundicias y
sometidos al exterminio en el más completo abandono. Y eso lo saben
ya nuestros movimientos hechos con golpes de dignidad, por eso
dejamos constancia histórica de nuestro repudio decidido,
profundamente crítico de la política globalizadora en su rol
neocolonizador de la Amerindia, la cual ha sido llevada a cabo con
terror invasivo y pillaje por los Estados Unidos de Norteamérica y
con la complicidad de un Estado que después de renunciar a sus
obligaciones fundamentales con el pueblo, traicionó la Patria,
arrodillándose ante los que se proclamaron los amos del planeta.

Europa debe reconocer que los colombianos no articularán la
violencia, profundamente repudiable, con un futuro que no se quiere
aceptar, si se tiene que sustentar en el perdón (impunidad de los
victimarios) y el olvido (censura a la memoria de tal pasado).
Concepto amplio que AUV intenta confundir con amnesia como queriendo
que la justicia desapareciera junto con los desaparecidos.

Tampoco sustentaremos nuestro futuro con una actitud sentimental con
los genocidas, argumentada en las leyes de ternura por las élites,
que no permiten reconocer a los asesinos ni establecer justicia,
pues la reconciliació n sería entonces una palabra mancillada que
exige el silencio de las armas, sin verdadera transformació n de la
sociedad, minimizando la tragedia e ignorando la memoria, pues
establece el perdón y el olvido como leyes de punto final, sobre las
espaldas de las víctimas, sin tocar las estructuras de la muerte...
(suficientes espejos de impunidad ya existen en Centroamerica) . Que
más quisieran los torturadores, aparecer en la foto de la historia
dándose la mano con sus víctimas y continuar impunes en un sistema
de exclusión y violencia. Para llegar a la reconciliació n es
indispensable la redistribució n equitativa de la tierra con justicia
social, a través de la promulgación de une nueva Carta Magna. Única
alternativa posible de saldar las deudas seculares con las
comunidades indígenas, afrocolombianas y mestizas a través de una
nueva ley que prioritariamente devuelva las tierras sustraídas a
millones de campesinos mediante la extorsión de la violencia;
entonces la reconciliació n será una meta en el futuro, despues de
advertir, desarticular y repudiar las motivaciones, que explican
estructuras y doctrinas históricas de la práctica del terror desde
el poder, así como:

*el inevitable y justo castigo a los culpables;

*Reconstrucció n de la moral, la memoria, los sueños de país y los
proyectos políticos exterminados;

*Reparación a las víctimas con indemnización económica a las
familias por pérdidas y perjuicios que incluso garanticen pensiones
de estabilidad a las viudas y huérfanos víctimas del conflicto...

Todo ello dentro de un Estado de bienestar y de justicia social que
concrete la igualdad (justa política salarial, reforma agraria,
defensa de los recursos naturales y la soberania, educación pública
y servicios, desmonte de la hegemonía, democratizació n de los
medios, y reforma de las Fuerzas Armadas).

Así, cuando se cumplan nuestros sueños, cuando el egoismo de las
multinacionales, la codicia de latifundistas, los intereses
acumulados de los empresarios, los odios de los militares actuales,
las exclusiones de género de la Iglesia, las exclusiones raciales de
la sociedad, se transformen en procesos generosos de redistribució n
de la riqueza y abundancia de la vida por la vida, se regarán
semillas de nuevas generaciones solidarias y consolidarán roles de
respeto a la dignidad humana, sólo así llegará el dia en que todas
las fuerzas comprometidas en el levantamiento tendrán que decirle
adiós a la guerra... lo contrario es un sacrificio más que humilla a rd5an1jo
los aplastados.

El Pasquin de Radio Bemba
 


Tags: radio, bemba, pobre, negro, hijo, ser humano, muertos todos

Publicado por ChemaRubioV @ 13:02
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios